Antonio De Jesús Mendoza Mejía

  / martes 16 de abril de 2019

La Reforma laboral en México

Ante la presión de los Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador invitó a la Cámara de Diputados a trabajar en la aprobación de la reforma en materia laboral, ya que se encuentra en riesgo el Tratado del Libre Comercio actual, donde de un momento a otro el presidente Donald Trump con sus facultades constitucionales puede terminar tanto el tratado actual, como el que viene entre los Estados Unidos, Canadá y México.

La economía mexicana se quiera o no reconocer depende del comercio con los Estados Unidos y Canadá, pero aún lo más grave está en que los Estados Unidos pueden cancelar la ratificación del Tratado de México con los Estados Unidos conocidos como T-MEC, por lo que la reforma laboral de México abona a la ratificación del Tratado del Libre Comercio y al T-MEC.

Algunos analistas económicos establecen que el Tratado del Libre Comercio es un avance en las relaciones obrero-patronales con la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje y la creación del Centro de Conciliación y Registro Laboral, por lo que las representaciones obrero patronales en lo que se refiere a la conciliación deberá de restructurarse para que los mismos lleguen a acuerdos que van desde la defensa de los salarios hasta el desarrollo económico de las fuentes del empleo, ya que unos y otros se necesitan, los trabajadores para que con su salario mejoren su calidad de vida, siendo justo el pago por la mano de obra desarrollada en el trabajo, asimismo los patrones que invierten capital económico en dólares y en pesos mexicanos, tengan las ganancias suficientes y legales para vivir de manera decorosa en esta sociedad mexicana de desiguales, por lo que la mano de obra y la fábrica son el principal motor de la economía en México.

Asimismo los obreros llegan a la democratización de sus sindicatos, donde van a elegir de manera libre quién los representará en sus exigencias en las demandas laborales y los contratos colectivos que garanticen en el Estado mexicano, la inversión humana y económica, de la misma manera la reforma laboral a través de la inversión directa generarán impuestos al valor agregado y al impuesto sobre la renta, lo que aumentará el producto interno bruto de la nación, para un reparto equitativo de la riqueza nacional.

La historia de México en derecho laboral es la parte esencial del Artículo 123 constitucional, no obstante la reforma laboral esta es el punto original del derecho al trabajo y ha sido un artículo constitucional de avanzada para la transformación y perfeccionamiento de las instituciones y sobre todo la semilla del desarrollo nacional.

La historia laboral en México surge de las relaciones laborales en el Siglo XIX, cuando la Independencia de México destruyó la más arraigada de la estructura de capitalismo colonial, donde México requería de una definición de su soberanía frente al exterior, así como la consolidación de su estructura política interna.

Con la reforma laboral se crean en los estados los Juzgados Laborales en esta materia y se eliminan las Juntas de Conciliación que en su momento y dentro de su estructura con los presidentes y secretarios resolvieron los conflictos obrero patronal, que en estos días se transformarán en jueces laborales, para una mejor administración de la justicia laboral.


Profesor de Derecho de la UdeG

Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

Ante la presión de los Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador invitó a la Cámara de Diputados a trabajar en la aprobación de la reforma en materia laboral, ya que se encuentra en riesgo el Tratado del Libre Comercio actual, donde de un momento a otro el presidente Donald Trump con sus facultades constitucionales puede terminar tanto el tratado actual, como el que viene entre los Estados Unidos, Canadá y México.

La economía mexicana se quiera o no reconocer depende del comercio con los Estados Unidos y Canadá, pero aún lo más grave está en que los Estados Unidos pueden cancelar la ratificación del Tratado de México con los Estados Unidos conocidos como T-MEC, por lo que la reforma laboral de México abona a la ratificación del Tratado del Libre Comercio y al T-MEC.

Algunos analistas económicos establecen que el Tratado del Libre Comercio es un avance en las relaciones obrero-patronales con la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje y la creación del Centro de Conciliación y Registro Laboral, por lo que las representaciones obrero patronales en lo que se refiere a la conciliación deberá de restructurarse para que los mismos lleguen a acuerdos que van desde la defensa de los salarios hasta el desarrollo económico de las fuentes del empleo, ya que unos y otros se necesitan, los trabajadores para que con su salario mejoren su calidad de vida, siendo justo el pago por la mano de obra desarrollada en el trabajo, asimismo los patrones que invierten capital económico en dólares y en pesos mexicanos, tengan las ganancias suficientes y legales para vivir de manera decorosa en esta sociedad mexicana de desiguales, por lo que la mano de obra y la fábrica son el principal motor de la economía en México.

Asimismo los obreros llegan a la democratización de sus sindicatos, donde van a elegir de manera libre quién los representará en sus exigencias en las demandas laborales y los contratos colectivos que garanticen en el Estado mexicano, la inversión humana y económica, de la misma manera la reforma laboral a través de la inversión directa generarán impuestos al valor agregado y al impuesto sobre la renta, lo que aumentará el producto interno bruto de la nación, para un reparto equitativo de la riqueza nacional.

La historia de México en derecho laboral es la parte esencial del Artículo 123 constitucional, no obstante la reforma laboral esta es el punto original del derecho al trabajo y ha sido un artículo constitucional de avanzada para la transformación y perfeccionamiento de las instituciones y sobre todo la semilla del desarrollo nacional.

La historia laboral en México surge de las relaciones laborales en el Siglo XIX, cuando la Independencia de México destruyó la más arraigada de la estructura de capitalismo colonial, donde México requería de una definición de su soberanía frente al exterior, así como la consolidación de su estructura política interna.

Con la reforma laboral se crean en los estados los Juzgados Laborales en esta materia y se eliminan las Juntas de Conciliación que en su momento y dentro de su estructura con los presidentes y secretarios resolvieron los conflictos obrero patronal, que en estos días se transformarán en jueces laborales, para una mejor administración de la justicia laboral.


Profesor de Derecho de la UdeG

Miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter@mendozaAntoio

martes 01 de octubre de 2019

No me molestes mosquito

jueves 12 de septiembre de 2019

Constitución en Jalisco

martes 20 de agosto de 2019

Anarquía en las protestas

martes 06 de agosto de 2019

Del Paso del Norte al Paso Texas

martes 30 de julio de 2019

Transporte público y otras cosas más

martes 23 de julio de 2019

Las tormentas en Guadalajara

martes 16 de julio de 2019

La gramática española y el Quijote

Cargar Más