Miguel Jiménez Ibáñez

  / miércoles 12 de junio de 2019

Y…QUÉ PASA? Amenaza latente

Usted, amable lector, ¿cree que México ya puede respirar tranquilo tras las recientes “negociaciones” ante el gobierno norteamericano, en aras de firmar el tratado de comercio entre estos, países? Nada más le recuerdo la doctrina del vecino país para subyugar al mundo en materia de comercio: no tiene amigos; ¡tiene intereses! Y su objetivo es ser el amo del mundo.

La amenaza arancelaria de elevar su cobro arancelario del 5 por ciento para arriba, a los productos mexicanos provenientes de México nada más se pospone y fue el pretexto para que sea el país azteca el que afronte la migración de centro y sudamericanos que forzosamente deben transitar por estas tierras para llegar a USA. Es claro que esas caravanas migratorias son manipuladas y para eso se requieren dinero, tácticas y todo mundo sabe que hay gente entrenada para eso y más. Y el resto de las amenazas siguen latentes.

Quien afirme que México “ganó” falta a la verdad. La situación mexicana en ese caso y en términos de la charrería es clara: “o cabresteas o te ahorcas” y de nuevo el Tío Sam, fiel a su costumbre, maltrató a su vecino, responsabilizó a México para que impida el flujo de migrantes por la frontera sur y que reciba a miles de ellos que ya están en la frontera norte y otros tantos que son deportados. Y falta lo que aún no se ha informado.

Gran desgaste político y económico para México. Nuevamente el gobierno quedó hincado, besando el suelo y con las barras y estrellas por detrás. En otras épocas, los traidores metidos al gobierno cedieron o vendieron la mitad de nuestro país en tiempos de Santana. Las vetustas canteras y construcciones coloniales de Veracruz y en Chapultepec, son históricos y mudos testigos de las invasiones norteamericanas que siempre han querido apoderarse en pleno del país por sus recursos naturales, por las buenas o por las malas y usando todos los recursos políticos y económicos.

“Entre los hombres, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” dijo Benito Pablo Juárez García, frase pisoteada nuevamente por el gobierno estadounidense. Otra vez se hace una caricatura de la imagen del Benemérito de las Américas. ¡¡Y es una de las figuras del estandarte del actual gobierno federal!! Es vergonzante seguir con las mamparas de las mañaneras y de los eventos de esos señores que le queman incienso y le gritan loas pero lo traicionan. ¿Así fue Juárez? Quiten los trazos que lo retratan o píntenlo de espaldas. Lástima que cuando fue perseguido en México, según algunos historiadores, el oaxaqueño se refugió en USA.

La cimitarra trumpiana simplemente se contuvo. Y faltan que cobre la construcción del muro. No se olvide esa otra amenaza. ¿Ya empezó el cobro? No se olvide hay que ese empresario del capitolio aseguró que de una u otra manera México lo pagaría. Y depender económicamente en más del 80 por ciento del mercado norteamericano sigue siendo la soga en el cuello. Al buscar la reelección, Trump siegue usando a México como su “sparrig” o su “patiño” para lograr votos de sus seguidores. México sólo aletarga la caída de la navaja de messie Guillotine. Y qué pasa?

Nuevamente el gobierno quedó hincado, besando el suelo y con las barras y estrellas por detrás. En otras épocas, los traidores metidos al gobierno cedieron o vendieron la mitad de nuestro país en tiempos de Santana. Las vetustas canteras y construcciones coloniales de Veracruz y en Chapultepec, son históricos y mudos testigos de las invasiones norteamericanas que siempre han querido apoderarse en pleno del país por sus recursos naturales, por las buenas o por las malas.

Usted, amable lector, ¿cree que México ya puede respirar tranquilo tras las recientes “negociaciones” ante el gobierno norteamericano, en aras de firmar el tratado de comercio entre estos, países? Nada más le recuerdo la doctrina del vecino país para subyugar al mundo en materia de comercio: no tiene amigos; ¡tiene intereses! Y su objetivo es ser el amo del mundo.

