imagotipo

Informe de Jorge Luis

  • Editorial

 

 

 

Antonio de Jesús Mendoza Mejía

El sábado 9 de septiembre visité el municipio de Tomatlán, Jalisco. Es un viaje largo desde Guadalajara al municipio de Tomatlán, donde se recorren más de seiscientos kilómetros; hay dos rutas en carretera; una es transitando por Autlán y Villa Purificación, pasando por la selva tropical hasta llegar a la carretera de Costalegre. La historia documenta a Villa Purificación como el primer municipio de la Colonia española en tierras del Reino de La Nueva Galicia; el segundo camino es por Puerto Vallarta y tomar la carretera al Tuito y Boca de Tomatlán, llegando a la carretera de Costalegre.

El municipio de Tomatlán es el paraíso terrenal en comarcas de Jalisco; es quizá el lugar donde, desde el cielo, Dios creó al hombre; su río Tomatlán, de aguas caudalosas que llegan al mar; su presa es un lugar para disfrutar, donde se admira la riqueza de la vegetación con los mangos que nacen en estas tierras fértiles con un sabor exquisito que disfruta el paladar; sus piñas, sus cocos, sus plátanos, son frutas que se exportan a los Estados Unidos de Norteamérica; su producción de carne entre becerros y reses, ganado que se alimenta del zacate que crece en los cerros; su gente amable y que da la confianza al turismo que los visita.

Tomatlán tiene playas cercanas tranquilas y de inmensurable belleza como la de Punta Perula, conservando el trato hospitalario de los vendedores de pescado y mariscos. Así, Tomatlán está entre mar y ríos, naturaleza viva y gente amable.

Asistí este sábado al Segundo Informe del presidente municipal Jorge Luis Tello García, en el salón de usos múltiples, situado en la cabecera de Tomatlán, compartiendo mi lugar con otras tres mil quinientas personas que escuchábamos el informe del presidente municipal; asimismo asistió en representación del Gobernador del Estado, la maestra Marisela Cobos, Fiscal Central del Estado de Jalisco.

La ceremonia cubrió las formalidades que establece la Constitución Política del Estado de Jalisco y la Ley de Administración Municipal. El presidente se dirigió a su pueblo, un pueblo que le demuestra empatía y con pancartas le agradecía la obra pública y la cercanía con la gente; asimismo, el presidente informaba de las tres prioridades de su gobierno municipal; felicitó a los agricultores y ganaderos de su pueblo, primero por ser “Día del agricultor”, y segundo porque gracias a esa producción agrícola y ganadera los seres humanos tenemos garantizado el alimento, el mismo que saboreamos cuando las tortillas de maíz se comparten en la mesa de la comida con la familia. Así el presidente platicaba en su informe, que por lo primero que se tiene que trabajar en el municipio de Tomatlán, es por el cuidado de la salud de sus habitantes, donde ya existen médicos de primer contacto y una unidad de transporte para pacientes que requieren servicios médicos mayores que de manera gratuita está a la disposición del pueblo de Tomatlán.

 

“El municipio de Tomatlán es el paraíso

terrenal en comarcas de Jalisco; es quizá

el lugar donde, desde el

cielo, Dios creó al hombre”

 

De la misma manera, el presidente hablaba de la educación, donde la educación básica se garantiza por la Constitución, y la educación superior se garantiza por la Universidad de Guadalajara y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el presidente manifestó su amor hacia la Universidad de Guadalajara, donde se siente parte de la comunidad universitaria en el “Piensa y Trabaja”, y sólo trabajando para la educación de los jóvenes universitarios el municipio de Tomatlán, resolverá todos los problemas científicos, sociales y económicos, por eso comentó que no escatimará ningún esfuerzo de su parte como presidente municipal para la construcción del Centro Universitario de Tomatlán de la Universidad de Guadalajara.

De la misma manera, y como tercera prioridad de su gobierno, habló de la producción y generación del empleo, donde el empleo es básico y fundamental para la sobrevivencia humana, porque el trabajo es sagrado y el salario es una bendición, ya que gracias a éste los seres humanos comemos.

 

*Doctor y profesor de Derecho en la Universidad de Guadalajara.