Antonio De Jesús Mendoza Mejía

  / martes 1 de octubre de 2019

No me molestes mosquito

Esta canción del rock, compuesta por Jim Morrison e interpretada por los The Doors, a la letra dice: “No me molestes mosquito” la canción con ritmo rockero, siempre canta esta frase muy apegada a la realidad de Jalisco que en estos días se vive ante la enfermedad del dengue que es el azote de salud pública en el Estado; los muertos aumentan tanto es hospitales privados como en los públicos.

La enfermedad del dengue le llegó a mi peluquero de la calle de Obregón y la 44, en esta ciudad de Guadalajara, murió en el Sanatorio Bernardette, por las temperaturas altas en su cuerpo y la hemorragia de sangre que de su boca salía, sin que hasta el momento alguna brigada fumigadora anti-dengue circule por la ciudad.

En anteriores administraciones de gobierno, estatales y municipales las brigadas anti-dengue se veían desde los meses de abril, mayo y junio, se hacían programas de prevención para no dejar llantas ni botes con agua en los patios y en las calles, se fumigaban las escuelas de educación básica donde estudian nuestros niños desde preescolar, primaria y secundaria, así como los bachilleratos y centros universitarios, parques, jardines y calles de la ciudad, porque lo importante es prevenir dentro de las políticas públicas de salud y no lamentar muertes por negligencia política social.

Asimismo en algunas casas-habitación las brigadas de salud con fumigaciones anti-dengue pedían permiso para ingresar a las casas, ante el riesgo de esta enfermedad que azota a la población jalisciense y ha sido causa de muchas muertes, y no de dos seres humanos como en días pasados el titular de Salud en el Estado, en una entrevista radiofónica mencionaba que la causa del dengue y de la muerte de estos dos hombres fue porque eran enfermos de diabetes y de edad avanzada, pero no habló de prevención ni mucho menos de medidas profilácticas para erradicar o disminuir esta enfermedad que está golpeando a los jaliscienses, niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos, en fin entre el calor, la lluvia y la llegada del otoño, es la época donde el mosco del dengue se convierte en una amenaza para la salud de los jaliscienses que habitamos los pueblos, las ciudades y las rancherías, en fin si el dengue es un problema de cambio climático se debe de buscar la solución, si ya se detectó la causa de la enfermedad del paracetamol y el complejo B, sin que hasta el momento la enfermedad disminuya y se convierta en riesgo sanitario que debemos de evitar para no caer en la tragedia de la muerte.

Los profesores y alumnos de la Universidad de Guadalajara, así como su personal administrativo y operativo no somos infalibles ante la picadura del mosco trasmisor del dengue, donde ya se han presentado la sintomatología en algunos alumnos y profesores de preparatoria y licenciatura, sin que el gobierno del Estado de luces de solución a esta enfermedad. “No me molestes mosquito” (Jim Morrison).

* Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara

* Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco y Miembro del Observatorio sobre Justicia y Seguridad de la Universidad de Guadalajara

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio


Esta canción del rock, compuesta por Jim Morrison e interpretada por los The Doors, a la letra dice: “No me molestes mosquito” la canción con ritmo rockero, siempre canta esta frase muy apegada a la realidad de Jalisco que en estos días se vive ante la enfermedad del dengue que es el azote de salud pública en el Estado; los muertos aumentan tanto es hospitales privados como en los públicos.

La enfermedad del dengue le llegó a mi peluquero de la calle de Obregón y la 44, en esta ciudad de Guadalajara, murió en el Sanatorio Bernardette, por las temperaturas altas en su cuerpo y la hemorragia de sangre que de su boca salía, sin que hasta el momento alguna brigada fumigadora anti-dengue circule por la ciudad.

En anteriores administraciones de gobierno, estatales y municipales las brigadas anti-dengue se veían desde los meses de abril, mayo y junio, se hacían programas de prevención para no dejar llantas ni botes con agua en los patios y en las calles, se fumigaban las escuelas de educación básica donde estudian nuestros niños desde preescolar, primaria y secundaria, así como los bachilleratos y centros universitarios, parques, jardines y calles de la ciudad, porque lo importante es prevenir dentro de las políticas públicas de salud y no lamentar muertes por negligencia política social.

Asimismo en algunas casas-habitación las brigadas de salud con fumigaciones anti-dengue pedían permiso para ingresar a las casas, ante el riesgo de esta enfermedad que azota a la población jalisciense y ha sido causa de muchas muertes, y no de dos seres humanos como en días pasados el titular de Salud en el Estado, en una entrevista radiofónica mencionaba que la causa del dengue y de la muerte de estos dos hombres fue porque eran enfermos de diabetes y de edad avanzada, pero no habló de prevención ni mucho menos de medidas profilácticas para erradicar o disminuir esta enfermedad que está golpeando a los jaliscienses, niños, niñas, jóvenes, adultos y ancianos, en fin entre el calor, la lluvia y la llegada del otoño, es la época donde el mosco del dengue se convierte en una amenaza para la salud de los jaliscienses que habitamos los pueblos, las ciudades y las rancherías, en fin si el dengue es un problema de cambio climático se debe de buscar la solución, si ya se detectó la causa de la enfermedad del paracetamol y el complejo B, sin que hasta el momento la enfermedad disminuya y se convierta en riesgo sanitario que debemos de evitar para no caer en la tragedia de la muerte.

Los profesores y alumnos de la Universidad de Guadalajara, así como su personal administrativo y operativo no somos infalibles ante la picadura del mosco trasmisor del dengue, donde ya se han presentado la sintomatología en algunos alumnos y profesores de preparatoria y licenciatura, sin que el gobierno del Estado de luces de solución a esta enfermedad. “No me molestes mosquito” (Jim Morrison).

* Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara

* Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco y Miembro del Observatorio sobre Justicia y Seguridad de la Universidad de Guadalajara

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio


martes 12 de noviembre de 2019

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar

martes 05 de noviembre de 2019

Entorno: Golpe de Estado en México 

martes 29 de octubre de 2019

Las drogas fuera de control

martes 01 de octubre de 2019

No me molestes mosquito

jueves 12 de septiembre de 2019

Constitución en Jalisco

martes 20 de agosto de 2019

Anarquía en las protestas

martes 06 de agosto de 2019

Del Paso del Norte al Paso Texas

Cargar Más