imagotipo

Ahora va Jalisco

  • Editorial

Por Francisco Rea Signoret

Después del destape nacional en donde se determinó que José Antonio Meade fuera el único precandidato registrado para obtener la representación del PRI a la contienda de la primera magistratura del país, uno de los puntos de mayor atención de los jaliscienses es la designación de los posibles precandidatos en busca de la gubernatura de la entidad; por ello debemos analizar tres puntos de vista:

Primeramente, habría que decir que atrás de una aspiración política, ya sea de un independiente o de un participante de partido, está una expresión social que busca ser escuchada; es decir, cientos de personas que conforman un conglomerado que propone ideas, genera inquietudes, participa y se entusiasma por la política del país, y en este caso, de nuestro estado. Esta dinámica no es un asunto menor, se deben conciliar esas inquietudes para que de esa manera se pueda enfocar un objetivo y lograrlo, por lo cual, la selección de cada candidato dentro de un esquema de competencia es importante; por ello, cada vez que se abren los periodos electorales nuestra nación se renueva, encuentra la manera de dialogar sobre las necesidades de la comunidad y se convoca a fuerzas sociales para que se expresen, lo cual sirve para que la democracia se consolide. La dinámica de renovación de liderazgos debe verse como una forma de crecer y no de confrontar.

En segundo término, tenemos que ver que Jalisco es una pieza estratégica de la política nacional. Además de su capacidad económica y de organización, nuestra entidad es considerada la cuna de la identidad nacional, el bastión de los emprendedores, la fuerza del impulso comercial, pero sobre todo, el asentamiento territorial de miles de familias que buscan un futuro mejor en un crisol cosmopolita conformado por personas originarias de nuestra tierra pero que también conviven con otras que provienen de muchas partes del país y del mundo y que aquí han encontrado su hogar; de ahí que todas las opiniones cuentan, la de los jaliscienses de origen, la de los que llegaron a quedarse, así como de los que quieren venir a vivir aquí con la esperanza de progresar. Por eso, las consideraciones para escoger quién nos represente en la gubernatura no es cualquier cosa; si bien es cierto que algunas fuerzas políticas ya tienen decidido quién será su candidato, hay otras que no lo han definido, entre ellas está el PRI.

En tercer término, tendremos que decir que la dinámica que se está provocando a nivel nacional por los acontecimientos influye de forma determinante en los eventos al interior del tricolor en nuestro estado; por ello, en los próximos días también se deberá definir quien representará a este partido en la competencia estatal por la gubernatura, poniendo de nuevo en la palestra la fuerte tensión entre la capacidad de maniobra que se tiene para acomodar a un candidato por parte de los equipos que buscan el poder.

En Jalisco, cada seis años se genera la tensión entre el candidato que apoya el presidente que se va o el que apoya el candidato que quiere llegar a ser presidente. En esta ocasión hay factores que cambian la ecuación, sin embargo, es claro que el resultado deberá ser el mismo; por lo que en los aspirantes a la candidatura por parte del tricolor a la primera magistratura estatal debe existir la conciencia de la gran responsabilidad que tendrá quien logre esta designación, ya que primero tendrá que convencer a muchos ciudadanos de que su participación debe ser aprobada, y después que lo elijan en las urnas, lo cual no se ve fácil.

En política no hay nada escrito y los factores cambian día con día, por lo cual, debemos ver con detenimiento en los próximos días cómo se inclinará el fiel de la balanza para uno o para otro, y al final, ver quién será el elegido para una de las contiendas electorales más reñidas a nivel nacional y local, y saber si tiene la capacidad de salir airoso en la búsqueda de la aprobación de la ciudadanía, que el fin de cuentas es lo más importante ¿No creen estimados lectores?

reacolaborador@yahoo.com.mx