/ martes 7 de agosto de 2018

Conoce las bellezas clásicas del Hermitage en Ámsterdam

Estos viajeros no sólo estaban interesados en ver estas piezas rescatadas, sino en ordenar copias para decorar sus mansiones y palacios

No deja de sorprenderme cómo se conectan los acontecimientos que suceden en distintos lugares y épocas. Empezaré por la erupción del volcán Vesubio en el sur de Italia el 24 de agosto del año 70 d.C. Gruesas capas de lava y ceniza cubrieron por completo las ciudades de Herculano y Pompeya, cuyos nombres y localizaciones exactas acabaron olvidadas hasta que fueron redes cubiertas en el siglo XVIII. Los arqueólogos empezaron a rescatar esculturas y otras obras de arte que pertenecían al periodo clásico y en Europa se desató tal furor por ellas, que provocó una ola de turismo tanto de artistas como de miembros de la realeza y de la élite de otros países (de Inglaterra a Rusia) en lo que se conoció como el Grand tour.

Estos viajeros no sólo estaban interesados en ver estas piezas rescatadas, sino en ordenar copias para decorar sus mansiones y palacios. Arquitectos, pintores y escultores se dedicaron a satisfacer esta demanda. El cuerpo humano, desnudo, volvía a ser idealizado en búsqueda de la belleza suprema. Atrás quedaba el barroco. Había nacido el neo-clasicismo.

Hubo un artista que no se conformó con hacer réplicas, sino que adaptó esos modelos a su momento actual y de esa manera aportó un toque de modernidad: Antonio Canova (1757-1822), uno de los mejores escultores italianos del siglo XIX y casi puedo decir que de todos los tiempos.

Entre sus clientas estuvo Josefina, la esposa del emperador Napoleón, para quien creó cuatro piezas: Cupido y Psique (1800-03), Hebe (1800-05), Bailarina (1805-12) y Las tres gracias (1812-16). Dado que su hijo se casó con la hija del zar Nicolás I, estas obras terminaron formando parte de la colección del Hermitage San Petersburgo y se pueden admirar en la exposición temporal Bellezas clásicas en el Hermitage Ámsterdam junto con otras tres esculturas de Canova y 53 piezas de otros artistas.

Me detuve frente al trío de mujeres desnudas, abrazadas, sensuales, divertidas. Se las mire por donde se las mire, son una obra maestra. Al lado,Cupido alado (1795) prepara sus flechas. A la derecha, Hebe, ataviada con una túnica vaporosa, sostiene una copa dorada.

Por cierto, hubo varias mujeres pintoras destacadas en esa época, entre ellas Benedetta Batoni y Angélica Kauffmann, cuyas pinturas también forman parte de esta exposición que se puede disfrutar hasta el 13 de enero.

La oportunidad de ver bajo un mismo techo todas estas obras es, en sí, un regalo. Para mayor información: www.hermitage.nl


No deja de sorprenderme cómo se conectan los acontecimientos que suceden en distintos lugares y épocas. Empezaré por la erupción del volcán Vesubio en el sur de Italia el 24 de agosto del año 70 d.C. Gruesas capas de lava y ceniza cubrieron por completo las ciudades de Herculano y Pompeya, cuyos nombres y localizaciones exactas acabaron olvidadas hasta que fueron redes cubiertas en el siglo XVIII. Los arqueólogos empezaron a rescatar esculturas y otras obras de arte que pertenecían al periodo clásico y en Europa se desató tal furor por ellas, que provocó una ola de turismo tanto de artistas como de miembros de la realeza y de la élite de otros países (de Inglaterra a Rusia) en lo que se conoció como el Grand tour.

Estos viajeros no sólo estaban interesados en ver estas piezas rescatadas, sino en ordenar copias para decorar sus mansiones y palacios. Arquitectos, pintores y escultores se dedicaron a satisfacer esta demanda. El cuerpo humano, desnudo, volvía a ser idealizado en búsqueda de la belleza suprema. Atrás quedaba el barroco. Había nacido el neo-clasicismo.

Hubo un artista que no se conformó con hacer réplicas, sino que adaptó esos modelos a su momento actual y de esa manera aportó un toque de modernidad: Antonio Canova (1757-1822), uno de los mejores escultores italianos del siglo XIX y casi puedo decir que de todos los tiempos.

Entre sus clientas estuvo Josefina, la esposa del emperador Napoleón, para quien creó cuatro piezas: Cupido y Psique (1800-03), Hebe (1800-05), Bailarina (1805-12) y Las tres gracias (1812-16). Dado que su hijo se casó con la hija del zar Nicolás I, estas obras terminaron formando parte de la colección del Hermitage San Petersburgo y se pueden admirar en la exposición temporal Bellezas clásicas en el Hermitage Ámsterdam junto con otras tres esculturas de Canova y 53 piezas de otros artistas.

Me detuve frente al trío de mujeres desnudas, abrazadas, sensuales, divertidas. Se las mire por donde se las mire, son una obra maestra. Al lado,Cupido alado (1795) prepara sus flechas. A la derecha, Hebe, ataviada con una túnica vaporosa, sostiene una copa dorada.

Por cierto, hubo varias mujeres pintoras destacadas en esa época, entre ellas Benedetta Batoni y Angélica Kauffmann, cuyas pinturas también forman parte de esta exposición que se puede disfrutar hasta el 13 de enero.

La oportunidad de ver bajo un mismo techo todas estas obras es, en sí, un regalo. Para mayor información: www.hermitage.nl


Local

De ser culpables de homicidio policías de Ixtlahuacán serán sancionados: Gobernador

Señaló que Los hechos ocurridos se están investigando a fondo por la Fiscalía del Estado de Jalisco

Policiaca

Fiscalía descarta falta de uso de cubrebocas en detención de joven muerto en Ixtlahuacán

Su titular, Gerardo Octavio Solís, señaló que no hay justificación para que los municipales hayan hecho uso excesivo de la fuerza

Local

Consolidar los juicios orales, objetivo de Alfonso Partida Caballero

Por lo que se apuntó para repetir en el cargo de consejero de la Judicatura ya que "deben estar los mejores perfiles, aquí no caben los improvisados en materia de administración de justicia"

Política

Sánchez Cordero urge política de protección para mujeres

Los centros de Justicia para las Mujeres deben ser fortalecidos en sus capacidades institucionales para brindar servicios de calidad

Mundo

Brasil gastó millones en portales de fake news

El gobierno de Bolsonaro pagó publicidad oficial a páginas web investigadas por difundir noticias falsas

Mundo

El mundo se vuelca a encontrar la vacuna contra Covid-19

Aunque es incierto cuánto tiempo pueda tardar en encontrarse el antídoto, el laboratorio AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford, probarán una fórmula en Brasil

Mundo

Durante 2019, el mundo perdió un área de bosque equivalente al tamaño de Suiza

La epidemia del covid-19 podría agravar las cosas en todos aquellos países donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales

Mundo

Álvaro Uribe, en la mira por espionaje

La revista Semana destapó en mayo una trama de espionaje contra unos 130 periodistas, políticos, militares e incluso exfuncionarios de la Presidencia

Finanzas

Disruptores | Hero Network: Todo, menos un juego

Francisco Robin conecta a millones de aficionados al gaming con equipos de eSports de todo el mundo y que buscan monetizar su afición