/ martes 26 de mayo de 2020

Primero cinco, luego seis mil millones de pesos

En el argot popular se dice de las personas que piden y piden sin razón de pedir para cubrir su necesidad, que esas personas no tienen llenadera, porque solo piden como sucede actualmente con el gobierno de Jalisco que pide y pide y en los hechos los jaliscienses no vemos nada, como está sucediendo con la aprobación del crédito millonario que el Congreso del Estado aprobó para la reactivación de la economía, sin puntualizar a que economía se refiere, ya que existen gastos que no justifican el endeudamiento del Estado, como lo asignado al Hospital Civil de Guadalajara en comparación en la compra de cubre bocas, así como la del Hospital Ángel Leaño, que pone al Hospital Civil de Guadalajara en una desventaja económica por todas las necesidades que esta institución de la salud necesita y que otorga la salud a la humanidad doliente, como dijera su fundador Fray Antonio Alcalde.

En estos momentos el Hospital Civil requiere de más recursos económicos por los servicios que presta a todos los seres humanos que acuden a él para aliviar sus enfermedades, el Hospital Civil de Guadalajara brinda todos los servicios, desde una consulta médica hasta una intervención de tercer nivel como dicen los médicos especialistas en su materia, así las necesidades de la salud son muchas y para ello pongamos atención en los llamados de ayuda de la Fundación Hospitales Civiles, donde a diario las personas necesitadas para aliviar su salud recurren a esta Fundación que trabaja con fines altruistas dentro de una filosofía de la filantropía y poniendo a la ciencia de la medicina al alcance del pueblo de Jalisco con la ayuda de los donadores de recursos económicos.

La salud es una inversión y no un gasto, porque si el Gobierno de Jalisco invierte en salud para el pueblo de Jalisco, el futuro de los jaliscienses se asegura en educación y trabajo que es el binomio de la prosperidad de una sociedad del presente para proyectarse al futuro y no escatimar recurso alguno para la ayuda de los más necesitados que a diario brinda el Hospital Civil de Guadalajara.

Pedir por pedir dinero, no tiene sentido ni razón cuando no se justifica el gasto, con el pretexto de la reactivación económica ante la parálisis de las empresas y el trabajo que la pandemia ha puesto en crisis a la economía familiar, muchos padres de familia se quedaron sin empleo por quedarse en su casa de manera confinada y hasta el momento no se han presentado autoridades gubernamentales ni municipales algunas a los domicilios de los jaliscienses para pagarles el recibo de la luz eléctrica, renta de casa-habitación, hipoteca, compra de lápices y cuadernos para los niños, así como regalarles a diario el gas, frijol, tortilla y leche.

El préstamo del pretexto de la reactivación no es equitativo, ante la necesidad de salarios y empleos, de la salud y la enfermedad, de la educación y la vida, donde solo se utilizó un techo financiero para unos cuantos.

* Profesor de Derecho de la uDEg.

* Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

En el argot popular se dice de las personas que piden y piden sin razón de pedir para cubrir su necesidad, que esas personas no tienen llenadera, porque solo piden como sucede actualmente con el gobierno de Jalisco que pide y pide y en los hechos los jaliscienses no vemos nada, como está sucediendo con la aprobación del crédito millonario que el Congreso del Estado aprobó para la reactivación de la economía, sin puntualizar a que economía se refiere, ya que existen gastos que no justifican el endeudamiento del Estado, como lo asignado al Hospital Civil de Guadalajara en comparación en la compra de cubre bocas, así como la del Hospital Ángel Leaño, que pone al Hospital Civil de Guadalajara en una desventaja económica por todas las necesidades que esta institución de la salud necesita y que otorga la salud a la humanidad doliente, como dijera su fundador Fray Antonio Alcalde.

En estos momentos el Hospital Civil requiere de más recursos económicos por los servicios que presta a todos los seres humanos que acuden a él para aliviar sus enfermedades, el Hospital Civil de Guadalajara brinda todos los servicios, desde una consulta médica hasta una intervención de tercer nivel como dicen los médicos especialistas en su materia, así las necesidades de la salud son muchas y para ello pongamos atención en los llamados de ayuda de la Fundación Hospitales Civiles, donde a diario las personas necesitadas para aliviar su salud recurren a esta Fundación que trabaja con fines altruistas dentro de una filosofía de la filantropía y poniendo a la ciencia de la medicina al alcance del pueblo de Jalisco con la ayuda de los donadores de recursos económicos.

La salud es una inversión y no un gasto, porque si el Gobierno de Jalisco invierte en salud para el pueblo de Jalisco, el futuro de los jaliscienses se asegura en educación y trabajo que es el binomio de la prosperidad de una sociedad del presente para proyectarse al futuro y no escatimar recurso alguno para la ayuda de los más necesitados que a diario brinda el Hospital Civil de Guadalajara.

Pedir por pedir dinero, no tiene sentido ni razón cuando no se justifica el gasto, con el pretexto de la reactivación económica ante la parálisis de las empresas y el trabajo que la pandemia ha puesto en crisis a la economía familiar, muchos padres de familia se quedaron sin empleo por quedarse en su casa de manera confinada y hasta el momento no se han presentado autoridades gubernamentales ni municipales algunas a los domicilios de los jaliscienses para pagarles el recibo de la luz eléctrica, renta de casa-habitación, hipoteca, compra de lápices y cuadernos para los niños, así como regalarles a diario el gas, frijol, tortilla y leche.

El préstamo del pretexto de la reactivación no es equitativo, ante la necesidad de salarios y empleos, de la salud y la enfermedad, de la educación y la vida, donde solo se utilizó un techo financiero para unos cuantos.

* Profesor de Derecho de la uDEg.

* Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

martes 21 de julio de 2020

Los consejeros del INE

martes 14 de julio de 2020

Pisoteando la ley

miércoles 08 de julio de 2020

Un presidente de México en los EU

martes 30 de junio de 2020

A un año de la Guardia Nacional

martes 23 de junio de 2020

Si yo fuera diputado

martes 16 de junio de 2020

Observador ciudadano

martes 09 de junio de 2020

Política y represión

martes 02 de junio de 2020

Todos a trabajar

martes 19 de mayo de 2020

Reactivar la economía

Cargar Más