/ lunes 23 de mayo de 2022

Froylan Díaz, un artista plástico que demuestra que el arte puede ser inclusivo

Sus obras le han abierto puertas y al mismo tiempo se han convertido en una herramienta de empoderamiento

Froylan Díaz es un artista plástico oriundo de la Ciudad de México llegó a la Perla tapatía a los 8 años, cinco años después fue víctima de una negligencia médica y perdió el sentido de la vista.

Esta situación más que derribarlo lo llevó por caminos inesperados que lo hicieron encontrar pasiones y objetivos nuevos que hasta la fecha, cumple y disfruta de manera entusiasta.


Te recomendamos → Zapopan firma convenio con ciudad de Brasil para mejores prácticas de innovación


Las primeras muestras de lo que vendría en un futuro se dan cuando era niño, ya que en la preadolescencia, Froy menciona que sentía un gusto en particular por el grafitti y que por la condición que adquirió, lo olvido por completo. Pero esto solo fue un preámbulo de lo que vendría más adelante en sus años de preparatoria.

Su reencuentro con el arte llega hasta sus años de bachillerato, ya que en la currícula de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se le pide al estudiante cursar un taller cultural que puede variar entre fotografía, arte, música y pintura, esto no motivó a Froy, pues sabía que por su condición los talleres y maestros no estarían preparados para ofrecerle una educación de primera por lo que dejó todo en manos del destino y tomó el taller que quedó a final de toda la selección, escultura.


Froylan Díaz se siente orgulloso de todo lo que ha hecho hasta ahora y de lo que le falta por hacer. Foto: David Tamayo | El Occidental


“Siento que mi incursión en las artes plásticas fue más por obra de la suerte o del destino”, mencionó Froy mientras palpa la que fue su primera obra llamada “cóncavo y converso”, que se encuentra al centro de la mesa.

El pronóstico que Froylan daba al inicio se hizo realidad y su primer semestre de taller fue complicado, pero su buena fortuna le puso en frente a un maestro que se comprometió a ayudarlo y fue en su segundo semestre que encontró la técnica que mejor se adecuaba a sus necesidades, la técnica del yeso tallado.

“El yeso tallado consta de trabajar un bloque de dicho material con diferentes herramientas y objetos, con el objetivo de dale la forma deseada”, explico Froy.

Froylan Díaz, motivado por su maestro para darle vida a sus esculturas

Este taller y su maestro lo motivaron a continuar con sus esculturas y hasta la fecha, no lo ha dejado, obteniendo resultados positivos y pasando también a otras ramas como la fotografía con la técnica “light painting”.

La escuela fue fundamental para él y su encuentro con el arte. Después de terminar la preparatoria, Froy se recibe como licenciado en Administración de Recursos Humanos por la UdeG.


Foto: David Tamayo | El Occidental


Sus obras le han abierto puertas y al mismo tiempo se han convertido en una herramienta de empoderamiento que lo han llevado a posicionarse como uno de los artistas con discapacidad más prometedores, logrando establecer su nombre y su trabajo de manera firme y segura. Se ha presentado en eventos como en la Feria Internacional del Libro, La Cumbre Internacional de Ciudad Incluyentes y en la 4ta Ruta Escultórica.

Sus esculturas y fotografías son el ejemplo más claro de que el arte no es algo a lo que tan solo algunos privilegiados tienen acceso, y busca romper este sesgo demostrando que el arte también existe para personas con discapacidad, sin importar condición o situación.

Froylan Díaz es un artista plástico oriundo de la Ciudad de México llegó a la Perla tapatía a los 8 años, cinco años después fue víctima de una negligencia médica y perdió el sentido de la vista.

Esta situación más que derribarlo lo llevó por caminos inesperados que lo hicieron encontrar pasiones y objetivos nuevos que hasta la fecha, cumple y disfruta de manera entusiasta.


Te recomendamos → Zapopan firma convenio con ciudad de Brasil para mejores prácticas de innovación


Las primeras muestras de lo que vendría en un futuro se dan cuando era niño, ya que en la preadolescencia, Froy menciona que sentía un gusto en particular por el grafitti y que por la condición que adquirió, lo olvido por completo. Pero esto solo fue un preámbulo de lo que vendría más adelante en sus años de preparatoria.

