/ miércoles 1 de septiembre de 2021

Mano dura

Para los propietarios de bienes inmuebles que "generen contaminación y fauna nociva" en Guadalajara, el proyecto de Ley de Ingresos 2022 contempla sanciones que podrían llegar hasta los 70 mil pesos. La medida comprenderá predios urbanos, casas abandonadas, lotes baldíos e incluso casas habitación y que por el descuido de sus propietarios violen la materia de protección al medio ambiente.

El dictamen enviado al H. Congreso, incluye fuertes sanciones a los que talen árboles, a los que desperdicien agua y un incremento del 10% de las multas establecidas para los vecinos ruidosos.

Una medida ejemplar y plausible que seguramente será secundada por los Ayuntamientos de la Zona Metropolitana y que esperamos ponga orden a los defenestradores del medio ambiente.

Uno de los principales problemas que vivimos en nuestra Ciudad particularmente es el desorden marcado; en la vialidad, en la conducta vecinal, en la observancia de las normas protocolario-sanitarias, en el uso racional del agua, en el manejo y separación de la basura, en la contaminación visual y auditiva, y es que en general nuestra Ciudad no podría caracterizarse precisamente por su limpieza, ni por su crecimiento ordenado y menos por el orden de sus habitantes.

La noble y leal, ha vivido un proceso de deterioro marcado al paso de los años; menos áreas verdes y de esparcimiento, desaparición de los mantos freáticos, falta de conservación de sus casas y monumentos históricos, un centro de la ciudad sucio y maloliente, lleno de grafittis, un Paseo Alcalde que lejos de ennoblecer el propósito para el cual fue creado, rendir un justificadísimo homenaje a la excelsa figura de nuestro mejor Obispo, creador de la Universidad, del Hospital, del Santuario, forjador de la Ciudad, hoy es refugio de pordioseros, migrantes y gente vaga, la otrora Ciudad de las Rosas, la de la gente amable quedó muy atrás perdida en la noche de los tiempos.

Las sanciones proyectadas en la nueva Ley de Ingresos, contribuirán, vía la coercibilidad, a recuperar la paz, la limpieza, la conciencia medioambiental respetuosa, a integrar una sociedad con verdadera responsabilidad civil colectiva y revertir este desorden que pareciera no tener punto de inflexión.

Lo más importante será sin duda la aplicación de la norma. De nada servirá que existan las mejores leyes si no pueden hacerse valer. Montesquieu decía que "La ley es como la muerte. No exceptúa a nadie". La tarea principal de los Alcaldes electos de la Zona Metropolitana será cumplir y hacer cumplir la ley; Mano dura. León Tolstoi el célebre escritor ruso, decía que era más fácil hacer leyes que gobernar. Justo eso, esperamos que Gobiernen bien y podamos recuperar el orden y la paz en nuestra Ciudad.

Que así sea.

* Doctor en Derecho

Para los propietarios de bienes inmuebles que "generen contaminación y fauna nociva" en Guadalajara, el proyecto de Ley de Ingresos 2022 contempla sanciones que podrían llegar hasta los 70 mil pesos. La medida comprenderá predios urbanos, casas abandonadas, lotes baldíos e incluso casas habitación y que por el descuido de sus propietarios violen la materia de protección al medio ambiente.

El dictamen enviado al H. Congreso, incluye fuertes sanciones a los que talen árboles, a los que desperdicien agua y un incremento del 10% de las multas establecidas para los vecinos ruidosos.

Una medida ejemplar y plausible que seguramente será secundada por los Ayuntamientos de la Zona Metropolitana y que esperamos ponga orden a los defenestradores del medio ambiente.

Uno de los principales problemas que vivimos en nuestra Ciudad particularmente es el desorden marcado; en la vialidad, en la conducta vecinal, en la observancia de las normas protocolario-sanitarias, en el uso racional del agua, en el manejo y separación de la basura, en la contaminación visual y auditiva, y es que en general nuestra Ciudad no podría caracterizarse precisamente por su limpieza, ni por su crecimiento ordenado y menos por el orden de sus habitantes.

La noble y leal, ha vivido un proceso de deterioro marcado al paso de los años; menos áreas verdes y de esparcimiento, desaparición de los mantos freáticos, falta de conservación de sus casas y monumentos históricos, un centro de la ciudad sucio y maloliente, lleno de grafittis, un Paseo Alcalde que lejos de ennoblecer el propósito para el cual fue creado, rendir un justificadísimo homenaje a la excelsa figura de nuestro mejor Obispo, creador de la Universidad, del Hospital, del Santuario, forjador de la Ciudad, hoy es refugio de pordioseros, migrantes y gente vaga, la otrora Ciudad de las Rosas, la de la gente amable quedó muy atrás perdida en la noche de los tiempos.

Las sanciones proyectadas en la nueva Ley de Ingresos, contribuirán, vía la coercibilidad, a recuperar la paz, la limpieza, la conciencia medioambiental respetuosa, a integrar una sociedad con verdadera responsabilidad civil colectiva y revertir este desorden que pareciera no tener punto de inflexión.

Lo más importante será sin duda la aplicación de la norma. De nada servirá que existan las mejores leyes si no pueden hacerse valer. Montesquieu decía que "La ley es como la muerte. No exceptúa a nadie". La tarea principal de los Alcaldes electos de la Zona Metropolitana será cumplir y hacer cumplir la ley; Mano dura. León Tolstoi el célebre escritor ruso, decía que era más fácil hacer leyes que gobernar. Justo eso, esperamos que Gobiernen bien y podamos recuperar el orden y la paz en nuestra Ciudad.

Que así sea.

* Doctor en Derecho

ÚLTIMASCOLUMNAS