Miguel Jiménez Ibáñez

  / miércoles 6 de junio de 2018

Y…qué pasa? / Ciudadanía harta de incumplimientos

En un lugar denominado “Mesa del Tirador” en la siempre olvidada zona norte de Jalisco, allá por los municipios de Bolaños y Mezquitic, mil 275 comuneros wixáricas de San Sebastián Teponahuastlán, no solamente padecen el calor climático, sino el de la inconformidad, el abandono y la indiferencia de autoridades de diversos niveles de gobierno.

El 24 de mayo pasado se pactó una cita “para resolver el problema sobre posesión y propiedad de 10 mil hectáreas en disputa”. EL OCCIDENTAL 6 jun.18. La reunión fue el martes pasado. Y cosa curiosa: aunque el Congreso del Estado de Jalisco “tiene vela en el entierro”, ningún “representante popular” acudió.

A esta reunión acudieron los comuneros y una veintena de personajes del gobierno de Jalisco y del federal. Tres secretarios del gabinete de Aristóteles Sandoval, sub secretarios, representantes de Gobernación, de Derechos Humanos, del DIF, del CODE, y alcaldes de dichos municipios acudieron al evento. Hablaron los presuntos servidores públicos. No quedaron satisfechos los afectados porque, de acuerdo a su dicho, no se ofrecieron documentos que avalaran los dichos.

Los representantes gubernamentales informaron que habían hecho trámites ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, (SEDATU) y a fin de cuentas con la Secretaría de Hacienda porque se trata de indemnizar o restituir tierras. La disputa es con el estado de Nayarit y las acciones de Jalisco se han visto tibias ¿o interesadas, o temerosas?

El asunto agrario es añejo y no encuentra solución o no se la quieren encontrar. Pero esto es el origen del problema. Situaciones parecidas, en diversos rubros, también han hallado tortuguismo en el gobierno y ahora el hartazgo es una amarga cereza del pastel (que aun así, los vividores quieren succionar) que ofrece la ciudadanía, manipulada o no y que se manifiesta en el rompimiento de la tranquilidad social, incrementando la inseguridad pública.

Los comuneros wixáricas asistentes a la reunión mencionada ¿retuvieron o secuestraron? a los representantes gubernamentales por unas 10 horas, según la nota informativa. El gobierno de Jalisco, debió haber enviado documentos que testimoniaran que si están buscando la solución al citado problema. No lo hizo. Craso error. La gente está harta de los incumplimientos y la demagogia en los diversos niveles de gobierno. Las manifestaciones no han provocado, hasta en ahora, mayores o violentas reacciones oficiales en tanto la crece la inconformidad. Aunque ha habido uno que otro muertito por esa zona, tanto originarios de esos lugares como otras agrupaciones civiles. ¿Sería por lo mismo? ¿Los retenedores o secuestradores retuvieron ilegalmente a los presuntos funcionarios? ¿Se convierten en delincuentes al violar los derechos de libertad personal? O los retenidos ¿recibieron su merecido? Simplemente, son preguntas. Y…qué pasa?

�,�K%�


En un lugar denominado “Mesa del Tirador” en la siempre olvidada zona norte de Jalisco, allá por los municipios de Bolaños y Mezquitic, mil 275 comuneros wixáricas de San Sebastián Teponahuastlán, no solamente padecen el calor climático, sino el de la inconformidad, el abandono y la indiferencia de autoridades de diversos niveles de gobierno.

El 24 de mayo pasado se pactó una cita “para resolver el problema sobre posesión y propiedad de 10 mil hectáreas en disputa”. EL OCCIDENTAL 6 jun.18. La reunión fue el martes pasado. Y cosa curiosa: aunque el Congreso del Estado de Jalisco “tiene vela en el entierro”, ningún “representante popular” acudió.

A esta reunión acudieron los comuneros y una veintena de personajes del gobierno de Jalisco y del federal. Tres secretarios del gabinete de Aristóteles Sandoval, sub secretarios, representantes de Gobernación, de Derechos Humanos, del DIF, del CODE, y alcaldes de dichos municipios acudieron al evento. Hablaron los presuntos servidores públicos. No quedaron satisfechos los afectados porque, de acuerdo a su dicho, no se ofrecieron documentos que avalaran los dichos.

Los representantes gubernamentales informaron que habían hecho trámites ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, (SEDATU) y a fin de cuentas con la Secretaría de Hacienda porque se trata de indemnizar o restituir tierras. La disputa es con el estado de Nayarit y las acciones de Jalisco se han visto tibias ¿o interesadas, o temerosas?

El asunto agrario es añejo y no encuentra solución o no se la quieren encontrar. Pero esto es el origen del problema. Situaciones parecidas, en diversos rubros, también han hallado tortuguismo en el gobierno y ahora el hartazgo es una amarga cereza del pastel (que aun así, los vividores quieren succionar) que ofrece la ciudadanía, manipulada o no y que se manifiesta en el rompimiento de la tranquilidad social, incrementando la inseguridad pública.

Los comuneros wixáricas asistentes a la reunión mencionada ¿retuvieron o secuestraron? a los representantes gubernamentales por unas 10 horas, según la nota informativa. El gobierno de Jalisco, debió haber enviado documentos que testimoniaran que si están buscando la solución al citado problema. No lo hizo. Craso error. La gente está harta de los incumplimientos y la demagogia en los diversos niveles de gobierno. Las manifestaciones no han provocado, hasta en ahora, mayores o violentas reacciones oficiales en tanto la crece la inconformidad. Aunque ha habido uno que otro muertito por esa zona, tanto originarios de esos lugares como otras agrupaciones civiles. ¿Sería por lo mismo? ¿Los retenedores o secuestradores retuvieron ilegalmente a los presuntos funcionarios? ¿Se convierten en delincuentes al violar los derechos de libertad personal? O los retenidos ¿recibieron su merecido? Simplemente, son preguntas. Y…qué pasa?

�,�K%