Francisco Jiménez Reynoso

  / domingo 13 de enero de 2019

Re-evolución / Combate a huachicol: consecuencias

El robo de combustible tiene al menos tres décadas en México, simplemente recordemos las explosiones del 22 de abril de 1992 en Jalisco, cuando dichas explosiones causaron cientos de muertos de personas inocentes. Como era costumbre, las autoridades en turno evadieron sus responsabilidades y culparon a una aceitera… Sin duda alguna fue el robo de combustible el que causo dicha explosión.

Al día de hoy, me atrevo a decir que son al menos tres generaciones las que en los casos de los huachicoleros subsisten en México. Esta actividad se ha llegado a transformar en lo que algunos podrían llamar usos y costumbres en nuestro país.

Si bien es cierto que era necesario tomar medidas drásticas para combatir esta costumbre, también es cierto que las autoridades debieron tomar las debidas precauciones para no generar problemas a la ciudadanía. Y es que, si el problema subsiste los problemas convencionales pueden tornarse en graves.

Al inicio de este problema, el Presidene de México Andrés Manuel López Obrador, señalo que la escasez de gasolina en México era por mantenimiento a los ductos de pemex, finalmente cambio su versión para aceptar que lo que se esta haciendo es combatir el robo de combustible.

Ya desde hace cerca de dos décadas que me han entrevistado diversos medios de comunicación sobre el tema. Recuerdo siempre responder más o menos lo mismo: “El robo de combustible en México, por sus dimensiones y logística, no sería posible sin el apoyo de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. En virtud de lo anterior, hay delincuentes de cuello blanco y delincuentes comunes que “trabajan” en forma mancomunada desde hace muchos años.

Ahora bien, me hago la siguiente pregunta, sabemos que son cientos o muy probablemente miles de personas que se dedican al robo de combustible, incluso podríamos estar hablando de al menos tres generaciones los que se dedican a esta actividad, ¿ya se tiene previsto qué se va a hacer con estas personas cuando se les impida desarrollar esta actividad delictiva? Pues sabemos que la delincuencia organizada, dentro de sus actividades, esta sólo es una de las que desarrolla. ¿No realizarán otra actividad que perjudique igual a la sociedad o quizá peor, de una manera más directa? En virtud de lo anterior, sería conveniente una clara y seria logística de nuestras autoridades, para evitar el fortalecimiento de la delincuencia organizada en otro tipo de actividades.

Esperamos no se dé ni el perdón ni el olvido para los delincuentes que tanto daño le han hecho a México. Sino que se den las sanciones ejemplares a las personas involucradas en este delito, sin importar de quién se trate.

Ahora si se está viendo una seria y severa crisis por el desabasto del combustible en nuestras calles, por más que se nos diga a los mexicanos que hay gasolina suficiente, la realidad es que ya hay una seria crisis, si ya de por si tenemos una severa crisis en materia de seguridad, ahora vemos un gran número de patrullas entre motocicletas, camionetas y vehículos de diversas policías, que en vez de estar patrullando las calles, se encuentran haciendo filas entre los ciudadanos para abastecer sus tanques de gasolina.

También esta latente el riesgo en materia de seguridad y alimentos por la escasez del oro verde o rojo, que en algunos estados comienza ya a revenderse a precios muy por encima del oficial, aprovechándose los revendedores de la situación.




jimenezabogado@gmail.com \u0001

El robo de combustible tiene al menos tres décadas en México, simplemente recordemos las explosiones del 22 de abril de 1992 en Jalisco, cuando dichas explosiones causaron cientos de muertos de personas inocentes. Como era costumbre, las autoridades en turno evadieron sus responsabilidades y culparon a una aceitera… Sin duda alguna fue el robo de combustible el que causo dicha explosión.

Al día de hoy, me atrevo a decir que son al menos tres generaciones las que en los casos de los huachicoleros subsisten en México. Esta actividad se ha llegado a transformar en lo que algunos podrían llamar usos y costumbres en nuestro país.

Si bien es cierto que era necesario tomar medidas drásticas para combatir esta costumbre, también es cierto que las autoridades debieron tomar las debidas precauciones para no generar problemas a la ciudadanía. Y es que, si el problema subsiste los problemas convencionales pueden tornarse en graves.

Al inicio de este problema, el Presidene de México Andrés Manuel López Obrador, señalo que la escasez de gasolina en México era por mantenimiento a los ductos de pemex, finalmente cambio su versión para aceptar que lo que se esta haciendo es combatir el robo de combustible.

Ya desde hace cerca de dos décadas que me han entrevistado diversos medios de comunicación sobre el tema. Recuerdo siempre responder más o menos lo mismo: “El robo de combustible en México, por sus dimensiones y logística, no sería posible sin el apoyo de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. En virtud de lo anterior, hay delincuentes de cuello blanco y delincuentes comunes que “trabajan” en forma mancomunada desde hace muchos años.

Ahora bien, me hago la siguiente pregunta, sabemos que son cientos o muy probablemente miles de personas que se dedican al robo de combustible, incluso podríamos estar hablando de al menos tres generaciones los que se dedican a esta actividad, ¿ya se tiene previsto qué se va a hacer con estas personas cuando se les impida desarrollar esta actividad delictiva? Pues sabemos que la delincuencia organizada, dentro de sus actividades, esta sólo es una de las que desarrolla. ¿No realizarán otra actividad que perjudique igual a la sociedad o quizá peor, de una manera más directa? En virtud de lo anterior, sería conveniente una clara y seria logística de nuestras autoridades, para evitar el fortalecimiento de la delincuencia organizada en otro tipo de actividades.

Esperamos no se dé ni el perdón ni el olvido para los delincuentes que tanto daño le han hecho a México. Sino que se den las sanciones ejemplares a las personas involucradas en este delito, sin importar de quién se trate.

Ahora si se está viendo una seria y severa crisis por el desabasto del combustible en nuestras calles, por más que se nos diga a los mexicanos que hay gasolina suficiente, la realidad es que ya hay una seria crisis, si ya de por si tenemos una severa crisis en materia de seguridad, ahora vemos un gran número de patrullas entre motocicletas, camionetas y vehículos de diversas policías, que en vez de estar patrullando las calles, se encuentran haciendo filas entre los ciudadanos para abastecer sus tanques de gasolina.

También esta latente el riesgo en materia de seguridad y alimentos por la escasez del oro verde o rojo, que en algunos estados comienza ya a revenderse a precios muy por encima del oficial, aprovechándose los revendedores de la situación.




jimenezabogado@gmail.com \u0001

domingo 30 de diciembre de 2018

Re-evolución / Seguridad 2019

domingo 16 de diciembre de 2018

Re-evolución / Paternidad responsable

domingo 09 de diciembre de 2018

Re-evolución / La era Alfaro

lunes 26 de noviembre de 2018

Re- evolución

martes 20 de noviembre de 2018

Re-evolución / De abrazos a balazos

domingo 04 de noviembre de 2018

Re-evolución /La tierra prometida

Cargar Más