José Luis Cuéllar De Dios

  / jueves 15 de agosto de 2019

Solipsismo gubernamental

Después de transcurridos ocho meses de gobierno “amlista” sobran pruebas para darnos cuenta que el poder se encuentra concentrado bajo el control absoluto de una sola mano: AMLO. Este estilo político de concentración de poder tuvo su origen en los sexenios de la época del dominio de un partido hegemónico: PRI.

Aquellas viejas prácticas que mucha lucha se hizo para ser desterradas, tal parece que reaparecen pero…..no corregidas y si aumentadas.

Resulta preocupante que en lugar de caminar al futuro nos refugiemos en el pasado, un pasado seco pero nunca transparente que vuelve a recurrir a un claro y pretencioso solipsismo, ese que no admite más realidad que la del yo que percibo.

Impresionan la cantidad de cambios y arbitrarias decisiones que se han dado en tan solo el 11% del periodo sexenal: ocho versus 72 meses. Los números hablan por sí solos: 18 programas sociales fulminantemente cancelados y en contrapartida 14 nuevos. Justo es aclarar que no alarma la cantidad sino el que son decisiones con alto riesgo de que fracasen por carecer de análisis previos y sobre todo de haber sido consensuados.

Ejemplos: la cancelación del Seguro Popular dentro del sector salud, un buen número de cancelaciones de programas y organizaciones de la sociedad civil, estancias infantiles entre ellas, la cancelación absurda del nuevo aeropuerto cuya suspensión acarreo un enorme daño económico, Progresa, Coneval y otros más, en resumen, se han cancelado 18 programas sociales y paralelamente se han creado 14 nuevos.

Lo verdaderamente peligroso es que los programas cancelados se han hecho sin que la sustitución de ellos tenga un análisis previo, consensuado y sin fines electoreros como se aprecia en varios de los nuevos, en otras palabras la cancelación y las nuevas creaciones carecen de ejercicios preventivos en cuanto a su impacto presupuestal y por supuesto social.

Indudablemente que el Presidente AMLO es un hombre con alto sentido patriótico, sin embargo algunos de sus colaboradores más cercanos, ya sea por falta de conocimientos o de experiencia estén planteándole proyectos y planes cuyas metas son francamente ilusorias, la ahora célebre frase: “Yo tengo otros datos” quizás de ahí proviene. La precipitación en ciertas decisiones da la apariencia de improvisaciones obligadas por las circunstancias.

Finalmente y no menos importante es la absoluta y total incertidumbre que se ha enquistado en sectores productivos de la sociedad, el empresariado, generador de empleos, ha venido caminando entre rupturas y conciliaciones, encerrándose ambas partes en círculos más estrechos y esto ante un oscuro entorno mundial de real y verdadera probabilidad de recesión desalienta a los sectores productivos del país.

Darle nitidez a su política es quizás la mejor tarea a realizar en este momento, comenzando por alejarse de ese mal interpretado solipsismo gubernamental.

Después de transcurridos ocho meses de gobierno “amlista” sobran pruebas para darnos cuenta que el poder se encuentra concentrado bajo el control absoluto de una sola mano: AMLO. Este estilo político de concentración de poder tuvo su origen en los sexenios de la época del dominio de un partido hegemónico: PRI.

Aquellas viejas prácticas que mucha lucha se hizo para ser desterradas, tal parece que reaparecen pero…..no corregidas y si aumentadas.

Resulta preocupante que en lugar de caminar al futuro nos refugiemos en el pasado, un pasado seco pero nunca transparente que vuelve a recurrir a un claro y pretencioso solipsismo, ese que no admite más realidad que la del yo que percibo.

Impresionan la cantidad de cambios y arbitrarias decisiones que se han dado en tan solo el 11% del periodo sexenal: ocho versus 72 meses. Los números hablan por sí solos: 18 programas sociales fulminantemente cancelados y en contrapartida 14 nuevos. Justo es aclarar que no alarma la cantidad sino el que son decisiones con alto riesgo de que fracasen por carecer de análisis previos y sobre todo de haber sido consensuados.

Ejemplos: la cancelación del Seguro Popular dentro del sector salud, un buen número de cancelaciones de programas y organizaciones de la sociedad civil, estancias infantiles entre ellas, la cancelación absurda del nuevo aeropuerto cuya suspensión acarreo un enorme daño económico, Progresa, Coneval y otros más, en resumen, se han cancelado 18 programas sociales y paralelamente se han creado 14 nuevos.

Lo verdaderamente peligroso es que los programas cancelados se han hecho sin que la sustitución de ellos tenga un análisis previo, consensuado y sin fines electoreros como se aprecia en varios de los nuevos, en otras palabras la cancelación y las nuevas creaciones carecen de ejercicios preventivos en cuanto a su impacto presupuestal y por supuesto social.

Indudablemente que el Presidente AMLO es un hombre con alto sentido patriótico, sin embargo algunos de sus colaboradores más cercanos, ya sea por falta de conocimientos o de experiencia estén planteándole proyectos y planes cuyas metas son francamente ilusorias, la ahora célebre frase: “Yo tengo otros datos” quizás de ahí proviene. La precipitación en ciertas decisiones da la apariencia de improvisaciones obligadas por las circunstancias.

Finalmente y no menos importante es la absoluta y total incertidumbre que se ha enquistado en sectores productivos de la sociedad, el empresariado, generador de empleos, ha venido caminando entre rupturas y conciliaciones, encerrándose ambas partes en círculos más estrechos y esto ante un oscuro entorno mundial de real y verdadera probabilidad de recesión desalienta a los sectores productivos del país.

Darle nitidez a su política es quizás la mejor tarea a realizar en este momento, comenzando por alejarse de ese mal interpretado solipsismo gubernamental.

jueves 17 de octubre de 2019

Valió la pena

jueves 10 de octubre de 2019

Seres con aura sagrada

jueves 03 de octubre de 2019

Un orgullo para México

viernes 20 de septiembre de 2019

Tiempo y destiempo

jueves 12 de septiembre de 2019

México es un país enlutado

jueves 05 de septiembre de 2019

El sacerdote, aliado solidario

jueves 29 de agosto de 2019

Navegando entre dudas y desacierto

jueves 15 de agosto de 2019

Solipsismo gubernamental

jueves 01 de agosto de 2019

La huella de su ejemplo

Cargar Más