/ domingo 4 de octubre de 2020

Responsabilidad es criticar el ejercicio del poder

Francisco Javier Armenta Araiza

Un estudiante con compromiso social busca entender el mundo que nos rodea, cuestionar todo y criticar el ejercicio de poder del Estado. Ese criticar los fallos y las injusticias que nos afectan a nosotros como estudiantes, pero también afectan a más de un segmento de la sociedad, han hecho que históricamente uno de los temas en los que la Federación de Estudiantes Universitarios no haya apartado el dedo del renglón sea el transporte público. Hoy vuelvo enfatizar que el transporte público es un derecho no un negocio; defenderlo de los conflictos de interés se ha convertido en una de las banderas de nuestra organización.

Porque nos importa que el transporte sea asequible para todos, en los últimos años, las y los estudiantes hemos hecho una serie de acciones como: pedimos descuento al costo del transbordo como respuesta al aumento de tarifa a 9.50 pesos; en 2019 propusimos descuento al 50% en el segundo viaje y 75% en el tercero o más; auditamos más de 120 unidades del T.P. para comprobar si efectivamente cumplían con los requisitos para certificarse; denunciamos el aumento de la tarifa durante el período de confinamiento a poco más de 54 rutas que el gobierno autorizó cobrar 9.50, un impacto durísimo al bolsillo del que menos tiene, por ello exigimos al gobierno congelar la tarifa en 7 pesos como un acto de solidaridad con la ciudadanía; debido a que el transporte público es la segunda fuente de contagios de covid-19 exigimos su sanitización.

Evidentemente, otro de los puntos que más nos preocupa respecto al transporte son las alcancías rateras. Hace unos días presentamos el cálculo para estimar excedentes: 1.1 millones diarios y 121 millones acumulados a la fecha. Hicimos esto para evidenciar el robo sistematizado y equiparado del sistema de cobro. Develar esto no le gustó mucho al Secretario de Transporte Jalisco, Diego Monraz, al que le reitero la invitación a un diálogo público. Aún quedan muchas preguntas sin resolver: ¿Por qué se autorizaron y el Estado regaló hasta 80,000 pesos por cada unidad para la implementación de alcancías rateras? Según sus datos ¿cuánto es la cifra de excedentes acumulada y su destino? Además de verificar si ese monto aparece en las declaraciones de impuestos del Siteur, Macro y transportistas. ¿Por qué a pesar de que se tiene documentado por ustedes mismos que el transporte roba de manera sistémica a las personas, no lo terminan de reconocer y sancionar? La verdad incomoda pero nos hace libres. ¡Urge transparencia!

A los transportistas en general quiero decirles que “quien es mandado no es culpado”; el sistema de cobro abusivo vigente fue una decisión con dolo por el gobierno del estado actual. En el marcado existen alcancías que SÍ dan cambio, sin embargo, decidieron no adquirirlas ventajozamente.

En los últimos días se ha tratado de poner en duda el interés sobre lo público de los estudiantes frente al costo del pasaje y el sistema de cobro (alcancías rateras). Desde nuestro lado lo tenemos claro, nuestras motivaciones y pretenciones por un transporte digno y asequible, que no robe a las personas, son de sentido común. Así como también nos incumben los temas de educación, derechos humanos, seguridad, medio ambiente, corrupción, salud, entre muchos otros. Porque criticar el ejercicio del poder es una responsabilidad de las y los estudiantes, y porque desde nuestra juventud trabajamos por la sociedad que queremos, no seremos sus cómplices por guardar silencio ni permitiremos que se desestime un reclamo legítimo de rendición de cuentas.

* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX

Francisco Javier Armenta Araiza

Un estudiante con compromiso social busca entender el mundo que nos rodea, cuestionar todo y criticar el ejercicio de poder del Estado. Ese criticar los fallos y las injusticias que nos afectan a nosotros como estudiantes, pero también afectan a más de un segmento de la sociedad, han hecho que históricamente uno de los temas en los que la Federación de Estudiantes Universitarios no haya apartado el dedo del renglón sea el transporte público. Hoy vuelvo enfatizar que el transporte público es un derecho no un negocio; defenderlo de los conflictos de interés se ha convertido en una de las banderas de nuestra organización.

Porque nos importa que el transporte sea asequible para todos, en los últimos años, las y los estudiantes hemos hecho una serie de acciones como: pedimos descuento al costo del transbordo como respuesta al aumento de tarifa a 9.50 pesos; en 2019 propusimos descuento al 50% en el segundo viaje y 75% en el tercero o más; auditamos más de 120 unidades del T.P. para comprobar si efectivamente cumplían con los requisitos para certificarse; denunciamos el aumento de la tarifa durante el período de confinamiento a poco más de 54 rutas que el gobierno autorizó cobrar 9.50, un impacto durísimo al bolsillo del que menos tiene, por ello exigimos al gobierno congelar la tarifa en 7 pesos como un acto de solidaridad con la ciudadanía; debido a que el transporte público es la segunda fuente de contagios de covid-19 exigimos su sanitización.

Evidentemente, otro de los puntos que más nos preocupa respecto al transporte son las alcancías rateras. Hace unos días presentamos el cálculo para estimar excedentes: 1.1 millones diarios y 121 millones acumulados a la fecha. Hicimos esto para evidenciar el robo sistematizado y equiparado del sistema de cobro. Develar esto no le gustó mucho al Secretario de Transporte Jalisco, Diego Monraz, al que le reitero la invitación a un diálogo público. Aún quedan muchas preguntas sin resolver: ¿Por qué se autorizaron y el Estado regaló hasta 80,000 pesos por cada unidad para la implementación de alcancías rateras? Según sus datos ¿cuánto es la cifra de excedentes acumulada y su destino? Además de verificar si ese monto aparece en las declaraciones de impuestos del Siteur, Macro y transportistas. ¿Por qué a pesar de que se tiene documentado por ustedes mismos que el transporte roba de manera sistémica a las personas, no lo terminan de reconocer y sancionar? La verdad incomoda pero nos hace libres. ¡Urge transparencia!

A los transportistas en general quiero decirles que “quien es mandado no es culpado”; el sistema de cobro abusivo vigente fue una decisión con dolo por el gobierno del estado actual. En el marcado existen alcancías que SÍ dan cambio, sin embargo, decidieron no adquirirlas ventajozamente.

En los últimos días se ha tratado de poner en duda el interés sobre lo público de los estudiantes frente al costo del pasaje y el sistema de cobro (alcancías rateras). Desde nuestro lado lo tenemos claro, nuestras motivaciones y pretenciones por un transporte digno y asequible, que no robe a las personas, son de sentido común. Así como también nos incumben los temas de educación, derechos humanos, seguridad, medio ambiente, corrupción, salud, entre muchos otros. Porque criticar el ejercicio del poder es una responsabilidad de las y los estudiantes, y porque desde nuestra juventud trabajamos por la sociedad que queremos, no seremos sus cómplices por guardar silencio ni permitiremos que se desestime un reclamo legítimo de rendición de cuentas.

* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX