/ martes 14 de julio de 2020

La ciencia de la cultura de paz y la mediación de conflictos

Blas S. Jasso


Paradigmas del Siglo XXI

“Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”. Mahatma Gandhi

México se encuentra en una ruptura Paradigmática, en donde el concepto de hacer justicia se está transformando de forma sustancial y profunda. En el marco de esta transformación se encuentran los postulados de la Filosofía de la Cultura de Paz y Jalisco próximamente será de los primeros estados en proponer toda una reforma a nivel Legislativo en materia de Cultura de Paz. En breve habrá noticias relevantes en materia de Cultura de Paz en Jalisco ya que es de importante Trascendencia para una sociedad cada día más habida de conocer y aplicar nuevas formas de convivencia entre las personas. La violencia en nuestro entorno se ha multiplicado de forma superlativa, en donde la violencia ha rebasado la vida de las instituciones. La violencia ya no solamente se ejerce en la cotidianidad, si no que en algunas instituciones y funcionarios están trasladando también la violencia en contra de los mismos ciudadanos. Debe comprenderse que estamos en medio de una Pandemia sanitaria, pero se aproxima una Pandemia Emocional y los ciudadanos requerimos mayor sensibilidad de las autoridades y de las instituciones.

En la transición de un pensamiento reduccionista a un pensamiento más interdisciplinar, implicará que la mayoría de los casos llevados a los tribunales serán materia de mediación, entendida la mediación, como aquel mecanismo mediante el cual los casos susceptibles de alguna denuncia, que nos sean delitos de alto impacto, se llevarán a una mesa de negociación frente a un especialista certificado en materia de métodos alternos, que logre llevar a los involucrados a un acuerdo favorable. Lo interesante de esta metodología jurídica, consiste en llevar a la población a resolver sus propios conflictos por la vía pacífica y civilizada reduciendo la intervención de instituciones que puedan ser susceptibles a la corrupción.

En el marco de los Métodos Alternos de Solución de Controversias, no existe la figura de ganador, ni perdedor y mucho menos de un juzgador ya que las partes involucradas serán quienes procuren la solución de sus acuerdos y negociaciones. Ahora, existen ACUERDOS, y para llegar a ellos, las personas aprenderán a ejercer un nivel de responsabilidad pleno, dado que las partes se deben ver a los ojos, comunicarse y tomar decisiones, Fomentando la Cultura de paz como base Filosófica para lograr un acuerdo mutuo. Finalmente, las partes involucradas serán las únicas responsables de resolver su problema. Otra gran bondad de los Métodos Alternos de Solución de Controversias y la Filosofía de Paz, consiste en que disciplinas Científicas que epistemológicamente en otro momento eran antagónicas entre sí, deberán involucrarse de manera interdisciplinar bajo la Metodología de la Transversalidad, tal y como lo marcan las nuevas Competencias Educativas (Actitudes, Habilidades, Valores y Conocimientos). Las disciplinas Científicas conocidas como Hipotético Deductivas (cuantitativas) y el método Hermenéutico Dialéctico, (cualitativo) deberán confluir para la formación EPISTEMOLÓGICA, ANTROPOLÓGICA Y FILOSÓFICA de un buen Mediador. Un Mediador deberá conocer; Herramientas de la Psicología, tales como el Manejo de la Frustración, Control de Impulsos, Técnicas de Comunicación, Programación Neurolingüística, Control de las Emociones, Empatía, Educación Emocional, Intervención en Crisis, inspirados en la Filosofía de la Ciencia de la Cultura de Paz, Escucha Activa, Manejo de la Entrevista, basados en un pensamiento Holístico y Deontológico de la concepción del mundo y del Ser Humano. Además, un Mediador debe contar a su vez con un conjunto de Competencias Profesionales tales como; el Conocimiento legal del Hecho Jurídico, límites y alcances Constitucionales, Herramientas Técnicas de la Mediación y sus modelos de intervención, Conocimiento de Teorías en Psicología, Bases en Neurociencias y una profunda convicción de la Filosofía de las Ciencias de la Paz, Claridad en su sexualidad, que no lo lleven a tener conductas Homofóbicas o Misóginas, Asesoría Psicoterapéutica, Teorías de Gestión de Conflictos, Apertura Intelectual, Manejo del Autoconocimiento y el Autocuidado, Manejo de la Transferencia y Contratransferencia y Relaciones Sociales Estables y Cordiales. Por tanto, un Mediador es un profesional completo y competente, su labor es de gran importancia y trascendencia en la vida Social y Cultural de la comunidad. Es fundamental la Profesionalización del Mediador, dado que es un experto habilitado para enfrentar problemáticas que son habituales en la vida cotidiana y en las organizaciones. La Ciencia de la Cultura de Paz y la Mediación de Conflictos, son Disciplinas necesarias en quienes dirigen instituciones de gobierno y son los servidores públicos y los representantes Políticos los primeros obligados al manejo de la Mediación de Conflictos y el conocimiento de las herramientas en Cultura de Paz. La Ciencia de la Cultura de Paz y la Mediación de Conflictos son una realidad que llegaron para quedarse.

blasjaso@yahoo.com.mx

* Investigador integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia del Centro Universitario de Ciencias y humanidades CUCSH de la Universidad de Guadalajara.

