/ domingo 20 de enero de 2019

Joven de 20 años elimina a Federer y deja vacante el trono de Melbourne

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015

Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Nueva desilusión en un Grand Slam para Roger Federer: el suizo de 37 años quedó eliminado ante el joven griego Stefanos Tsitsipas, decimoquinto jugador mundial, en los octavos de final del Abierto de Australia, al perder este domingo por 6-7 (11/13), 7-6 (7/3), 7-5 y 7-6 (7/5).

Federer, actual número 3 del ránking ATP, había sido el campeón en Melbourne en las dos ediciones anteriores y buscaba un histórico séptimo título en el primer grande de la temporada, un récord al que sigue aspirando Novak Djokovic, también con seis títulos en Australia y que jugará el lunes su partido de octavos de final contra el ruso Daniil Medvedev.

El mítico tenista de Basilea, ganador de 20 torneos del Grand Slam, tampoco podrá llegar en Melbourne Park a su título número 100 en el circuito ATP, otra de las metas que tenía fijadas en esta edición.

Es la segunda vez seguida en un torneo de la máxima categoría en la que Federer se despide en los octavos de final, ya que perdió en esa ronda en el último Abierto de Estados Unidos, entonces contra el australiano John Millman.

Un momento decisivo en la derrota de este domingo se dio en el segundo set, cuando Federer dejó escapar cuatro bolas a favor para haberse puesto con 2 sets a 0 a favor, cuando dominaba 5-4 en la segunda manga. Su rival terminó conquistando ese set, lo que le sirvió como revulsivo para culminar la remontada.

Federer rechazó cualquier comentario de que esta derrota es el principio del fin del hombre que ha marcado un antes y un después en la historia del tenis.

"Llevo escuchando eso en los últimos diez años. No hay nada nuevo con eso", afirmó.

Regreso a Roland Garros

El suizo sorprendió tras la derrota anunciando que estará este año en Roland Garros, un torneo donde no compite desde el año 2015.

En 2016 fue baja por un problema de espalda y en 2017 y 2018 optó por no participar en la temporada sobre tierra, para reservarse físicamente de cara a Wimbledon.

Estoy en un momento en el que creo que tengo que disfrutar. Es algo que he echado de menos, explicó.

"He decidido no hacer un gran parón otra vez más. Ya los tuve, no tengo la sensación de que sea realmente muy necesario", justificó.

Federer, campeón de 20 torneos del Grand Slam durante su carrera, se coronó únicamente una vez en Roland Garros, en 2009. Jugó otras cuatro finales en el gran torneo de París.

En la víspera del Abierto de Australia había afirmado "no haber tomado todavía la decisión definitiva" sobre su presencia en la temporada de tierra batida.

Por su parte, Tsitsipas, uno de los estandartes de la nueva generación del tenis masculino a sus 20 años, alcanza por primera vez los cuartos de final de un Grand Slam. Hasta ahora los octavos del año pasado en Wimbledon eran su mejor actuación en un grande.

"Soy el hombre más feliz de la Tierra en este momento, es algo indescriptible", afirmó Tsitsipas al micrófono de John McEnroe.

"Roger es una leyenda de nuestro deporte. Le respeto mucho. Es mi ídolo desde que tenía seis años, jugar contra él en la Rod Laver Arena es ya un sueño que se hace realidad, así que ganarle es algo indescriptible", afirmó.




Local

Adenawer González Fierros da positivo a Covid-19, confirman

Los rumores que se tenían desde hace varios días respecto a la salud del panista se constataron

Local

De cada diez pruebas por Covid-19, la mitad resultan positivas: Salud Federal

A nivel mundial, México pasó en las últimas horas del lugar once al diez por el número de enfermos confirmados

Local

“¡Por el derecho a vivir!”, se manifiestan familiares de niños con cáncer

Aseguran que los medicamentos llegan a cuentagotas o simplemente no llegan y muchos de ellos tienen que adquirirlos en el extranjero, pero a muy alto costo

Sociedad

[Exclusiva] Nunca voy a decir que un desaparecido está muerto: Rosario Piedra

Ayotzinapa se convirtió en “la mentira histórica”, afirma la titular de la CNDH, que en todo momento usa palabras de su madre, la líder del Comité Eureka y quien encabezó la lucha por los desaparecidos desde los años 70

Sociedad

México, con mayor tasa de letalidad en Covid-19

Supera a Estados Unidos y Brasil, alertó la Organización Panamericana de la Salud

Sociedad

Zamarripa, el fiscal estatal de Guanajuato cuestionado por ola de violencia

Zamarripa compareció ante los legisladores donde informó sobre los hechos ocurridos en el anexo

Sociedad

Confinamiento no es culpa del narco, responden estados a Segob

Descalifican videos donde supuestamente grupos delincuenciales obligan a los toques de queda

Mundo

El coronavirus ha mutado, alerta la OMS

Reconoce que ninguna vacuna contra el virus está suficientemente avanzada para pronosticar eficacia

Doble Vía

Gracias a Beethoven hallan células conceptuales en el cerebro

Estudio detalla que las neuronas individuales forman conceptos abstractos al escuchar la Novena sinfonía