Su reencuentro con el arte llega hasta sus años de bachillerato, ya que en la currícula de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se le pide al estudiante cursar un taller cultural que puede variar entre fotografía, arte, música y pintura, esto no motivó a Froy, pues sabía que por su condición los talleres y maestros no estarían preparados para ofrecerle una educación de primera por lo que dejó todo en manos del destino y tomó el taller que quedó a final de toda la selección, escultura.


Froylan Díaz se siente orgulloso de todo lo que ha hecho hasta ahora y de lo que le falta por hacer. Foto: David Tamayo | El Occidental


“Siento que mi incursión en las artes plásticas fue más por obra de la suerte o del destino”, mencionó Froy mientras palpa la que fue su primera obra llamada “cóncavo y converso”, que se encuentra al centro de la mesa.

El pronóstico que Froylan daba al inicio se hizo realidad y su primer semestre de taller fue complicado, pero su buena fortuna le puso en frente a un maestro que se comprometió a ayudarlo y fue en su segundo semestre que encontró la técnica que mejor se adecuaba a sus necesidades, la técnica del yeso tallado.

“El yeso tallado consta de trabajar un bloque de dicho material con diferentes herramientas y objetos, con el objetivo de dale la forma deseada”, explico Froy.

Froylan Díaz, motivado por su maestro para darle vida a sus esculturas

Este taller y su maestro lo motivaron a continuar con sus esculturas y hasta la fecha, no lo ha dejado, obteniendo resultados positivos y pasando también a otras ramas como la fotografía con la técnica “light painting”.

La escuela fue fundamental para él y su encuentro con el arte. Después de terminar la preparatoria, Froy se recibe como licenciado en Administración de Recursos Humanos por la UdeG.


Foto: David Tamayo | El Occidental


Sus obras le han abierto puertas y al mismo tiempo se han convertido en una herramienta de empoderamiento que lo han llevado a posicionarse como uno de los artistas con discapacidad más prometedores, logrando establecer su nombre y su trabajo de manera firme y segura. Se ha presentado en eventos como en la Feria Internacional del Libro, La Cumbre Internacional de Ciudad Incluyentes y en la 4ta Ruta Escultórica.

Sus esculturas y fotografías son el ejemplo más claro de que el arte no es algo a lo que tan solo algunos privilegiados tienen acceso, y busca romper este sesgo demostrando que el arte también existe para personas con discapacidad, sin importar condición o situación.

Local

Futuro señala retrasos en programa Menstruación Segura

El objetivo total del programa sería alrededor de 396 mil estudiantes

Local

Entregan 88 locales del mercado San Juan de Dios

Con esta segunda entrega, ya son 148 los espacios renovados

Policiaca

Gobernador atiende a defraudados por el empresario Luis Osvaldo N.

Ayudarán a los afectados para buscar la forma en que puedan recuperar su dinero

Sociedad

Callan en Sabinas, Coahuila, sobre el dueño de la mina

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio

Finanzas

Descartan cierre de la T2 del AICM por mantenimiento

El director de la terminal, Carlos Velázquez Tiscareño, afirma que se determinará si se apuntala el edificio

Política

Enrique Vargas se ve mejor posicionado para la gubernatura del Edomex

El exalcalde de Huixquilucan afirma que, con o sin alianza con el PRD y el PRI, el Partido Acción Nacional es competitivo en territorio mexiquense

Mundo

En primer día como Presidente, Petro va por impuesto a ricos

El proyecto, ya en el Congreso, prevé financiar los grandes planes sociales que prometió el nuevo presidente

Finanzas

Prevén más crisis de oferta en autopartes

La industria automotriz corre peligro por una prolongación de la escasez de semiconductores

Gossip

Olivia Newton-John será la eterna Sandy

Olivia Newton-John, quien protagonizó Vaselina con John Travolta en 1978, falleció este lunes 8 de agosto a los 73 años, víctima de cáncer