/ jueves 31 de octubre de 2019

"No somos superhéroes", Marcelo sufrió ansiedad en final de Champions

Aseguró que previo a la gran final ante Liverpool, "no podía respirar" por momentos

Madrid, España.- El brasileño Marcelo confesó que sufrió un ataque de ansiedad en el vestuario antes de la final de Champions League en Kiev ante el Liverpool, aseguró que por momentos "no podía respirar" por la "carga" de responsabilidad que sintió ante la oportunidad de hacer historia con la tercera conquista consecutiva del trofeo más importante del mundo a nivel de clubes.

“Todo empezó la noche antes de la final, no podía comer, no podía dormir, sólo podía pensar en el partido”, relata Marcelo en un artículo de The Players Tribune. "Siempre sientes nervios, pero esta vez era diferente, creía que me asfixiaba".

Foto: AFP

"Cuando tienes la oportunidad de hacer historia, sientes esa carga mayor. Por alguna razón la estaba sintiendo de verdad. Nunca antes había sentido una ansiedad similar, no sabía lo que me estaba pasando y pensé en llamar al doctor pero me preocupaba que no me dejase jugar la final", agregó.

El día de la final los síntomas no dejaban al lateral brasileño. "No podía respirar. Intenté no entrar en pánico. Fue en el vestuario justo antes de la final de Champions contra el Liverpool en 2018".

"Pensé, ¿cuántos niños en el mundo juegan a la pelota? ¿Cuántos sueñan con jugar una final de Champions? Cuando pisé el césped todavía tenía problemas para respirar y pensé, si tengo que morir aquí esta noche, joder... moriré", expresó.

Foto: AFP

En cuanto la final arrancó todo cambió para Marcelo, que incluso se llegó a emocionar durante el partido. "Nos colocamos para el saque inicial bajo todas las luces, vi el balón de futbol en el círculo central y todo cambió. El peso se quito de mi pecho y estaba en paz".

"El balón se fue por saque de banda, tuve un momento para pensar y empecé a llorar. Nunca me había pasado en el mismo campo. Fueron solo durante diez segundos y me dije, "¡mierda!, tengo que cubrir a mi hombre'". Así volví a la realidad y seguí jugando como un niño", recordó.

La confesión de Marcelo tiene el objetivo de mostrar lo que sienten los futbolistas. "No somos superhéroes. Esto es la vida real y somos seres humanos que sangramos y nos preocupamos como cualquier otra persona".

Madrid, España.- El brasileño Marcelo confesó que sufrió un ataque de ansiedad en el vestuario antes de la final de Champions League en Kiev ante el Liverpool, aseguró que por momentos "no podía respirar" por la "carga" de responsabilidad que sintió ante la oportunidad de hacer historia con la tercera conquista consecutiva del trofeo más importante del mundo a nivel de clubes.

“Todo empezó la noche antes de la final, no podía comer, no podía dormir, sólo podía pensar en el partido”, relata Marcelo en un artículo de The Players Tribune. "Siempre sientes nervios, pero esta vez era diferente, creía que me asfixiaba".

Foto: AFP

"Cuando tienes la oportunidad de hacer historia, sientes esa carga mayor. Por alguna razón la estaba sintiendo de verdad. Nunca antes había sentido una ansiedad similar, no sabía lo que me estaba pasando y pensé en llamar al doctor pero me preocupaba que no me dejase jugar la final", agregó.

El día de la final los síntomas no dejaban al lateral brasileño. "No podía respirar. Intenté no entrar en pánico. Fue en el vestuario justo antes de la final de Champions contra el Liverpool en 2018".

"Pensé, ¿cuántos niños en el mundo juegan a la pelota? ¿Cuántos sueñan con jugar una final de Champions? Cuando pisé el césped todavía tenía problemas para respirar y pensé, si tengo que morir aquí esta noche, joder... moriré", expresó.

Foto: AFP

En cuanto la final arrancó todo cambió para Marcelo, que incluso se llegó a emocionar durante el partido. "Nos colocamos para el saque inicial bajo todas las luces, vi el balón de futbol en el círculo central y todo cambió. El peso se quito de mi pecho y estaba en paz".

"El balón se fue por saque de banda, tuve un momento para pensar y empecé a llorar. Nunca me había pasado en el mismo campo. Fueron solo durante diez segundos y me dije, "¡mierda!, tengo que cubrir a mi hombre'". Así volví a la realidad y seguí jugando como un niño", recordó.

La confesión de Marcelo tiene el objetivo de mostrar lo que sienten los futbolistas. "No somos superhéroes. Esto es la vida real y somos seres humanos que sangramos y nos preocupamos como cualquier otra persona".

Local

Comerciantes del Tianguis Cultural invitan a tapatíos a consumirles en línea

Tras nueve sábados consecutivos de ofertar su mercancía a la ciudadanía, esperan regresar la siguiente semana

Local

Jalisco, en los primeros lugares a nivel nacional por casos de dengue

La mayoría se presenta en colonias catalogadas como marginadas, en donde carecen de los servicios básicos

Policiaca

Roban pertenencias a trabajadores de Movilidad de Guadalajara

Por ese caso, el área jurídica presentará la respectiva denuncia ante la Fiscalía Estatal

Local

Conoce los tipos, síntomas y precauciones para combatir el dengue

Existen cuatro virus del dengue llamados DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4

Local

Comerciantes del Tianguis Cultural invitan a tapatíos a consumirles en línea

Tras nueve sábados consecutivos de ofertar su mercancía a la ciudadanía, esperan regresar la siguiente semana

Sociedad

IMSS rinde homenaje a los cerca de 50 mil fallecidos por Covid-19

El director general del Seguro Social, Zoé Robledo, quien se encontraban en reunión virtual de trabajo, se sumó al reconocimiento

Política

Sánchez Cordero admite fricciones con gobernadores por semáforo sanitario

La secretaria de Gobernación dejó claro que no debe haber rompimiento, por lo que convocó al trabajo en conjunto

Local

Regidores de Morena inconformes con comparecencia de comisario tapatío

El miércoles, a puerta cerrada, se llevó a cabo la comparecencia del comisario de la Policía de Guadalajara

Finanzas

CCE niega que prohibición a venta de alimentos preenvasados solucione obesidad

El Consejo Coordinador Empresarial señaló que la medida no genera soluciones al problema de obesidad infantil y, además, daña a la cadena de valor de la industria