/ martes 16 de junio de 2020

Observador ciudadano

El martes nueve de junio, se llevó a cabo el examen de conocimientos para ocupar los cargos de consejeros del Poder Judicial del Estado de Jalisco, uno para Jueza, así como Ciudadano y el siguiente para el género femenino, se inscribieron sesenta y siete participantes en la convocatoria que publico el Congreso del Estado.

El examen se llevó a cabo en el patio central del Congreso del Estado de Jalisco, pasando por los filtros de la entrevista con un tiempo de cinco minutos de preguntas y respuestas, examen de control de confianza, hasta llegar al examen de conocimientos; en el primero llevaron una puntuación con los elementos que propuso el Congreso, en el segundo se aplicaron los exámenes de control y confianza dentro de un perfil policiaco y de Agentes del Ministerio Público, con las baterías de salud, socioeconómica, psicológica y de detector de mentiras, tal como lo establece el procedimiento de la Ley Nacional de Seguridad Pública, descuidando el perfil, los examinados son juristas y no personas que dentro de sus herramientas de trabajo utilizan los aros aprehensores y las armas de fuego, así el jurista su herramienta principal se encuentra focalizada en la Ciencia del Derecho, y su única arma es la lógica jurídica.

Los observadores fueron citados a las ocho de la mañana de ese día, en el que cada uno se presentó y asimismo se presentaron los evaluadores y aplicadores del examen, los evaluadores no trabajaron en pares se encontraba un politólogo sin conocimientos jurídicos, así plantearon en qué consistía la aplicación del examen sin abordar la metodología en el diseño de los reactivos y sin trasparentar las hojas de respuestas y diseño de las preguntas, de la misma manera solicitaron a los observadores que abandonaran el salón y que aproximadamente a las once horas regresarán al mismo.

A las once horas los observadores cuestionaron la metodología aplicada por carecer de método, de claridad y transparencia, y solicitaron que se abriera el sobre firmado por ellos para que se contaran las hojas de respuestas, entre los sí y los no se abrió el sobre y se contaron las hojas de respuestas, a las once treinta se comenzaron a imprimir las hojas de preguntas con más de diez hojas en cada examen, por lo que el examen no comenzó a las doce horas como se establecía en el programa, comenzando a las trece quince horas y causando un estrés a los examinados por el tiempo de espera.

A los observadores se les permitió el uso del celular, por lo que desde el segundo piso del Congreso, una persona grababa a los examinados y por la parte posterior y de los lados izquierdo y derecho algunos observadores editaban videos, situación que se prestó para tratar de desprestigiar al director de la División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara.

Comentan los pedagogos como el Doctor Rubén Zatarain Mendoza que la parte más fina en los aprenderes y saberes se localiza en el examen de conocimientos, siempre y cuando se apeguen a los temarios y unidades de aprendizaje, a la reflexión y no a la memorización, por lo que el presente examen careció de un diseño pedagógico, ocasionando que los sustentantes en un proceso atípico del conocimiento no lo aprobaran.

* Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara, Miembro del Observatorio sobre Seguridad y Justicia.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

El martes nueve de junio, se llevó a cabo el examen de conocimientos para ocupar los cargos de consejeros del Poder Judicial del Estado de Jalisco, uno para Jueza, así como Ciudadano y el siguiente para el género femenino, se inscribieron sesenta y siete participantes en la convocatoria que publico el Congreso del Estado.

El examen se llevó a cabo en el patio central del Congreso del Estado de Jalisco, pasando por los filtros de la entrevista con un tiempo de cinco minutos de preguntas y respuestas, examen de control de confianza, hasta llegar al examen de conocimientos; en el primero llevaron una puntuación con los elementos que propuso el Congreso, en el segundo se aplicaron los exámenes de control y confianza dentro de un perfil policiaco y de Agentes del Ministerio Público, con las baterías de salud, socioeconómica, psicológica y de detector de mentiras, tal como lo establece el procedimiento de la Ley Nacional de Seguridad Pública, descuidando el perfil, los examinados son juristas y no personas que dentro de sus herramientas de trabajo utilizan los aros aprehensores y las armas de fuego, así el jurista su herramienta principal se encuentra focalizada en la Ciencia del Derecho, y su única arma es la lógica jurídica.

Los observadores fueron citados a las ocho de la mañana de ese día, en el que cada uno se presentó y asimismo se presentaron los evaluadores y aplicadores del examen, los evaluadores no trabajaron en pares se encontraba un politólogo sin conocimientos jurídicos, así plantearon en qué consistía la aplicación del examen sin abordar la metodología en el diseño de los reactivos y sin trasparentar las hojas de respuestas y diseño de las preguntas, de la misma manera solicitaron a los observadores que abandonaran el salón y que aproximadamente a las once horas regresarán al mismo.

A las once horas los observadores cuestionaron la metodología aplicada por carecer de método, de claridad y transparencia, y solicitaron que se abriera el sobre firmado por ellos para que se contaran las hojas de respuestas, entre los sí y los no se abrió el sobre y se contaron las hojas de respuestas, a las once treinta se comenzaron a imprimir las hojas de preguntas con más de diez hojas en cada examen, por lo que el examen no comenzó a las doce horas como se establecía en el programa, comenzando a las trece quince horas y causando un estrés a los examinados por el tiempo de espera.

A los observadores se les permitió el uso del celular, por lo que desde el segundo piso del Congreso, una persona grababa a los examinados y por la parte posterior y de los lados izquierdo y derecho algunos observadores editaban videos, situación que se prestó para tratar de desprestigiar al director de la División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara.

Comentan los pedagogos como el Doctor Rubén Zatarain Mendoza que la parte más fina en los aprenderes y saberes se localiza en el examen de conocimientos, siempre y cuando se apeguen a los temarios y unidades de aprendizaje, a la reflexión y no a la memorización, por lo que el presente examen careció de un diseño pedagógico, ocasionando que los sustentantes en un proceso atípico del conocimiento no lo aprobaran.

* Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara, Miembro del Observatorio sobre Seguridad y Justicia.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

martes 21 de julio de 2020

Los consejeros del INE

martes 14 de julio de 2020

Pisoteando la ley

miércoles 08 de julio de 2020

Un presidente de México en los EU

martes 30 de junio de 2020

A un año de la Guardia Nacional

martes 23 de junio de 2020

Si yo fuera diputado

martes 16 de junio de 2020

Observador ciudadano

martes 09 de junio de 2020

Política y represión

martes 02 de junio de 2020

Todos a trabajar

martes 19 de mayo de 2020

Reactivar la economía

Cargar Más