/ lunes 26 de julio de 2021

Ideales

Un ideal, en ética, es un valor que se plantea como un modelo de perfección a seguir, como tal, se trata de un estado inalcanzable pero definitivamente aproximable, es decir, son metas, objetivos, representados por intereses ya que una persona es capaz de dedicar toda su vida con el propósito de lograr aquel ideal, en general, la palabra ideal tiene que ver con las ideas por lo que puede ser basado en lo mental que se relaciona con algo real.

Ideal también puede depender según en el contexto que se emplea ya que se refiere a un prototipo o ejemplar, es decir que la persona posee todos los atributos para ser seguido por todos aquellos personajes que con él se relacionan o interactúan como la esposa, los hijos o la familia sin importar el grado de parentesco de aquí es que también se relaciona llegar a la meta que se aspira forjándose la idea de alcanzar la meta que se propone, en ese orden de ideas se lucha poniendo todas sus energías a efecto de lograr sus objetivos y con ello sentir una satisfacción dándole sentido a su vida.

Tomando en consideración lo que se señala en el párrafo precedente, en términos de la psicología, este vocablo de ideal se refiere como a algo inalcanzable pero con una proximidad de realizarese, es entonces que el individuo puede fantasear con una situación perfecta que puede convertirse en realidad a través del trabajo, esfuerzo y vocación de su parte, de aquí se desprende que los ideales han llevado a un estado de progreso en la humanidad que debe tornarse en un bienestar social y personal.

Dentro del compendio de las diversas teorías del psicoanálisis, existe una aplicable al caso como lo es el ideal del yo, que significa ser uno de los subsistemas que integran el ego del ser humano ya que es claro que necesita de que su ideal sea llevado al cabo de como lo propone sin admitir más comentarios, sugerencias o correcciones al planteamiento por él dado a conocer.

De tal manera que, se propone también que el ideal, es un conjunto de ideas o valores morales, intelectuales o artísticos del individuo o de una época o momento específico, tal es el caso de los países que han abandonado el ideal del socialismo practicado durante el siglo pasado ya que se dieron cuenta que era una doctrina política y económica que propugnaba la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr la organización de la sociedad en la cual existiera una igualdad política social y económica de todas las personas. El Socialismo utópico.

Ahora bien, que sucede cuando no se tiene claro el ideal por el que estamos luchando y que, cuando llegamos a sentir la satisfacción del objetivo alcanzado, ese pensamiento se distorciona y que llega a ser perjudicial para nuestro entorno o a la sociedad; sabemos que nuestros sentimientos y nuestras emociones están desencadenados por los pensamientos que en forma automática se producen a cada segundo en nuestra mente, esos pensamientos pueden ser perfectamente adecuados a la realidad del entorno en que estamos afectando a virtud de una evidencia y falsos razonamientos.

Algunas de las distorciones de los ideales, se pueden leer desde el punto de vista histórico relacionados con aquellos que buscan el poder en la empresa, la escuela o en una nación, muchos ejemplos de ello están en los libros históricos que han quedado plasmados en los acontecimientos de la vida por el estilo de pensar, sea cual fuere el modo de asimilación de aquellas distorciones del ideal es que aquella persona que ha perdido la brújula del porque quizo llegar al poder, reconozca que necesita caminar hacia una vida emocional plena y equilibrada y que este cambio tenga como principio el dejar de perjudicar a los que están en ese entorno social.

En conclusión, palabra ideal se puede relacionar con idealizar que es elevar las cosas sobre la realidad sensible, por medio de la inteligencia o fantasía. La palabra ideal puede estar presente en todos los contextos que el individuo desea para alcanzar algo perfecto o adecuado para él y, así lograr la satisfacción personal y de quienes lo rodean, por ejemplo: amor ideal, resultado ideal, ciudad ideal, libro ideal, entre otros.

