imagotipo

La política en el diccionario del diablo

  • Editorial

 

Héctor Manuel Ramos Preciado

Sabedores del ingenio y la creatividad del mexicano, hoy hemos querido dotar de una magnifica herramienta (a quienes no la conocen) para entender, reírse o preocuparse de lo que está aconteciendo en nuestra política con las renuncias, referéndums, alianzas, los independientes y todo acto que hoy parece sacudir la política y mañana será anécdota. Se trata de una selección de definiciones de la obra “El Diccionario del Diablo” de Ambrose Bierce, publicada en 1911. Obra que confirma que la política no ha cambiado, si acaso se ha sofisticado para empeorar; pudiera haber dicho el mismo Bierce.

El ejercicio es simple: lea una definición y luego relaciónela con algún personaje o evento político. Corre el riesgo de exclamar afirmativamente ¡eeeyy! y luego entrar en una pausa que puede terminar con algún sentimiento insano. No se angustie, ¡así es la política!

Alianza. Unión de dos ladrones, cada uno de los cuales ha metido tanto la mano en el bolsillo del otro que no pueden separarse para robar a un tercero.

Aplauso. El eco de una tontería. Monedas con que el populacho recompensa a quienes lo hacen reír y lo devoran.

Batalla. Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua.

Candidatear. Someter a alguien al más elevado impuesto político. Proponer una persona adecuada para que sea enlodada y abucheada por la oposición. Conservador. Dícese del estadista enamorado de los males existentes, por oposición al liberal, que desea reemplazarlos por otros.

Ejecutivo. Rama del gobierno que hace cumplir los deseos del Legislativo hasta que el Poder Judicial los declara nulos y sin efecto.

Elector. El que goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros.

Fidelidad. Virtud que caracteriza a los que están por ser traicionados

Impunidad. Riqueza.

Índice. Dedo que se usa generalmente para señalar a los malhechores.

Independiente. En política, enfermo de auto respeto. Es término despectivo.

Nepotismo. Práctica que consiste en designar a la propia abuela para un cargo público, por el bien del partido.

Oratoria. Conspiración entre el lenguaje y la acción para defraudar al entendimiento.

Plebiscito. Votación popular para establecer la voluntad del amo.

Política. Conflicto de intereses disfrazados de lucha de principios. Manejo de los intereses públicos en provecho privado.

Político. Anguila en el fango primigenio sobre el que se erige la superestructura de la sociedad organizada. Cuando agita la cola, suele confundirse y creer que tiembla el edificio. Comparado con el estadista, padece la desventaja de estar vivo.

Populista. Patriota fósil del primitivo período agrícola

Recuento de votos. Nuevo tiro de dados que se acuerda al jugador contra quien están cargados.

Ultimátum. En diplomacia, exigencia final antes de acudir a las concesiones.

Ungir. Engrasar a un rey u otro gran funcionario que ya de por sí es bastante resbaloso.

Voto. Instrumento y símbolo de la facultad del hombre libre de hacer de si mismo un tonto y de su país una ruina.