/ jueves 15 de agosto de 2019

La impunidad no tira la toalla

Al parecer, las cosas ya no se harán como se hacían en épocas pasadas que se caracterizaron por el autoritarismo, el presidente de la república no está por encima de los otros poderes, ya no está ese teléfono rojo desde donde el mandatario en turno arreglaba asuntos serios con solo una llamada, ahora, se anuncia y hasta se grita que ya no habrá corrupción, ya no habrá impunidad y eso parece que pasa si volteamos a ver el caso de Rosario Robles exdirigente de Sedesol y Sedatu.

Que por cierto, en Sedatu salieron nuevas responsabilidades para la señora Robles así que es probable que su tiempo en el tambo se alargue, comparte dormitorio con otros reclusas, un baño abierto igual para todas las recluidas, algunas son famosas criminales como la "Mata-Viejitas", no cabe duda que esa sonrisa que tanto le gusta sacar enseñando todos los dientes ya se le perdió, a mí se me perdería.

Muchos periodistas y opinólogos lanzan sus teorías, todas muy interesantes con alto porcentaje de realidad, ¿En México se quiere combatir la impunidad? es una gran noticia ya que la misma impunidad es la que levanto la ira proletaria y se vio reflejada en las urnas ese Julio del 2018, la gente mexicana estaba cansada de lo mismo y vieron una opción buena en AMLO, yo mejor diría que era la única salida para poder ver luz a una nueva forma de gobierno, una que jamás se les ocurrió, esa nueva forma será hacer las malditas cosas bien por una vez en la vida.

El Poder Judicial sigue regalando amparos como si fueran dulces, en algunos momentos hasta pienso que los jueces tienen tarifas definidas según el delito según la situación, si robaste una camioneta y quieres amparo, es tanto, si quieres que salve a tu hijo de ir preso por manejar en estado de ebriedad y atropellar a un cristiano, es tanto, los amparos son generadores de dinero, eso lo descubrieron la gran mayoría de los jueces pero es un descubrimiento en secreto, creían ellos pero en estos tiempo ya todo se sabe, las personas que buscan información, los profesionales del ramo ya saben que investigar y por dónde, poco a poco hay personas que con su ejemplo nos dicen que las cosas podrían cambiar.

La impunidad en México era otro color en la bandera, un color que solo podían ver los más poderosos económicamente o políticamente que vendría siendo casi lo mismo, el poder económico se fusionó con el político y ahí fue cuando el país se fue derecho a donde está hoy, se rompió récord en los primeros seis meses del presente año en asesinatos, se mata tanto en territorio nacional que pareciera estamos en guerra, si hay una guerra allá afuera entre las grandes bandas delictivas pero pareciera que las personas y los mismos medios de comunicación ya se cansaron de escuchar y ver tanta muerte, es triste hacernos duros por lo repetitivo de las desgracias, si seguimos así desaparecen las lágrimas de nuestros ojos, seremos piedras de corazón con mente experta en ignorar dolor ajeno.

Es posible que se termine con la vieja y tan usada impunidad, así como un varios rubros del gobierno solo el tiempo nos lo dirá, ya pronto se cumplirá un año de nuevo gobierno y creo que sería buen momento de echar cálculos y comprar resultados, no creo que sea difícil superar los números de EPN que por cierto se le están acabando los fans y expertos lo señalan como líder de este gran grupo que logró sustraer miles de millones de pesos en Sedesol, las investigaciones comienzan a fluir y los culpables por lo menos serán señalados, esperemos que la impunidad en verdad si se elimine porque de nada nos servirá una fachada que finge atacar a la impunidad porque si nadie resulta responsable de todo este circo regresaremos con esa idea eterna que tenemos varios, esa idea es que en México las leyes están diseñadas para tener vacíos que nadie quiere tapar.


Al parecer, las cosas ya no se harán como se hacían en épocas pasadas que se caracterizaron por el autoritarismo, el presidente de la república no está por encima de los otros poderes, ya no está ese teléfono rojo desde donde el mandatario en turno arreglaba asuntos serios con solo una llamada, ahora, se anuncia y hasta se grita que ya no habrá corrupción, ya no habrá impunidad y eso parece que pasa si volteamos a ver el caso de Rosario Robles exdirigente de Sedesol y Sedatu.

Que por cierto, en Sedatu salieron nuevas responsabilidades para la señora Robles así que es probable que su tiempo en el tambo se alargue, comparte dormitorio con otros reclusas, un baño abierto igual para todas las recluidas, algunas son famosas criminales como la "Mata-Viejitas", no cabe duda que esa sonrisa que tanto le gusta sacar enseñando todos los dientes ya se le perdió, a mí se me perdería.

Muchos periodistas y opinólogos lanzan sus teorías, todas muy interesantes con alto porcentaje de realidad, ¿En México se quiere combatir la impunidad? es una gran noticia ya que la misma impunidad es la que levanto la ira proletaria y se vio reflejada en las urnas ese Julio del 2018, la gente mexicana estaba cansada de lo mismo y vieron una opción buena en AMLO, yo mejor diría que era la única salida para poder ver luz a una nueva forma de gobierno, una que jamás se les ocurrió, esa nueva forma será hacer las malditas cosas bien por una vez en la vida.

El Poder Judicial sigue regalando amparos como si fueran dulces, en algunos momentos hasta pienso que los jueces tienen tarifas definidas según el delito según la situación, si robaste una camioneta y quieres amparo, es tanto, si quieres que salve a tu hijo de ir preso por manejar en estado de ebriedad y atropellar a un cristiano, es tanto, los amparos son generadores de dinero, eso lo descubrieron la gran mayoría de los jueces pero es un descubrimiento en secreto, creían ellos pero en estos tiempo ya todo se sabe, las personas que buscan información, los profesionales del ramo ya saben que investigar y por dónde, poco a poco hay personas que con su ejemplo nos dicen que las cosas podrían cambiar.

La impunidad en México era otro color en la bandera, un color que solo podían ver los más poderosos económicamente o políticamente que vendría siendo casi lo mismo, el poder económico se fusionó con el político y ahí fue cuando el país se fue derecho a donde está hoy, se rompió récord en los primeros seis meses del presente año en asesinatos, se mata tanto en territorio nacional que pareciera estamos en guerra, si hay una guerra allá afuera entre las grandes bandas delictivas pero pareciera que las personas y los mismos medios de comunicación ya se cansaron de escuchar y ver tanta muerte, es triste hacernos duros por lo repetitivo de las desgracias, si seguimos así desaparecen las lágrimas de nuestros ojos, seremos piedras de corazón con mente experta en ignorar dolor ajeno.

Es posible que se termine con la vieja y tan usada impunidad, así como un varios rubros del gobierno solo el tiempo nos lo dirá, ya pronto se cumplirá un año de nuevo gobierno y creo que sería buen momento de echar cálculos y comprar resultados, no creo que sea difícil superar los números de EPN que por cierto se le están acabando los fans y expertos lo señalan como líder de este gran grupo que logró sustraer miles de millones de pesos en Sedesol, las investigaciones comienzan a fluir y los culpables por lo menos serán señalados, esperemos que la impunidad en verdad si se elimine porque de nada nos servirá una fachada que finge atacar a la impunidad porque si nadie resulta responsable de todo este circo regresaremos con esa idea eterna que tenemos varios, esa idea es que en México las leyes están diseñadas para tener vacíos que nadie quiere tapar.