* Rector General del Centro Universitario UTEG,

joseroque@uteg.edu.mx

Un ideal, en ética, es un valor que se plantea como un modelo de perfección a seguir, como tal, se trata de un estado inalcanzable pero definitivamente aproximable, es decir, son metas, objetivos, representados por intereses ya que una persona es capaz de dedicar toda su vida con el propósito de lograr aquel ideal, en general, la palabra ideal tiene que ver con las ideas por lo que puede ser basado en lo mental que se relaciona con algo real.

Ideal también puede depender según en el contexto que se emplea ya que se refiere a un prototipo o ejemplar, es decir que la persona posee todos los atributos para ser seguido por todos aquellos personajes que con él se relacionan o interactúan como la esposa, los hijos o la familia sin importar el grado de parentesco de aquí es que también se relaciona llegar a la meta que se aspira forjándose la idea de alcanzar la meta que se propone, en ese orden de ideas se lucha poniendo todas sus energías a efecto de lograr sus objetivos y con ello sentir una satisfacción dándole sentido a su vida.

Tomando en consideración lo que se señala en el párrafo precedente, en términos de la psicología, este vocablo de ideal se refiere como a algo inalcanzable pero con una proximidad de realizarese, es entonces que el individuo puede fantasear con una situación perfecta que puede convertirse en realidad a través del trabajo, esfuerzo y vocación de su parte, de aquí se desprende que los ideales han llevado a un estado de progreso en la humanidad que debe tornarse en un bienestar social y personal.

Dentro del compendio de las diversas teorías del psicoanálisis, existe una aplicable al caso como lo es el ideal del yo, que significa ser uno de los subsistemas que integran el ego del ser humano ya que es claro que necesita de que su ideal sea llevado al cabo de como lo propone sin admitir más comentarios, sugerencias o correcciones al planteamiento por él dado a conocer.

De tal manera que, se propone también que el ideal, es un conjunto de ideas o valores morales, intelectuales o artísticos del individuo o de una época o momento específico, tal es el caso de los países que han abandonado el ideal del socialismo practicado durante el siglo pasado ya que se dieron cuenta que era una doctrina política y económica que propugnaba la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr la organización de la sociedad en la cual existiera una igualdad política social y económica de todas las personas. El Socialismo utópico.

Ahora bien, que sucede cuando no se tiene claro el ideal por el que estamos luchando y que, cuando llegamos a sentir la satisfacción del objetivo alcanzado, ese pensamiento se distorciona y que llega a ser perjudicial para nuestro entorno o a la sociedad; sabemos que nuestros sentimientos y nuestras emociones están desencadenados por los pensamientos que en forma automática se producen a cada segundo en nuestra mente, esos pensamientos pueden ser perfectamente adecuados a la realidad del entorno en que estamos afectando a virtud de una evidencia y falsos razonamientos.

Algunas de las distorciones de los ideales, se pueden leer desde el punto de vista histórico relacionados con aquellos que buscan el poder en la empresa, la escuela o en una nación, muchos ejemplos de ello están en los libros históricos que han quedado plasmados en los acontecimientos de la vida por el estilo de pensar, sea cual fuere el modo de asimilación de aquellas distorciones del ideal es que aquella persona que ha perdido la brújula del porque quizo llegar al poder, reconozca que necesita caminar hacia una vida emocional plena y equilibrada y que este cambio tenga como principio el dejar de perjudicar a los que están en ese entorno social.

En conclusión, palabra ideal se puede relacionar con idealizar que es elevar las cosas sobre la realidad sensible, por medio de la inteligencia o fantasía. La palabra ideal puede estar presente en todos los contextos que el individuo desea para alcanzar algo perfecto o adecuado para él y, así lograr la satisfacción personal y de quienes lo rodean, por ejemplo: amor ideal, resultado ideal, ciudad ideal, libro ideal, entre otros.

* Rector General del Centro Universitario UTEG,

joseroque@uteg.edu.mx