imagotipo

¿Por qué los gobernantes del PRI no se someten a ratificación?

  • Editorial

Héctor Pizano Ramos*

Cuando cuestionamos el ilegal y tramposo proceso de ratificación que pretenden realizar Enrique Alfaro y los demás alcaldes del partido Movimiento Ciudadano (MC), éstos nos responden preguntándonos ¿por qué los gobernantes priistas no se someten también a un proceso similar?

La respuesta es muy sencilla, porque estos procesos son ilegales, tramposos y por que no ponen verdaderamente en riesgo la permanencia del que se “somete” a la ratificación.

Son ilegales porque el Código Electoral y de Participación Social del estado, en su artículo 386, fracción 4, señala: “En los municipios donde el Ayuntamiento cree sus instancias municipales de participación social, las funciones del Instituto Electoral relativas a la organización y realización de las consultas populares y los presupuestos participativos se entienden delegadas a los municipios; salvo que la consulta popular verse sobre el desempeño de las autoridades o la designación o permanencia de funcionarios”.

Es decir, quien debería realizar este tipo de procesos debería ser el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, y no los mismos que serán evaluados.

Son tramposos porque los mismos presidentes municipales tienen bajo control todo el proceso de ratificación: ellos designaron al árbitro que contará los votos y pusieron las reglas de cuándo, cómo y dónde podrán votar los ciudadanos.

Por si todo lo anterior fuera poco, los alcaldes de MC se asignaron dinero público para hacer promoción de sus “logros”, con lo que en realidad estos procesos de ratificación no son más que una acción mañosa de éstos para hacerse precampañas adelantadas y tramposas con el dinero de la gente.

Por eso los priistas no nos prestamos a este tipo de procesos ilegales e ilegítimos.

* Presidente del CDE del PRI Jalisco

 

facebook.com/hecpizano

@hecpizano