/ jueves 25 de noviembre de 2021

Peajes de Terror

Entre los accidentes de carretera más notorios en México se encuentra el registrado el 15 de noviembre del año pasado en la autopista Tepic-Guadalajara con la explosión de una pipa que provoco la muerte, en el mismo lugar del accidente, de 14 personas. Lo cual revela una retórica vacua del Gobierno Federal e incluso de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (CANACAR) la cual, paradójicamente a pedido mayor atención en la expedición de licencias de manejo para conductores de estas pesadas unidades.

Paradójico porque ni la autoridad ni los empresarios han dado los primeros pasos para prohibir la circulación de los transportes pesados que incluso han sido prohibidos en las carreteras de los Estados Unidos de América.

El accidente más reciente sucedió el pasado fin de semana en la carretera México-Puebla donde un camión se quedó sin frenos y se estrelló contra todos los vehículos que encontró a su paso incluida la caseta de cobro provocando un incendio en el que fallecieron 17 personas incluido el chofer de la unidad. Con lo cual se suman 56 fallecimientos en tan solo cinco Estados.

Además existen casetas de muy alta peligrosidad donde se han registrado sistemáticamente este tipo de eventos como la que se encuentra en el tramo de La Marquesa en el trayecto México-Toluca con accidentes que han arrojado múltiples victimas mortales a los cuales se suma el ocurrido el pasado 29 de octubre cuando estudiantes de La Universidad Mexiquense sufrieron un percance que le costo la vida a 9 jóvenes, incluida a una menor de ese entidad.

Otro peligroso tramo en las carreteras mexicanas se encuentra en el Estado de Jalisco en su trayecto Guadalajara-Lagos de Moreno donde el pasado 29 de junio se estrelló un tracto camión cuyo conductor no freno en la caseta de cobro de Jalostotitlán y que al ser detenido se determinó su intoxicación con sustancias prohibidas.

Ninguna región del territorio de nuestro País se encuentra libre de este tipo de accidentes y el rosario de eventos trágicos nos lleva a estos lugares del mayor número de accidentes y muertos de este año 2021: la caseta paso del toro en la autopista Veracruz-Córdoba, 18 de agosto con 1 muerto y 3 lesionados; caseta de San Marco-Huixtoco en el Estado de México con 2 muertos y 8 lesionados el pasado 8 de septiembre; la caseta Acayucan en el Estado de Veracruz con 2 muertos el paso 19 de septiembre; la ya citada en La Marquesa con 9 muertes el pasado 29 de octubre; la del Boulevard Popotla en Baja California con 7 muertos y 35 lesionados el pasado 9 de junio; la multicitada caseta de Jalostotitlán en Jalisco con 4 muertos y 8 lesionados; la de Tepic-Guadalajara con 14 muertos y 4 lesionados y finalmente la tragedia del pasado 6 de noviembre en la caseta de San Marcos, Edomex. Con 17 muertos y 5 lesionados.

La suma de muerte en esos pocos Estados no puede seguir siendo una fría estadística. Es urgente la intervención del Congreso de la Unión para regular la presencia de transporte pesado en nuestras carreteras como ya lo empiezan a observar algunos Diputados, pero no pueden seguir siendo nuestras carreteras las más peligrosas del hemisferio norte del mundo.

* Académico UdeG

Entre los accidentes de carretera más notorios en México se encuentra el registrado el 15 de noviembre del año pasado en la autopista Tepic-Guadalajara con la explosión de una pipa que provoco la muerte, en el mismo lugar del accidente, de 14 personas. Lo cual revela una retórica vacua del Gobierno Federal e incluso de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (CANACAR) la cual, paradójicamente a pedido mayor atención en la expedición de licencias de manejo para conductores de estas pesadas unidades.

Paradójico porque ni la autoridad ni los empresarios han dado los primeros pasos para prohibir la circulación de los transportes pesados que incluso han sido prohibidos en las carreteras de los Estados Unidos de América.

El accidente más reciente sucedió el pasado fin de semana en la carretera México-Puebla donde un camión se quedó sin frenos y se estrelló contra todos los vehículos que encontró a su paso incluida la caseta de cobro provocando un incendio en el que fallecieron 17 personas incluido el chofer de la unidad. Con lo cual se suman 56 fallecimientos en tan solo cinco Estados.

Además existen casetas de muy alta peligrosidad donde se han registrado sistemáticamente este tipo de eventos como la que se encuentra en el tramo de La Marquesa en el trayecto México-Toluca con accidentes que han arrojado múltiples victimas mortales a los cuales se suma el ocurrido el pasado 29 de octubre cuando estudiantes de La Universidad Mexiquense sufrieron un percance que le costo la vida a 9 jóvenes, incluida a una menor de ese entidad.

Otro peligroso tramo en las carreteras mexicanas se encuentra en el Estado de Jalisco en su trayecto Guadalajara-Lagos de Moreno donde el pasado 29 de junio se estrelló un tracto camión cuyo conductor no freno en la caseta de cobro de Jalostotitlán y que al ser detenido se determinó su intoxicación con sustancias prohibidas.

Ninguna región del territorio de nuestro País se encuentra libre de este tipo de accidentes y el rosario de eventos trágicos nos lleva a estos lugares del mayor número de accidentes y muertos de este año 2021: la caseta paso del toro en la autopista Veracruz-Córdoba, 18 de agosto con 1 muerto y 3 lesionados; caseta de San Marco-Huixtoco en el Estado de México con 2 muertos y 8 lesionados el pasado 8 de septiembre; la caseta Acayucan en el Estado de Veracruz con 2 muertos el paso 19 de septiembre; la ya citada en La Marquesa con 9 muertes el pasado 29 de octubre; la del Boulevard Popotla en Baja California con 7 muertos y 35 lesionados el pasado 9 de junio; la multicitada caseta de Jalostotitlán en Jalisco con 4 muertos y 8 lesionados; la de Tepic-Guadalajara con 14 muertos y 4 lesionados y finalmente la tragedia del pasado 6 de noviembre en la caseta de San Marcos, Edomex. Con 17 muertos y 5 lesionados.

La suma de muerte en esos pocos Estados no puede seguir siendo una fría estadística. Es urgente la intervención del Congreso de la Unión para regular la presencia de transporte pesado en nuestras carreteras como ya lo empiezan a observar algunos Diputados, pero no pueden seguir siendo nuestras carreteras las más peligrosas del hemisferio norte del mundo.

* Académico UdeG