La amenaza arancelaria de elevar su cobro arancelario del 5 por ciento para arriba, a los productos mexicanos provenientes de México nada más se pospone y fue el pretexto para que sea el país azteca el que afronte la migración de centro y sudamericanos que forzosamente deben transitar por estas tierras para llegar a USA. Es claro que esas caravanas migratorias son manipuladas y para eso se requieren dinero, tácticas y todo mundo sabe que hay gente entrenada para eso y más. Y el resto de las amenazas siguen latentes.

Quien afirme que México “ganó” falta a la verdad. La situación mexicana en ese caso y en términos de la charrería es clara: “o cabresteas o te ahorcas” y de nuevo el Tío Sam, fiel a su costumbre, maltrató a su vecino, responsabilizó a México para que impida el flujo de migrantes por la frontera sur y que reciba a miles de ellos que ya están en la frontera norte y otros tantos que son deportados. Y falta lo que aún no se ha informado.

Gran desgaste político y económico para México. Nuevamente el gobierno quedó hincado, besando el suelo y con las barras y estrellas por detrás. En otras épocas, los traidores metidos al gobierno cedieron o vendieron la mitad de nuestro país en tiempos de Santana. Las vetustas canteras y construcciones coloniales de Veracruz y en Chapultepec, son históricos y mudos testigos de las invasiones norteamericanas que siempre han querido apoderarse en pleno del país por sus recursos naturales, por las buenas o por las malas y usando todos los recursos políticos y económicos.

“Entre los hombres, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” dijo Benito Pablo Juárez García, frase pisoteada nuevamente por el gobierno estadounidense. Otra vez se hace una caricatura de la imagen del Benemérito de las Américas. ¡¡Y es una de las figuras del estandarte del actual gobierno federal!! Es vergonzante seguir con las mamparas de las mañaneras y de los eventos de esos señores que le queman incienso y le gritan loas pero lo traicionan. ¿Así fue Juárez? Quiten los trazos que lo retratan o píntenlo de espaldas. Lástima que cuando fue perseguido en México, según algunos historiadores, el oaxaqueño se refugió en USA.

La cimitarra trumpiana simplemente se contuvo. Y faltan que cobre la construcción del muro. No se olvide esa otra amenaza. ¿Ya empezó el cobro? No se olvide hay que ese empresario del capitolio aseguró que de una u otra manera México lo pagaría. Y depender económicamente en más del 80 por ciento del mercado norteamericano sigue siendo la soga en el cuello. Al buscar la reelección, Trump siegue usando a México como su “sparrig” o su “patiño” para lograr votos de sus seguidores. México sólo aletarga la caída de la navaja de messie Guillotine. Y qué pasa?

Nuevamente el gobierno quedó hincado, besando el suelo y con las barras y estrellas por detrás. En otras épocas, los traidores metidos al gobierno cedieron o vendieron la mitad de nuestro país en tiempos de Santana. Las vetustas canteras y construcciones coloniales de Veracruz y en Chapultepec, son históricos y mudos testigos de las invasiones norteamericanas que siempre han querido apoderarse en pleno del país por sus recursos naturales, por las buenas o por las malas.

jueves 27 de junio de 2019

¿Reptiles agonizantes?

miércoles 19 de junio de 2019

Y…¿QUÉ PASA?

miércoles 12 de junio de 2019

Y…QUÉ PASA? Amenaza latente

miércoles 29 de mayo de 2019

Y… ¿Qué pasa? / ¿Comandante supremo?

miércoles 08 de mayo de 2019

¡Marcharon los trabajadores!

miércoles 24 de abril de 2019

Y…Qué pasa? | ¿Zombies políticos?

miércoles 10 de abril de 2019

Y… ¿QUÉ PASA? / ¡Tendremos trenes!

Cargar Más