Manuel Villagómez Rodríguez

  / lunes 15 de abril de 2019

La Guardia Nacional y el desarrollo

La paz, la seguridad, la tranquilidad y la justicia son las bases fundamentales a fin de tener un desarrollo sostenido general para toda la comunidad. En estos pilares se fundamenta la existencia de los negocios actuales y futuros, pues son principios universales que con su actividad, generan riqueza y empleos y, de esta riqueza, se deriva el bienestar y armonía interior y exterior de todo ser humano, Hay que reconocer el esfuerzo que hace el gobierno de Jalisco para darnos seguridad a los empresarios y a nuestros trabajadores; también hay que referir que la mayoría de empresarios y trabajadores hemos sufrido acciones de inseguridad general. Los empresarios de Jalisco, de todos los tamaños, nos levantamos a trabajar con ánimo, decisión y coraje, pensando positivamente por el bien de todos.

En cuanto a los trabajadores del estado y municipios también han vivido ataques de inseguridad y hasta políticos y qué decir de los estudiantes.

Llega la anhelada Guardia Nacional que dirige el comandante Luis Rodríguez Bucio (general en retiro) y estarán con el, Luis Cresencio Sandoval, de la Sedena, Rafael Ojeda, de la Semar, y Patricia Rosalinda Trujillo, de la Policía Federal. La Guardia Nacional llega después de 12 años, tiempo en el cual han fallecido 250 mil mexicanos incluyendo a niños, jóvenes y mujeres; esto ya califica de crímenes de lesa humanidad, por ello damos con respeto, la mejor de las bienvenidas a esta nueva entidad, Guardia que recibe el apoyo de Michelle Bachelet, comisionada de Derechos Humanos de la ONU y quien reconoce la labor de López Obrador en este tema. Por su parte, el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo envía al Poder Legislativo un paquete de leyes para eficientar al personal de la Guardia Nacional, dando información importante de lo que se ha hecho en los 120 días de Gobierno. Ya contamos con el secretario de Seguridad Pública y la Guardia Nacional con un represente de la Sedena, Semar y Policía Federal; la coordinación de todas la entidades y sus municipios. El artículo décimo de nuestra Constitución, hace referencia a la Guardia Nacional y recuerdo que cuando terminé mi servicio militar hace 65 años, el cabo que me entregó mi cartilla me expresó: has cumplido y de aquí en adelante, hasta que cumplas 40 años, estás en la Guardia Nacional, el día que tu país te llame, debes acudir a menos de que estés lisiado; una buena lección de civismo.

A Peña Nieto se le propuso la creación de la Guardia Nacional pero jamás le dio importancia dejando 140 mil cadáveres. Llega López Obrador y toma la seguridad como prioridad número uno, haciendo referencia frecuente a la obligación del Estado de darnos paz, justicia, seguridad y tranquilidad como elementos idóneos de bienestar social.

Claro que estamos escuchando voces en contra de la forma en que se decidió quién la va a dirigir y vienen de diferentes trincheras que las respetamos, son parte de la democracia, pero vienen del frente opositor del PRIANATO, líderes y legisladores con grados académicos que deseamos que algún día, estén de acuerdo y a favor del éxito de la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, pues el costo en vidas no tiene precio y, el precio monetario los especialistas lo estiman en cinco billones de pesos, además del desprestigio internacional es demoledor y dígalo si no, el reportaje a doble plana que publica el periódico español El Mundo, de circulación mundial que titula, refiriéndose a nuestro país “La Fosa Clandestina más Grande de Latinoamérica”, problema nacional en el que Pablo Sánchez relata lo expresado por el Colectivo Solecito de Veracruz, damas en busca de sus hijos. Hay inversionistas extranjeros que están analizando lo positivo de la estructura jurídica que está llevando a cabo el Gobierno federal y como lo anunció Trump, ya comunicó su interés por invertir en el proyecto del tren del sureste y sin duda, esta oferta no vendrá sola, por todo ello, bienvenida la Guardia Nacional.

