/ domingo 8 de noviembre de 2020

Quien no da resultados da explicaciones


Francisco Javier Armenta Araiza

Gracias a la democracia, todas y todos podemos elegir quién esté al frente de la toma de decisiones. En 2018 llegó Enrique Alfaro y Movimiento Ciudadano a Casa Jalisco y desde entonces han decidido el rumbo de nuestro Estado. Un gobernante tiene la obligación de proteger a los ciudadanos y tomar las mejores decisiones en cuanto a salud, seguridad, educación, entre muchas otras, con el objetivo de brindar bienestar. Desafortunadamente, sabemos que muchas veces las decisiones no corresponden al bien común sino a intereses propios, por lo cual, es primordial para avanzar como sociedad criticar el ejercicio de poder.

Bien dicen que donde no hay proposiciones no hay verdad. Sin lanzar propuestas o alternativas, sin tomar en cuenta que la clase trabajadora no puede pagar un taxi, sin estrategias congruentes a la realidad del estado y sus desigualdades; el gobierno, arbitrariamente, decidió reducir el horario del transporte público y suprimirlo los fines de semana. No nos queda claro el porqué de esta medida. Desde el pasado viernes 30 de octubre que se activó en botón de emergencia, no han podido darnos argumentos sobre por qué reducir el horario del transporte público, incluso cuando desde la Federación de Estudiantes Universitarios y desde el Observatorio de Movilidad, les hemos señalado que la medida es un error.

En esta clase de decisiones que afectan a toda la ciudadanía, el gobierno está obligado a compartirnos argumentos y datos de manera pública, pues tenemos derecho a saber la verdad de por qué caminamos hacia determinado rumbo. Al no hablar claro, no dar argumentos y evadir responsabilidades, nos vuelven a dar la espalda en materia de movilidad. Valdría cuestionar si el Secretario de Transporte Jalisco está a la altura de su cargo, ya que ni siquiera ha respondido a cuestionamientos que se le han hecho de manera directa.

El viernes pasado, el Secretario compareció en una reunión con los miembros del Observatorio de Movilidad, del cual formo parte. El objetivo de la junta era que él diera respuesta a las recomendaciones que hicimos en cuanto al botón de emergencia y el evidente fracaso de la reducción del horario y días de servicio del transporte público. El Secretario compareció sin datos, sin respuesta a nuestras solicitudes y peor aun, trasladando la responsabilidad de la decisión a la mesa de salud, siendo que en dicha mesa hubo quien propuso que el transporte se mantuviera de manera regular.

No es de extrañar la actitud del Secretario, pues lleva meses ignorando la denuncia que hicimos desde la FEU del robo sistematizado y equiparado de los excedentes que conservan del cobro, de esos 50 centavos que ya se convirtieron en más de 170 millones de pesos. El Secretario sigue sin responder nuestros cuestionamientos: según sus cuentas ¿a cuánto asciende la cifra diaria acumulada? ¿se pagan impuestos o no de ese dinero? ¿a qué bolsillos va a parar y quiénes son los beneficiarios? Lo único que ha dicho es que nuestras estimaciones no son precisas.

El Secretario de Transporte, desde su pasado como panista, cercano al grupo del entonces Gobernador Emilio González Márquez, se volvió un experto en generar políticas recaudatorias, desde las “foto infracciones” y ahora con las alcancías que se quedan con el cambio. Tal parece que su talento se reduce a buscar maneras creativas para sacarle el dinero a los ciudadanos, en lugar de buscar brindarle a la ciudadanía una propuesta (sin que nos cueste) de mejorar el sistema de transporte. Creativo para recaudar, más no para solucionar.

Si este Secretario mantiene su actitud evasora y displicente, si prefiere justificarse y trasladar responsabilidades en lugar de asumirlas, su jefe, el Gobernador debe considerar la renuncia del Secretario; de lo contrario, es el Gobernador quien eventualmente tendrá que dar las respuestas y su partido, Movimiento Ciudadano, es quien tendrá que pagar la factura en las elecciones del 2021. Quien no da resultados, da explicaciones.


* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX


Francisco Javier Armenta Araiza

Gracias a la democracia, todas y todos podemos elegir quién esté al frente de la toma de decisiones. En 2018 llegó Enrique Alfaro y Movimiento Ciudadano a Casa Jalisco y desde entonces han decidido el rumbo de nuestro Estado. Un gobernante tiene la obligación de proteger a los ciudadanos y tomar las mejores decisiones en cuanto a salud, seguridad, educación, entre muchas otras, con el objetivo de brindar bienestar. Desafortunadamente, sabemos que muchas veces las decisiones no corresponden al bien común sino a intereses propios, por lo cual, es primordial para avanzar como sociedad criticar el ejercicio de poder.

Bien dicen que donde no hay proposiciones no hay verdad. Sin lanzar propuestas o alternativas, sin tomar en cuenta que la clase trabajadora no puede pagar un taxi, sin estrategias congruentes a la realidad del estado y sus desigualdades; el gobierno, arbitrariamente, decidió reducir el horario del transporte público y suprimirlo los fines de semana. No nos queda claro el porqué de esta medida. Desde el pasado viernes 30 de octubre que se activó en botón de emergencia, no han podido darnos argumentos sobre por qué reducir el horario del transporte público, incluso cuando desde la Federación de Estudiantes Universitarios y desde el Observatorio de Movilidad, les hemos señalado que la medida es un error.

En esta clase de decisiones que afectan a toda la ciudadanía, el gobierno está obligado a compartirnos argumentos y datos de manera pública, pues tenemos derecho a saber la verdad de por qué caminamos hacia determinado rumbo. Al no hablar claro, no dar argumentos y evadir responsabilidades, nos vuelven a dar la espalda en materia de movilidad. Valdría cuestionar si el Secretario de Transporte Jalisco está a la altura de su cargo, ya que ni siquiera ha respondido a cuestionamientos que se le han hecho de manera directa.

El viernes pasado, el Secretario compareció en una reunión con los miembros del Observatorio de Movilidad, del cual formo parte. El objetivo de la junta era que él diera respuesta a las recomendaciones que hicimos en cuanto al botón de emergencia y el evidente fracaso de la reducción del horario y días de servicio del transporte público. El Secretario compareció sin datos, sin respuesta a nuestras solicitudes y peor aun, trasladando la responsabilidad de la decisión a la mesa de salud, siendo que en dicha mesa hubo quien propuso que el transporte se mantuviera de manera regular.

No es de extrañar la actitud del Secretario, pues lleva meses ignorando la denuncia que hicimos desde la FEU del robo sistematizado y equiparado de los excedentes que conservan del cobro, de esos 50 centavos que ya se convirtieron en más de 170 millones de pesos. El Secretario sigue sin responder nuestros cuestionamientos: según sus cuentas ¿a cuánto asciende la cifra diaria acumulada? ¿se pagan impuestos o no de ese dinero? ¿a qué bolsillos va a parar y quiénes son los beneficiarios? Lo único que ha dicho es que nuestras estimaciones no son precisas.

El Secretario de Transporte, desde su pasado como panista, cercano al grupo del entonces Gobernador Emilio González Márquez, se volvió un experto en generar políticas recaudatorias, desde las “foto infracciones” y ahora con las alcancías que se quedan con el cambio. Tal parece que su talento se reduce a buscar maneras creativas para sacarle el dinero a los ciudadanos, en lugar de buscar brindarle a la ciudadanía una propuesta (sin que nos cueste) de mejorar el sistema de transporte. Creativo para recaudar, más no para solucionar.

Si este Secretario mantiene su actitud evasora y displicente, si prefiere justificarse y trasladar responsabilidades en lugar de asumirlas, su jefe, el Gobernador debe considerar la renuncia del Secretario; de lo contrario, es el Gobernador quien eventualmente tendrá que dar las respuestas y su partido, Movimiento Ciudadano, es quien tendrá que pagar la factura en las elecciones del 2021. Quien no da resultados, da explicaciones.


* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX