imagotipo

Corrupción e inseguridad: deuda de las autoridades

  • Expresión Ciudadana

 

Víctor M. De La Cruz Ruvalcaba

(Primera de dos partes)

Sin lugar a dudas los dos rubros que más siguen ofendiendo y lastimando a la sociedad mexicana, son la inseguridad pública y la corrupción de no pocos funcionarios de los tres poderes y de los tres niveles de Gobierno.

Tristemente, pareciera que los ciudadanos nos estamos acostumbrando a escuchar continuamente en los medios de comunicación los señalamientos contra algunos gobernadores, que sin escrúpulos y sin la menor mesura se apoderaron de partidas importantes del erario que les correspondía administrar.

Pero aún más grave, son las acusaciones de que varios de estos mismos personajes pusieron a disposición de algunos grupos criminales las estructuras y los funcionarios del estado para protegerlos, a cambio de recibir otras cuantiosas sumas de dinero.

Los habitantes de las ciudades y las comunidades rurales no solamente dejaron de recibir servicios de calidad de salud, educación, infraestructura sino que quedaron a merced de individuos que lo mismo les daba robar, asaltar, secuestrar, extorsionar o asesinar, sin que las autoridades identificaran y castigaran a los responsables.

Por si fuera poco, las acusaciones de sustracción de fondos públicos y de complicidades con grupos delincuenciales no solamente han sido para gobernadores y miembros de sus gabinetes, también se han extendido de forma alarmante a varios presidentes y burócratas municipales.

La corrupción también ha alcanzado a varios jefes de policía, oficiales, procuradores, agentes del ministerio público o fiscales, policías investigadores, jueces y trabajadores de juzgados, es decir nuestro país se ha convertido en una de las zonas geográficas más inseguras.

La falta de credibilidad y confianza en los diferentes funcionarios que integran los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales de la República Mexicana, han hecho que la población cada vez esté más decepcionada y desesperada.

Los mexicanos ya creen poco en los que representan a las instituciones, en los partidos políticos, en los líderes religiosos y hasta en otros ciudadanos, porque muchos de ellos sólo se han aprovechado de la buena fe de una colectividad honesta y trabajadora.

Y es que ya son muchas las generaciones de candidatos a puestos de elección popular que han prometido reiteradamente que van a mejorar la seguridad pública;  sin embargo, en lugar de que la seguridad pública avance en realidad, ha sido lo contrario, la inseguridad cada vez está peor.

Haciendo un breve balance hasta esta fecha, pareciera que el combate más efectivo contra los diversos grupos del crimen organizado lo está realizando el Gobierno Federal, porque algunos estatales y municipales no solamente han sido sumamente deficientes para confrontarlos, sino que a varios de ellos se les ha señalado como cómplices o subordinados de estos grupos antisociales.

Particularmente nos referimos a algunos grupos del crimen organizado y aquellos que se dedican a la delincuencia común, es decir los que cometen los robos a casa habitación, oficinas, negocios, tiendas, vehículos, autopartes, computadoras y celulares, cuya prevención les corresponde a los municipios y la investigación con sus respectivos procesos a los estados.

Durante muchos años el delito más denunciado en todo el país, la Zona Metropolitana y el estado de Jalisco es el robo, este flagelo continúa afectando y atemorizando a la sociedad jalisciense sin que se perciba una mejora significativa, lo que quiere decir que a pesar de elegir a funcionarios emanados de otros partidos políticos, en este rubro no se han registrado los avances esperados por los ciudadanos.

Lo anterior no significa que no se reconozcan algunas modificaciones benéficas de gobernar en los municipios que integran la Zona Metropolitana de Guadalajara, sólo estamos acentuando que éstas se han sentido en otros aspectos, porque lo que se refiere a la inseguridad sigue siendo su mayor debilidad, le expongo algunos ejemplos recientes para fundamentar lo expresado.

 

twitter: @Xpresioncd