/ viernes 18 de enero de 2019

Militarizar lo ya militarizado

Makalakesh


En las carreteras, avenidas y calles de esta bella nación aparecen desde hace años los valientes militares, no recuerdo con exactitud desde cuándo, pero los militares adornan de manera incómoda el panorama civil y ahora lo notan. Ayer se decidió por mantener a los miles de afectivos en las calles y no sólo eso, también capacitar a personas de otras instituciones para crear la famosa Guardia Nacional que en pocas palabras sería "la policía de emergencia" para un México que tiene de todo, menos de paz.

En redes sociales hay una batalla encarnizada y violenta, por un lado están los hippies panorámicos, ellos no quieren ver a los militares cuidando nuestras espaldas, a lo mejor son intimidades por esas caras casi tapadas, uniformes de camuflaje, armas grandes y agresivas listas para quitar vidas, pero, ¡ey!, el que nada debe nada teme, los que deben de tenerle miedo a estos mexicanos patriotas que arriesgan sus vidas por su país son los delincuentes, nosotros debemos de sentirnos seguros pues ellos están de nuestro lado.

Los adversarios del actual Gobierno y los miles de reventadores en Internet están criticando el cambio de ideas que tuvo AMLO, muchos dicen que en campaña se prometió quitar efectivos militares de las calles, pero al ver en papel la crisis de violencia que se vive en México se tomó la decisión de mantener el Ejército, esto es muy criticado ya que se prometió una cosa y se está haciendo otra, aquí podemos entender lo que pasa o simplemente podemos elegir no entender, recordemos que el de Calderón desplegó a militares y justamente la bancada panista fue la que votó en contra de la guardia nacional antier, es un nuevo PAN, al parecer.

Uno de los partidos que sorprendió por su apoyo a la Guardia Nacional fue el Revolucionario Institucional, muchos críticos dicen que fue estrategia priista, pegarse a la bancada de Morena para apoyar la Guardia Nacional y dar la ilusión de que se puede trabajar en conjunto, pero sin duda esto fue plan con maña, algo tendrán planeado los priistas para apoyar tan polémico movimiento para la seguridad nacional, el apoyo del PRI a Morena fue un perfecto caldo de cultivo para los chismes, fake news y acusaciones sin sentido entre ambos bandos.

La Guardia Nacional será el resultado de un conjunto de esfuerzos militar y civil para acabar con la inseguridad en México lo antes posible o por lo menos bajar los números, números que desde hace años van en aumento, expertos en materia dicen que es un riesgo tener un país militarizado y que corremos el riesgo de que a los delincuentes no se les respete los más básicos Derechos Humanos; se tiene la idea de que los soldados serán autoritarios y que se cometerán muchas arbitrariedades, estas acusaciones hicieron que el plan original se modificara y se vieron obligados a ponerle mando civil a esta nueva Guardia Nacional.

La Guardia Nacional no será permanente, el Ejecutivo declaró que se harán evaluaciones periódicas y que si no hay resultados positivos en los tres años se tomará la decisión de echar para atrás dicha guardia, en lo particular no entiendo el escándalo por militarizar las calles, ya que las mismas calles de las que hablamos ya están militarizadas, tal vez tienen miedo de que los militares tengan mas libertades que, por cierto, las tendrán, pero mientras no seas un delincuente creo que no debes de temer absolutamente nada, bueno, tal vez te detenga un soldado para revisar tu coche.

Makalakesh


En las carreteras, avenidas y calles de esta bella nación aparecen desde hace años los valientes militares, no recuerdo con exactitud desde cuándo, pero los militares adornan de manera incómoda el panorama civil y ahora lo notan. Ayer se decidió por mantener a los miles de afectivos en las calles y no sólo eso, también capacitar a personas de otras instituciones para crear la famosa Guardia Nacional que en pocas palabras sería "la policía de emergencia" para un México que tiene de todo, menos de paz.

En redes sociales hay una batalla encarnizada y violenta, por un lado están los hippies panorámicos, ellos no quieren ver a los militares cuidando nuestras espaldas, a lo mejor son intimidades por esas caras casi tapadas, uniformes de camuflaje, armas grandes y agresivas listas para quitar vidas, pero, ¡ey!, el que nada debe nada teme, los que deben de tenerle miedo a estos mexicanos patriotas que arriesgan sus vidas por su país son los delincuentes, nosotros debemos de sentirnos seguros pues ellos están de nuestro lado.

Los adversarios del actual Gobierno y los miles de reventadores en Internet están criticando el cambio de ideas que tuvo AMLO, muchos dicen que en campaña se prometió quitar efectivos militares de las calles, pero al ver en papel la crisis de violencia que se vive en México se tomó la decisión de mantener el Ejército, esto es muy criticado ya que se prometió una cosa y se está haciendo otra, aquí podemos entender lo que pasa o simplemente podemos elegir no entender, recordemos que el de Calderón desplegó a militares y justamente la bancada panista fue la que votó en contra de la guardia nacional antier, es un nuevo PAN, al parecer.

Uno de los partidos que sorprendió por su apoyo a la Guardia Nacional fue el Revolucionario Institucional, muchos críticos dicen que fue estrategia priista, pegarse a la bancada de Morena para apoyar la Guardia Nacional y dar la ilusión de que se puede trabajar en conjunto, pero sin duda esto fue plan con maña, algo tendrán planeado los priistas para apoyar tan polémico movimiento para la seguridad nacional, el apoyo del PRI a Morena fue un perfecto caldo de cultivo para los chismes, fake news y acusaciones sin sentido entre ambos bandos.

La Guardia Nacional será el resultado de un conjunto de esfuerzos militar y civil para acabar con la inseguridad en México lo antes posible o por lo menos bajar los números, números que desde hace años van en aumento, expertos en materia dicen que es un riesgo tener un país militarizado y que corremos el riesgo de que a los delincuentes no se les respete los más básicos Derechos Humanos; se tiene la idea de que los soldados serán autoritarios y que se cometerán muchas arbitrariedades, estas acusaciones hicieron que el plan original se modificara y se vieron obligados a ponerle mando civil a esta nueva Guardia Nacional.

La Guardia Nacional no será permanente, el Ejecutivo declaró que se harán evaluaciones periódicas y que si no hay resultados positivos en los tres años se tomará la decisión de echar para atrás dicha guardia, en lo particular no entiendo el escándalo por militarizar las calles, ya que las mismas calles de las que hablamos ya están militarizadas, tal vez tienen miedo de que los militares tengan mas libertades que, por cierto, las tendrán, pero mientras no seas un delincuente creo que no debes de temer absolutamente nada, bueno, tal vez te detenga un soldado para revisar tu coche.