Antonio De Jesús Mendoza Mejía

  / martes 18 de junio de 2019

Pesos y contrapesos

En el Estado de derecho no se puede considerar un poder único, ya que este representa un riesgo para el Estado y para el pueblo, su no aplicación sería un retroceso en el estado democrático, donde los poderes instituidos por la constitución en su Artículo 39, dice: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo.

Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de este”, asimismo en el Artículo 49 constitucional establece la división de poderes donde el supremo poder de la federación se divide para su ejercicio en un Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial, por lo que la teoría de pesos y contrapesos es fundamental para fortalecer el Estado de Derecho y cada poder instituido es igual de importante en la conformación de la forma de Gobierno.

El Poder Judicial de la Federación desde la época del siglo XIX, ha creado el juicio de amparo, puede decirse que es el instrumento más liberal del Estado mexicano, el mismo que protege a los gobernados y a los poderes de los estados de los abusos del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, de lo contrario si no se aplicará el juicio de amparo, el Estado legitimaría los abusos de este en contra de su pueblo y de los poderes instituidos y se podría caer al extremo del gobierno en un sentido anárquico, donde incluso a través de esta anarquía podría darse el derrocamiento de un gobierno, ya que careceríamos de la aplicación de leyes y de las ciencias jurídicas.

El juicio de amparo para los mexicanos es el recurso más importante para equilibrar las fuerzas políticas y dar armonía a los pesos y a los contrapesos, mediante la protección de la justicia federal que fortalece la soberanía nacional y hace prevalecer el derecho individual y nacional, ante el poder y abuso del gobierno, por lo que es necesario entrar a la cultura jurídica para que la ley siempre este al servicio del hombre y no en contra de este contra todos los actos que vulneren sus derechos.

México dentro de su juicio de amparo y su propia naturaleza jurídica reivindica el aparato de justicia en contra de los abusos, que si bien algunos abogados y organizaciones civiles como ciudadanos interponen el juicio de amparo para la protección de la justicia, el mismo reivindica a las instituciones jurídicas que son las únicas en dar seguridad y certeza del derecho a los gobernados, por lo que el amparo debe de ser respetado por las instituciones de los poderes soberanos como los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los amparos que se promueven por los gobernados ante el Poder Judicial de la Federación, desde las facultades y competencias de jueces, magistrados y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se deben de acatar tal cual y de manera simple y llana, que si bien a los terceros perjudicados que son llamados a juicio les perjudica, los mismos pueden comparecer a los juicios haciendo valer la ley y el derecho, no es con discursos políticos el tratar de dirimir las controversias entre los particulares, asociaciones y los poderes públicos.

El sentido jurídico se encuentra en el estudio y en la aplicación de las ciencias jurídicas donde la responsabilidad de la autoridad está en someterse a las sentencias del Poder Judicial de la Federación y no arropar ni arroparse como violadores de los derechos humanos, así el amparo protege la libertad y la vida, la honra del hombre y los derechos que se derivan de su naturaleza jurídica racional para fortalecer el Estado de Derecho en contra de los abusos del Poder Ejecutivo.


Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara

Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

En el Estado de derecho no se puede considerar un poder único, ya que este representa un riesgo para el Estado y para el pueblo, su no aplicación sería un retroceso en el estado democrático, donde los poderes instituidos por la constitución en su Artículo 39, dice: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo.

Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de este”, asimismo en el Artículo 49 constitucional establece la división de poderes donde el supremo poder de la federación se divide para su ejercicio en un Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial, por lo que la teoría de pesos y contrapesos es fundamental para fortalecer el Estado de Derecho y cada poder instituido es igual de importante en la conformación de la forma de Gobierno.

El Poder Judicial de la Federación desde la época del siglo XIX, ha creado el juicio de amparo, puede decirse que es el instrumento más liberal del Estado mexicano, el mismo que protege a los gobernados y a los poderes de los estados de los abusos del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, de lo contrario si no se aplicará el juicio de amparo, el Estado legitimaría los abusos de este en contra de su pueblo y de los poderes instituidos y se podría caer al extremo del gobierno en un sentido anárquico, donde incluso a través de esta anarquía podría darse el derrocamiento de un gobierno, ya que careceríamos de la aplicación de leyes y de las ciencias jurídicas.

El juicio de amparo para los mexicanos es el recurso más importante para equilibrar las fuerzas políticas y dar armonía a los pesos y a los contrapesos, mediante la protección de la justicia federal que fortalece la soberanía nacional y hace prevalecer el derecho individual y nacional, ante el poder y abuso del gobierno, por lo que es necesario entrar a la cultura jurídica para que la ley siempre este al servicio del hombre y no en contra de este contra todos los actos que vulneren sus derechos.

México dentro de su juicio de amparo y su propia naturaleza jurídica reivindica el aparato de justicia en contra de los abusos, que si bien algunos abogados y organizaciones civiles como ciudadanos interponen el juicio de amparo para la protección de la justicia, el mismo reivindica a las instituciones jurídicas que son las únicas en dar seguridad y certeza del derecho a los gobernados, por lo que el amparo debe de ser respetado por las instituciones de los poderes soberanos como los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los amparos que se promueven por los gobernados ante el Poder Judicial de la Federación, desde las facultades y competencias de jueces, magistrados y ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se deben de acatar tal cual y de manera simple y llana, que si bien a los terceros perjudicados que son llamados a juicio les perjudica, los mismos pueden comparecer a los juicios haciendo valer la ley y el derecho, no es con discursos políticos el tratar de dirimir las controversias entre los particulares, asociaciones y los poderes públicos.

El sentido jurídico se encuentra en el estudio y en la aplicación de las ciencias jurídicas donde la responsabilidad de la autoridad está en someterse a las sentencias del Poder Judicial de la Federación y no arropar ni arroparse como violadores de los derechos humanos, así el amparo protege la libertad y la vida, la honra del hombre y los derechos que se derivan de su naturaleza jurídica racional para fortalecer el Estado de Derecho en contra de los abusos del Poder Ejecutivo.


Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara

Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

martes 16 de julio de 2019

La gramática española y el Quijote

martes 09 de julio de 2019

La policía y su transformación

martes 02 de julio de 2019

Me canso ganso

martes 25 de junio de 2019

Inseguridad en Jalisco

martes 18 de junio de 2019

Pesos y contrapesos

martes 11 de junio de 2019

Aranceles por seres humanos

martes 28 de mayo de 2019

Derecho a la salud

martes 07 de mayo de 2019

Marcha dominical

miércoles 24 de abril de 2019

El memorandum y su polémica

Cargar Más