Luis Sánchez

  / sábado 24 de agosto de 2019

Valores II

Lo propio de las cosas es ser, pero lo propio de los valores no es ser, sino que es valer, las cosas son y los valores valen

Max Scheler

Para esta segunda entrega de Valores es importante centrar y resaltar el argumento fundamental, que resuelva la pregunta: ¿Por qué es importante retomar el estudio de los valores y su aplicación en la participación política de nuestro país?

Si se aplicaran valores en la participación política se enarbolarían y surgirían buenas propuestas, dejando atrás las fobias tales como la Cainolofobia (miedo a la novedad), Filofobia (miedo al amor), Homofobia (aversión hacia los homosexuales), Neofobia (miedo a lo nuevo), Teofobia (miedo a la religión) y Xenofobia (desprecio hacia los extranjeros).

Algunas de estas fobias han polarizado y dividido a nuestra sociedad, no solamente desde la narrativa, sino que incluso se han materializado en eventos cuyo móvil son el odio y la violencia, como el tiroteo de hace unas semanas en un centro comercial de El Paso, Texas; hechos como éste dañan el tejido social y crean un nuevo ciclo de violencia y conflicto.

Por lo tanto expreso absoluto rechazo a cualquier tipo de fobia que funcione como mecanismo para generar odio y violencia, por el contrario, considero que cuando el ser humano practica los valores se recuerda a sí mismo y puede ser capaz de encontrar la paz y la felicidad.

En este sentido es importante, iniciar retomando los conocimientos y debates sobre la subjetividad y objetividad de los valores, es necesario retomar los textos de la ética y la axiología, mismas que nos ayudan a delimitar el destino de dichos cuestionamientos.

De tal suerte que usted lector recordará que en la objetividad, encontramos una condición que nos permite situarnos en un mismo plano y poder discutir, en cambio desde la subjetividad, queremos decir que algo depende de cada individuo y que no podemos ponernos de acuerdo, puesto que depende que cada uno.

Hoy por eso es importante, preservar y entendernos como una sociedad que comprende y practica los valores desde la concepción objetiva de éstos.

En este sentido, importante es para nuestra generación y las posteriores, que el país comience por introducir mayor cantidad de textos, como lo son los estudios de ética, moral, felicidad y cultura de paz. No solamente desde el ámbito educativo, sino que funjan como ejes de programas, políticas públicas y desde las diversas instancias gubernamentales e instituciones, generando nuevas prácticas que permitan una mejora dentro de sus procesos, trayendo consigo una mejora al entorno social.

* Coordinador de Análisis y Comunicación del PAN Jalisco


Lo propio de las cosas es ser, pero lo propio de los valores no es ser, sino que es valer, las cosas son y los valores valen

Max Scheler

Para esta segunda entrega de Valores es importante centrar y resaltar el argumento fundamental, que resuelva la pregunta: ¿Por qué es importante retomar el estudio de los valores y su aplicación en la participación política de nuestro país?

Si se aplicaran valores en la participación política se enarbolarían y surgirían buenas propuestas, dejando atrás las fobias tales como la Cainolofobia (miedo a la novedad), Filofobia (miedo al amor), Homofobia (aversión hacia los homosexuales), Neofobia (miedo a lo nuevo), Teofobia (miedo a la religión) y Xenofobia (desprecio hacia los extranjeros).

Algunas de estas fobias han polarizado y dividido a nuestra sociedad, no solamente desde la narrativa, sino que incluso se han materializado en eventos cuyo móvil son el odio y la violencia, como el tiroteo de hace unas semanas en un centro comercial de El Paso, Texas; hechos como éste dañan el tejido social y crean un nuevo ciclo de violencia y conflicto.

Por lo tanto expreso absoluto rechazo a cualquier tipo de fobia que funcione como mecanismo para generar odio y violencia, por el contrario, considero que cuando el ser humano practica los valores se recuerda a sí mismo y puede ser capaz de encontrar la paz y la felicidad.

En este sentido es importante, iniciar retomando los conocimientos y debates sobre la subjetividad y objetividad de los valores, es necesario retomar los textos de la ética y la axiología, mismas que nos ayudan a delimitar el destino de dichos cuestionamientos.

De tal suerte que usted lector recordará que en la objetividad, encontramos una condición que nos permite situarnos en un mismo plano y poder discutir, en cambio desde la subjetividad, queremos decir que algo depende de cada individuo y que no podemos ponernos de acuerdo, puesto que depende que cada uno.

Hoy por eso es importante, preservar y entendernos como una sociedad que comprende y practica los valores desde la concepción objetiva de éstos.

En este sentido, importante es para nuestra generación y las posteriores, que el país comience por introducir mayor cantidad de textos, como lo son los estudios de ética, moral, felicidad y cultura de paz. No solamente desde el ámbito educativo, sino que funjan como ejes de programas, políticas públicas y desde las diversas instancias gubernamentales e instituciones, generando nuevas prácticas que permitan una mejora dentro de sus procesos, trayendo consigo una mejora al entorno social.

* Coordinador de Análisis y Comunicación del PAN Jalisco


sábado 16 de noviembre de 2019

Apuntes para el reclutamiento de la 4T

sábado 09 de noviembre de 2019

El periodismo que necesitamos

sábado 28 de septiembre de 2019

Apuntes de verdad, paz y ética para gobernar

sábado 14 de septiembre de 2019

119 gritos de paz, dignidad y transparencia

sábado 31 de agosto de 2019

Esperándolos con amor

Cargar Más