Blas S. Jasso


Paradigmas del Siglo XXI

“Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”. Mahatma Gandhi

México se encuentra en una ruptura Paradigmática, en donde el concepto de hacer justicia se está transformando de forma sustancial y profunda. En el marco de esta transformación se encuentran los postulados de la Filosofía de la Cultura de Paz y Jalisco próximamente será de los primeros estados en proponer toda una reforma a nivel Legislativo en materia de Cultura de Paz. En breve habrá noticias relevantes en materia de Cultura de Paz en Jalisco ya que es de importante Trascendencia para una sociedad cada día más habida de conocer y aplicar nuevas formas de convivencia entre las personas. La violencia en nuestro entorno se ha multiplicado de forma superlativa, en donde la violencia ha rebasado la vida de las instituciones. La violencia ya no solamente se ejerce en la cotidianidad, si no que en algunas instituciones y funcionarios están trasladando también la violencia en contra de los mismos ciudadanos. Debe comprenderse que estamos en medio de una Pandemia sanitaria, pero se aproxima una Pandemia Emocional y los ciudadanos requerimos mayor sensibilidad de las autoridades y de las instituciones.

En la transición de un pensamiento reduccionista a un pensamiento más interdisciplinar, implicará que la mayoría de los casos llevados a los tribunales serán materia de mediación, entendida la mediación, como aquel mecanismo mediante el cual los casos susceptibles de alguna denuncia, que nos sean delitos de alto impacto, se llevarán a una mesa de negociación frente a un especialista certificado en materia de métodos alternos, que logre llevar a los involucrados a un acuerdo favorable. Lo interesante de esta metodología jurídica, consiste en llevar a la población a resolver sus propios conflictos por la vía pacífica y civilizada reduciendo la intervención de instituciones que puedan ser susceptibles a la corrupción.

En el marco de los Métodos Alternos de Solución de Controversias, no existe la figura de ganador, ni perdedor y mucho menos de un juzgador ya que las partes involucradas serán quienes procuren la solución de sus acuerdos y negociaciones. Ahora, existen ACUERDOS, y para llegar a ellos, las personas aprenderán a ejercer un nivel de responsabilidad pleno, dado que las partes se deben ver a los ojos, comunicarse y tomar decisiones, Fomentando la Cultura de paz como base Filosófica para lograr un acuerdo mutuo. Finalmente, las partes involucradas serán las únicas responsables de resolver su problema. Otra gran bondad de los Métodos Alternos de Solución de Controversias y la Filosofía de Paz, consiste en que disciplinas Científicas que epistemológicamente en otro momento eran antagónicas entre sí, deberán involucrarse de manera interdisciplinar bajo la Metodología de la Transversalidad, tal y como lo marcan las nuevas Competencias Educativas (Actitudes, Habilidades, Valores y Conocimientos). Las disciplinas Científicas conocidas como Hipotético Deductivas (cuantitativas) y el método Hermenéutico Dialéctico, (cualitativo) deberán confluir para la formación EPISTEMOLÓGICA, ANTROPOLÓGICA Y FILOSÓFICA de un buen Mediador. Un Mediador deberá conocer; Herramientas de la Psicología, tales como el Manejo de la Frustración, Control de Impulsos, Técnicas de Comunicación, Programación Neurolingüística, Control de las Emociones, Empatía, Educación Emocional, Intervención en Crisis, inspirados en la Filosofía de la Ciencia de la Cultura de Paz, Escucha Activa, Manejo de la Entrevista, basados en un pensamiento Holístico y Deontológico de la concepción del mundo y del Ser Humano. Además, un Mediador debe contar a su vez con un conjunto de Competencias Profesionales tales como; el Conocimiento legal del Hecho Jurídico, límites y alcances Constitucionales, Herramientas Técnicas de la Mediación y sus modelos de intervención, Conocimiento de Teorías en Psicología, Bases en Neurociencias y una profunda convicción de la Filosofía de las Ciencias de la Paz, Claridad en su sexualidad, que no lo lleven a tener conductas Homofóbicas o Misóginas, Asesoría Psicoterapéutica, Teorías de Gestión de Conflictos, Apertura Intelectual, Manejo del Autoconocimiento y el Autocuidado, Manejo de la Transferencia y Contratransferencia y Relaciones Sociales Estables y Cordiales. Por tanto, un Mediador es un profesional completo y competente, su labor es de gran importancia y trascendencia en la vida Social y Cultural de la comunidad. Es fundamental la Profesionalización del Mediador, dado que es un experto habilitado para enfrentar problemáticas que son habituales en la vida cotidiana y en las organizaciones. La Ciencia de la Cultura de Paz y la Mediación de Conflictos, son Disciplinas necesarias en quienes dirigen instituciones de gobierno y son los servidores públicos y los representantes Políticos los primeros obligados al manejo de la Mediación de Conflictos y el conocimiento de las herramientas en Cultura de Paz. La Ciencia de la Cultura de Paz y la Mediación de Conflictos son una realidad que llegaron para quedarse.

blasjaso@yahoo.com.mx

* Investigador integrante del Observatorio de Seguridad y Justicia del Centro Universitario de Ciencias y humanidades CUCSH de la Universidad de Guadalajara.

ÚLTIMASCOLUMNAS