/ domingo 21 de noviembre de 2021

La SCJN le corrige la plana a Obrador

¿Recuerda cuando en el preescolar la maestra le corregía las planas de caligrafía? Así, una vez más la Suprema Corte de Justicia de la Nación le ha corregido la plana al Presidente, quien pretendía ampliar el mandato al ministro Arturo Zaldívar hasta el año 2024 en la llamada Ley Zaldívar.

Recordemos que en la primera semana de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se expedía la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. En el Artículo Décimo tercero Transitorio del documento se establecía la ampliación de mandato del hombre del presidente. Lo anterior gracias a que la mayoría de Morena y sus aliados aprobaron durante abril, la minuta del Senado con las Leyes de la reforma al Poder Judicial. Con ello se concretaba el golpe: dos años más para el ministro Zaldívar y de paso extensión de mandato para Consejeros de la Judicatura federal.

Durante la sesión del martes 16, el ministro ponente, Fernando Franco González Sala, a quien el expresidente Felipe Calderón llenó de elogios, señaló que el Artículo Transitorio violaba la Constitución en los artículos 97 (párrafo quinto) y 100 (párrafo quinto), puesto que se trata de una reelección de facto. Por su parte, la ministra Norma Piña advirtió que los tribunales constitucionales no tienen la misión de complacer a fuerzas políticas, en tanto que, Luis María Aguilar Morales agregó que la decisión podría generar una ruptura en el equilibrio de poderes.

El descalabro propinado por la SCJN al presidente llega a la par de la entrega de la terna para sustituir al ministro Fernando Franco, una propuesta que vuelve a generar sospechas, pues se trata de tres personas cercanas al mandatario y al partido oficialista. Los nombres son Bernardo Bátiz, Loretta Ortiz y Eva Verónica de Gyvés, los tres integrantes del Consejo de la Judicatura Federal.

Un dato que ha causado burlas y otro tanto de críticas, algo más serias, es que de resultar electo Bernardo Bátiz, otro hombre cercanísimo al presidente, de 85 años de edad, terminaría su deber en la Corte a los 100 años.

La decisión unánime de la SCJN de invalidar la ampliación de mandato no es más que un acto de congruencia emanado alrededor del desdén de muchas instituciones públicas y que sin duda abona a la legitimidad que han sumado en los últimos meses las y los ministros. Nos permite, también, ver la desnudez del presidente quien buscaba a toda costa afianzar su completo dominio político.

La SCJN ha demostrado cordura y capacidad, de verdad deseo que los cambios que vienen no lleven a la Corte al terreno de la incongruencia. Nos leemos la siguiente semana y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar, desde espacios más informados, que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

* Coordinador del LID Laboratorio de Innovación Democrática

¿Recuerda cuando en el preescolar la maestra le corregía las planas de caligrafía? Así, una vez más la Suprema Corte de Justicia de la Nación le ha corregido la plana al Presidente, quien pretendía ampliar el mandato al ministro Arturo Zaldívar hasta el año 2024 en la llamada Ley Zaldívar.

Recordemos que en la primera semana de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se expedía la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. En el Artículo Décimo tercero Transitorio del documento se establecía la ampliación de mandato del hombre del presidente. Lo anterior gracias a que la mayoría de Morena y sus aliados aprobaron durante abril, la minuta del Senado con las Leyes de la reforma al Poder Judicial. Con ello se concretaba el golpe: dos años más para el ministro Zaldívar y de paso extensión de mandato para Consejeros de la Judicatura federal.

Durante la sesión del martes 16, el ministro ponente, Fernando Franco González Sala, a quien el expresidente Felipe Calderón llenó de elogios, señaló que el Artículo Transitorio violaba la Constitución en los artículos 97 (párrafo quinto) y 100 (párrafo quinto), puesto que se trata de una reelección de facto. Por su parte, la ministra Norma Piña advirtió que los tribunales constitucionales no tienen la misión de complacer a fuerzas políticas, en tanto que, Luis María Aguilar Morales agregó que la decisión podría generar una ruptura en el equilibrio de poderes.

El descalabro propinado por la SCJN al presidente llega a la par de la entrega de la terna para sustituir al ministro Fernando Franco, una propuesta que vuelve a generar sospechas, pues se trata de tres personas cercanas al mandatario y al partido oficialista. Los nombres son Bernardo Bátiz, Loretta Ortiz y Eva Verónica de Gyvés, los tres integrantes del Consejo de la Judicatura Federal.

Un dato que ha causado burlas y otro tanto de críticas, algo más serias, es que de resultar electo Bernardo Bátiz, otro hombre cercanísimo al presidente, de 85 años de edad, terminaría su deber en la Corte a los 100 años.

La decisión unánime de la SCJN de invalidar la ampliación de mandato no es más que un acto de congruencia emanado alrededor del desdén de muchas instituciones públicas y que sin duda abona a la legitimidad que han sumado en los últimos meses las y los ministros. Nos permite, también, ver la desnudez del presidente quien buscaba a toda costa afianzar su completo dominio político.

La SCJN ha demostrado cordura y capacidad, de verdad deseo que los cambios que vienen no lleven a la Corte al terreno de la incongruencia. Nos leemos la siguiente semana y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar, desde espacios más informados, que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

* Coordinador del LID Laboratorio de Innovación Democrática

ÚLTIMASCOLUMNAS