mvrfundacion@gpovillamex.com

fundacion_clcs@gpovillamex.com
















La paz, la seguridad, la tranquilidad y la justicia son las bases fundamentales a fin de tener un desarrollo sostenido general para toda la comunidad. En estos pilares se fundamenta la existencia de los negocios actuales y futuros, pues son principios universales que con su actividad, generan riqueza y empleos y, de esta riqueza, se deriva el bienestar y armonía interior y exterior de todo ser humano, Hay que reconocer el esfuerzo que hace el gobierno de Jalisco para darnos seguridad a los empresarios y a nuestros trabajadores; también hay que referir que la mayoría de empresarios y trabajadores hemos sufrido acciones de inseguridad general. Los empresarios de Jalisco, de todos los tamaños, nos levantamos a trabajar con ánimo, decisión y coraje, pensando positivamente por el bien de todos.

En cuanto a los trabajadores del estado y municipios también han vivido ataques de inseguridad y hasta políticos y qué decir de los estudiantes.

Llega la anhelada Guardia Nacional que dirige el comandante Luis Rodríguez Bucio (general en retiro) y estarán con el, Luis Cresencio Sandoval, de la Sedena, Rafael Ojeda, de la Semar, y Patricia Rosalinda Trujillo, de la Policía Federal. La Guardia Nacional llega después de 12 años, tiempo en el cual han fallecido 250 mil mexicanos incluyendo a niños, jóvenes y mujeres; esto ya califica de crímenes de lesa humanidad, por ello damos con respeto, la mejor de las bienvenidas a esta nueva entidad, Guardia que recibe el apoyo de Michelle Bachelet, comisionada de Derechos Humanos de la ONU y quien reconoce la labor de López Obrador en este tema. Por su parte, el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo envía al Poder Legislativo un paquete de leyes para eficientar al personal de la Guardia Nacional, dando información importante de lo que se ha hecho en los 120 días de Gobierno. Ya contamos con el secretario de Seguridad Pública y la Guardia Nacional con un represente de la Sedena, Semar y Policía Federal; la coordinación de todas la entidades y sus municipios. El artículo décimo de nuestra Constitución, hace referencia a la Guardia Nacional y recuerdo que cuando terminé mi servicio militar hace 65 años, el cabo que me entregó mi cartilla me expresó: has cumplido y de aquí en adelante, hasta que cumplas 40 años, estás en la Guardia Nacional, el día que tu país te llame, debes acudir a menos de que estés lisiado; una buena lección de civismo.

A Peña Nieto se le propuso la creación de la Guardia Nacional pero jamás le dio importancia dejando 140 mil cadáveres. Llega López Obrador y toma la seguridad como prioridad número uno, haciendo referencia frecuente a la obligación del Estado de darnos paz, justicia, seguridad y tranquilidad como elementos idóneos de bienestar social.

Claro que estamos escuchando voces en contra de la forma en que se decidió quién la va a dirigir y vienen de diferentes trincheras que las respetamos, son parte de la democracia, pero vienen del frente opositor del PRIANATO, líderes y legisladores con grados académicos que deseamos que algún día, estén de acuerdo y a favor del éxito de la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, pues el costo en vidas no tiene precio y, el precio monetario los especialistas lo estiman en cinco billones de pesos, además del desprestigio internacional es demoledor y dígalo si no, el reportaje a doble plana que publica el periódico español El Mundo, de circulación mundial que titula, refiriéndose a nuestro país “La Fosa Clandestina más Grande de Latinoamérica”, problema nacional en el que Pablo Sánchez relata lo expresado por el Colectivo Solecito de Veracruz, damas en busca de sus hijos. Hay inversionistas extranjeros que están analizando lo positivo de la estructura jurídica que está llevando a cabo el Gobierno federal y como lo anunció Trump, ya comunicó su interés por invertir en el proyecto del tren del sureste y sin duda, esta oferta no vendrá sola, por todo ello, bienvenida la Guardia Nacional.

mvrfundacion@gpovillamex.com

fundacion_clcs@gpovillamex.com