Luis Octavio Cotero Bernal

  / domingo 7 de octubre de 2018

Siempre es tiempo

El Artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reza puntualmente, entre otros conceptos: “…El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno…”. Desde luego partiendo del principio de que la soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo.


Diversos tratadistas en la materia desde el análisis de los Sentimientos de la Nación que el Siervo de la Nación un día con su puño y letra los escribiera y plasmara los principios fundamentales que deberían regir a nuestra patria, el mundo reconoce que nuestro máximo código nacional es una obra histórica que ha servido de guía y ejemplo en la constitución de los gobiernos latinoamericanos como de otros continentes que les ha permitido orientar sus destinos.

Es la responsabilidad de todos en que los gobiernos federal, estatales y municipales, de nuestro país den los resultados suficientes y oportunos que hagan realidad el que seamos un pueblo que viva digna y decorosamente con un desarrollo constante en todos los aspectos ya sea cultural, económico y sobre todo humano, que no es otra cosa más que vivir en paz y en armonía, cuidando siempre nuestro bienestar y la soberanía de la nación.

Ante tales circunstancias no nos va a los mexicanos el solamente estarnos quejando de lo que pasa o de lo que no, por una actuación de las autoridades que no cumplen cabalmente con su responsabilidad que por desgracia en todo su contexto México ha vivido en los últimos treinta años un deterioro innegable y que pareciera hemos llegado al hartazgo y el 1 uno de julio del año en curso, así quedó de manifiesto de acuerdo al resultado del proceso electoral y que está de más señalar cada una de las anomalías en que han incurrido las autoridades, pues basta una sola que encierra a todas las demás, como es la corrupción que ha traído como consecuencia la impunidad a grado tal de que el espléndido contenido de nuestro Código Nacional fue tirado por la borda por los tres poderes y en todos sus niveles; que la próxima administración pública federal y la estatal de Jalisco, debe hacer realidad y cumplir en todos sus términos este documento, ejemplo internacional.

Es el momento de que en la academia, en la función pública, en el hogar y en todos los ámbitos de la vida se inculque a los jóvenes y no jóvenes los principios constitucionales comentados, pero sobre todo la responsabilidad que tenemos cada ciudadano de hacer buenos gobiernos, exigiéndoles respetuosa y oportunamente el cumplimiento de su deber ya que si creemos si podemos hacer un mejor México, no sólo lamentarnos de los corruptos, de los ineptos, que han sido la desgracia innegable de este país y tampoco el que la sociedad se los permitimos a grado tal de no tener un espacio digno, mucho menos el desarrollo y crecimiento de nuestro país.

A mis compañeros de profesión, más que a ningún otro sector de la población, nos obliga el hacer que nuestro país reencuentre su rumbo en el marco que nos hemos dado durante nuestra historia, que por cierto, no es casualidad, fue mucha sangre la que se derramó para lograrlo.


mail: locb15@hotmail.com

\u0010


El Artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, reza puntualmente, entre otros conceptos: “…El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno…”. Desde luego partiendo del principio de que la soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo.


Diversos tratadistas en la materia desde el análisis de los Sentimientos de la Nación que el Siervo de la Nación un día con su puño y letra los escribiera y plasmara los principios fundamentales que deberían regir a nuestra patria, el mundo reconoce que nuestro máximo código nacional es una obra histórica que ha servido de guía y ejemplo en la constitución de los gobiernos latinoamericanos como de otros continentes que les ha permitido orientar sus destinos.

Es la responsabilidad de todos en que los gobiernos federal, estatales y municipales, de nuestro país den los resultados suficientes y oportunos que hagan realidad el que seamos un pueblo que viva digna y decorosamente con un desarrollo constante en todos los aspectos ya sea cultural, económico y sobre todo humano, que no es otra cosa más que vivir en paz y en armonía, cuidando siempre nuestro bienestar y la soberanía de la nación.

Ante tales circunstancias no nos va a los mexicanos el solamente estarnos quejando de lo que pasa o de lo que no, por una actuación de las autoridades que no cumplen cabalmente con su responsabilidad que por desgracia en todo su contexto México ha vivido en los últimos treinta años un deterioro innegable y que pareciera hemos llegado al hartazgo y el 1 uno de julio del año en curso, así quedó de manifiesto de acuerdo al resultado del proceso electoral y que está de más señalar cada una de las anomalías en que han incurrido las autoridades, pues basta una sola que encierra a todas las demás, como es la corrupción que ha traído como consecuencia la impunidad a grado tal de que el espléndido contenido de nuestro Código Nacional fue tirado por la borda por los tres poderes y en todos sus niveles; que la próxima administración pública federal y la estatal de Jalisco, debe hacer realidad y cumplir en todos sus términos este documento, ejemplo internacional.

Es el momento de que en la academia, en la función pública, en el hogar y en todos los ámbitos de la vida se inculque a los jóvenes y no jóvenes los principios constitucionales comentados, pero sobre todo la responsabilidad que tenemos cada ciudadano de hacer buenos gobiernos, exigiéndoles respetuosa y oportunamente el cumplimiento de su deber ya que si creemos si podemos hacer un mejor México, no sólo lamentarnos de los corruptos, de los ineptos, que han sido la desgracia innegable de este país y tampoco el que la sociedad se los permitimos a grado tal de no tener un espacio digno, mucho menos el desarrollo y crecimiento de nuestro país.

A mis compañeros de profesión, más que a ningún otro sector de la población, nos obliga el hacer que nuestro país reencuentre su rumbo en el marco que nos hemos dado durante nuestra historia, que por cierto, no es casualidad, fue mucha sangre la que se derramó para lograrlo.


mail: locb15@hotmail.com

\u0010


domingo 14 de octubre de 2018

¿Y la ciencia?

domingo 07 de octubre de 2018

Siempre es tiempo

domingo 30 de septiembre de 2018

Un reto del país

domingo 23 de septiembre de 2018

Sinceramente muchas gracias

domingo 16 de septiembre de 2018

Sólo conmemoración

domingo 09 de septiembre de 2018

¿Para cuándo? Artículo 29 constitucional

domingo 02 de septiembre de 2018

Resultados, senadores y diputados

lunes 27 de agosto de 2018

Infame acoso

lunes 30 de julio de 2018

Sublime el Ministerio

domingo 29 de julio de 2018

Sublime el Ministerio

Cargar Más