/ domingo 24 de enero de 2021

#MásOxígeno

Javier Armenta Araiza

El Estado tiene la obligación de actuar en situaciones de excepción para hacerse valer y así cuidar el interés general por encima de los particulares, por ello tiene la responsabilidad en primer término de gestionar #MásOxígeno a un precio justo y accesible para quienes menos tienen. La irresponsabilidad y la falta de determinación de las autoridades cuesta 7 muertes en Jalisco cada hora.

Aunque la vida se percibe tan distinta, el calendario no deja de correr. 10 meses van de la pandemia y la estrategia de las autoridades federales y estatales no ha llegado a ser la adecuada, nos encontramos en uno de los puntos más críticos y cada día que pasa se vuelve más desafiante esta situación. Retomando los datos que compartimos la semana pasada en este espacio: del total de muertos más del 65% son adultos mayores. Iniciamos el mes de enero con un 75% de ocupación hospitalaria en el estado, y al día de hoy prácticamente no hay ventiladores disponibles en el área metropolitana. Y otro dato también aterrador, en promedio solo 1 de cada 4 pacientes que son entubadas sobreviven en Jalisco.

En la Federación de Estudiantes Universitarios no somos indiferentes a estos datos, por ello nos hemos puesto a reflexionar en torno a un tema primordial en estos días, la falta de oxígeno. Si los hospitales aún no están saturados es porque la gente se está atendiendo en casa, de allí la sobredemanda de oxígeno. Pero esto no es opción para todos porque el precio del oxígeno se ha triplicado en lo que va del mes, la realidad es durísima, la probabilidad de morir es mayor si eres pobre. El tanque físico de 680 litros que costaba $3,000 pesos y la recarga de oxígeno que estaba en 200 pesos, ha subido tanto que ahora el tanque lo podemos encontrar hasta en 10,000 pesos y la recarga llega a costar 1,200. Y cabe mencionar que hay familias que invierten hasta 9 horas para recargar su tanque de oxígeno.

Las autoridades tanto federales como estatales han demostrado no estar a la altura en cuanto al control de la pandemia se refiere. El gobierno federal brilla por su ausencia, su estrategia fracasó y parece no importarle porque buena parte del electorado no se ha dado cuenta de la dimensión del desastre. Ya no hay especialistas, neumólogos o internistas suficientes en el sistema de salud para atender el número de pacientes; han tenido que recurrir a especialistas de otras áreas médicas para atender a pacientes de Covid-19, evidencia clara del colapso. Inadmisible que los servidores de la nación reciban primero la vacuna antes que todos los médicos residentes e internos del país, por eso desde la organización estudiantil respaldamos su exigencia por la vacuna, es lo mínimo que debe proporcionar el gobierno federal.

En cuanto al tema del oxígeno, aún están a tiempo de tomar decisiones en favor de la población en general y de los que menos tienen en particular. El gobierno tiene la obligación de intervenir. Se los planteé hace algunos días al equipo de colaboradores del gobernador de Jalisco. En todo el estado se debería proveer oxígeno a un precio justo y accesible. Por su parte el gobierno federal debe de fajarse con autoridad y determinar los precios de tanques y recargas de oxígeno. No podemos dejar que estas empresas generen riqueza a costa de la vida de los que menos tienen. No es un tema entre particulares como lo ha dicho la Profeco, es un tema de vida o muerte, así de simple y así de claro: #MásOxígeno ya.

* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX

insta: Fj_armenta

Javier Armenta Araiza

El Estado tiene la obligación de actuar en situaciones de excepción para hacerse valer y así cuidar el interés general por encima de los particulares, por ello tiene la responsabilidad en primer término de gestionar #MásOxígeno a un precio justo y accesible para quienes menos tienen. La irresponsabilidad y la falta de determinación de las autoridades cuesta 7 muertes en Jalisco cada hora.

Aunque la vida se percibe tan distinta, el calendario no deja de correr. 10 meses van de la pandemia y la estrategia de las autoridades federales y estatales no ha llegado a ser la adecuada, nos encontramos en uno de los puntos más críticos y cada día que pasa se vuelve más desafiante esta situación. Retomando los datos que compartimos la semana pasada en este espacio: del total de muertos más del 65% son adultos mayores. Iniciamos el mes de enero con un 75% de ocupación hospitalaria en el estado, y al día de hoy prácticamente no hay ventiladores disponibles en el área metropolitana. Y otro dato también aterrador, en promedio solo 1 de cada 4 pacientes que son entubadas sobreviven en Jalisco.

En la Federación de Estudiantes Universitarios no somos indiferentes a estos datos, por ello nos hemos puesto a reflexionar en torno a un tema primordial en estos días, la falta de oxígeno. Si los hospitales aún no están saturados es porque la gente se está atendiendo en casa, de allí la sobredemanda de oxígeno. Pero esto no es opción para todos porque el precio del oxígeno se ha triplicado en lo que va del mes, la realidad es durísima, la probabilidad de morir es mayor si eres pobre. El tanque físico de 680 litros que costaba $3,000 pesos y la recarga de oxígeno que estaba en 200 pesos, ha subido tanto que ahora el tanque lo podemos encontrar hasta en 10,000 pesos y la recarga llega a costar 1,200. Y cabe mencionar que hay familias que invierten hasta 9 horas para recargar su tanque de oxígeno.

Las autoridades tanto federales como estatales han demostrado no estar a la altura en cuanto al control de la pandemia se refiere. El gobierno federal brilla por su ausencia, su estrategia fracasó y parece no importarle porque buena parte del electorado no se ha dado cuenta de la dimensión del desastre. Ya no hay especialistas, neumólogos o internistas suficientes en el sistema de salud para atender el número de pacientes; han tenido que recurrir a especialistas de otras áreas médicas para atender a pacientes de Covid-19, evidencia clara del colapso. Inadmisible que los servidores de la nación reciban primero la vacuna antes que todos los médicos residentes e internos del país, por eso desde la organización estudiantil respaldamos su exigencia por la vacuna, es lo mínimo que debe proporcionar el gobierno federal.

En cuanto al tema del oxígeno, aún están a tiempo de tomar decisiones en favor de la población en general y de los que menos tienen en particular. El gobierno tiene la obligación de intervenir. Se los planteé hace algunos días al equipo de colaboradores del gobernador de Jalisco. En todo el estado se debería proveer oxígeno a un precio justo y accesible. Por su parte el gobierno federal debe de fajarse con autoridad y determinar los precios de tanques y recargas de oxígeno. No podemos dejar que estas empresas generen riqueza a costa de la vida de los que menos tienen. No es un tema entre particulares como lo ha dicho la Profeco, es un tema de vida o muerte, así de simple y así de claro: #MásOxígeno ya.

* Presidente de la FEU

twitter @JavierArmentaMX

insta: Fj_armenta