imagotipo

La era de oro del capitalismo mundial: 1945-1975

  • Editorial

ANTONIO OCHOA GARCÍA DE QUEVEDO*

 

(Segunda de tres partes)

 

Aplicadas con responsabilidad las acciones complementarias sustantivas como parte de su pensamiento estratégico apartado de falsas interpretaciones encontró en The New Deal Estate creados entre 1933  y 1945 de 20 a 30 millones de fuentes de empleo por el presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt el más importante ensayo social del siglo XX.

Aplicado el “Estado de bienestar social”  con un buen sentido de pragmatismo reconocida la reconversión de la planta productiva e Industrial a fines bélicos sin la cual no se puede explicar la liberación de Europa de la barbarie Nazi-fascista y la política racista y xenofóbica  de Adolfo Hitler plasmada en su obra “Mi Lucha” o “Mein Kemft” en que plantea la falsa doctrina del Nacional-socialismo. Este individuo desquiciado de sus facultades mentales que solo hablaba con estridencia para escucharse a sí mismo y  denunciar las injustas sanciones impuestas a Alemania en 1919  por los Tratados de Versalles en París que pusieron fin a la Gran Guerra de 1914 a 1918 y dañar con su absoluto egocentrismo al pueblo alemán llevando también su  resentimiento personal y familiar  que nunca superó ni mucho menos perdonó que su Señora Madre que trabajaba como costurera y era explotada por unos malos empresarios judíos la excepción de un gran pueblo poco valorado y casi siempre e incomprensiblemente perseguido que con sus contribuciones a las Ciencias, las Bellas Artes y todas las expresiones de la Cultura han enriquecido el pensamiento universal.

Relegando y haciendo a un lado la auténtica vocación pacifista del pueblo alemán expulsando a los socialistas  y  causando el estallido hacia 1938 de la Segunda Guerra Mundial con un saldo fatal, trágico y final de 60 millones de vidas humanas incluidos seis millones de judíos ejemplificada la búsqueda del desarrollo en el diseño de la “Economía Social de Mercado”  ensayada de 1949 a 1966, y de 1982 a 1989 como un “Proyecto Alternativo” a la crisis del “Modelo de Bretton Woods” forjado en 1944 en el estado de New Hampshire que obtuvo sus mejores y óptimos resultados mientras prevaleció la orientación del ilustre John M. Keynes de 1951 a 1973 cuando no se presentó ninguna Recesión internacional, el PIB creció en  un 4.8% y la  tasa  de desempleo fue de solo 2.7% en promedio.

En contrapartida al tramo de 1973 a 2009 vigente el pensamiento de los respetables Milton Friedman fundador de la Escuela Monetarista Moderna de Chicago y de Friedrich August Von Hayek creadores del neoliberalismo puestas en entredicho las Tesis Keynesianas por la crisis de acumulación por la que atravesaba desde 1973 el sistema capitalista al presentarse un nuevo e inédito factor: estancamiento con inflación que hizo apremiante la estabilidad macroeconómica e impostergable la disciplina fiscal resultando tan malas versiones de este objetivo el sobreendeudamiento externo denunciado por el profesor John Williamson en 1990 en el “Consenso de Washington” adoptadas algunas de sus propuestas más racionales y prudentes aún por Gobiernos socialistas europeos como el de François Mitterrand en Francia o latinoamericanos de la misma filiación entre ellos el de Luiz Inacio “Lula” da Silva en Brasil.

Avalado este criterio por Mario Soares, en declaraciones bien sustentadas ante la inminencia y ahora irreversible globalización de la interdependencia alcanzados sus mejores resultados comprobados en la disminución de la pobreza en Asia y América Latina mediante la economía mixta  y  el camino más cercano al “pleno empleo” como la enseñanza primordial de Keynes opuesta  a la “Economía de Casino” que  percibo una nueva versión del libertinaje y del individualismo falto de responsabilidad social a través del cual se destinan a este fin recursos que en otras condiciones deberían canalizarse al financiamiento del desarrollo aceptando que este en la actualidad es indisociable de la reservas monetarias internacionales en dólares depositados  en fondos federales del Gobierno de Estados Unidos relativa y recientemente con China que sobrepasa los 3.6 Trillones de dólares, secundada por Japón con más de Dos Trillones de dólares a la vanguardia.

 

*CATEDRÁTICO E INVESTIGADOR UNIVERSITARIO DE LA UNIVA