/ martes 26 de noviembre de 2019

Futuro o prospectiva

La Real Academia Española, ofrece varias definiciones de futuro, ejemplo: que está por venir y ha de suceder con el tiempo, que todavía no es, pero va a ser, tiempo que vendrá, todo ello dependiendo del contenido a tratar. En otro contexto, se cataloga como dentro de la línea del tiempo lo que viene inevitablemente después del presente pero que aún no ha ocurrido.

Gramaticalmente se refiere a que el futuro es un tiempo verbal que indica que la acción sucederá, con el propósito de realizar un mejor estudio de estas definiciones, existen varios futuros que gramaticalmente son divididos de la siguiente manera:

Futuro compuesto o futuro imperfecto: indica que la acción habrá acontecido como si ya estuviese concluido, por ejemplo, cuando termine mi jornada, regresaré a mi hogar.

Futuro simple o futuro perfecto: es el tiempo absoluto que se usa para expresar que algo acontecerá en un tiempo después del momento en que se habla, por ejemplo, hoy nos veremos para ir al cine.

El futuro también expresa una perspectiva sobre algo o alguien como cuando se habla de la visión de futuro o la expresión, por ejemplo, hacer frente a lo que venga.

En economía o en el mundo empresarial, futuro significa el éxito que una empresa u organización tendrá. Si la empresa no tiene futuro significa que no será un buen negocio, en cambio, si una organización tiene mucho futuro representa que tendrá mucho éxito.

El conocimiento o la predicción del futuro es algo que desde la antigüedad los humanos han tratado de descifrar. Para ello existen las profecías que dicen ser reveladas por seres superiores o por inspiración divina.

De esta forma, da origen a los adivinos que predicen el futuro ya sea mediante la lectura de señales de la naturaleza en el tiempo, las estrellas o el vuelo de las aves, o por la manipulación de objetos tales como ramitas, piedras, huesos o jugando a las cartas, pudiendo también compartir estas experiencias con un médium o chaman.

Ahora bien, en relación con el futuro y los adivinos cual es la creencia en el mundo postmoderno las consultas a médiums, espiritistas, astrólogos, brujos, “parapsicólogos”, chamanes, clarividentes, tarotistas, curanderos, y toda clase de mancias (quiromancia, cartomancia, etc.), han dejado de ser un tabú supersticioso que convivía con la modernidad en forma discreta, para convertirse en algo cotidiano, socialmente aceptado, con una creciente presencia en los medios de comunicación.

Ahora bien, en forma paralela, existe la prospectiva. Como se define este vocablo.

Se entiende por prospectiva el conjunto de estudios que se llevan a cabo sobre un tema o situación particular, a modo de determinar lo que ocurrirá de forma anticipada. Prospectiva también es un adjetivo que se relaciona con el futuro.

La palabra prospectiva deriva del latín tardío prospectīvus, que significa mirar hacia delante. Como sinónimos se pueden relacionar las palabras búsqueda o sondeo. La prospectiva es una disciplina de estudio que se apoya en la investigación a través de los métodos científicos y empíricos, para realizar análisis en diversas áreas y determinar o tener una idea bastante próxima de lo que puede suceder en el futuro.

Por ejemplo, se debe hacer un estudio prospectivo y una proyección de los presupuestos que podemos establecer para el próximo año. La prospectiva sobre el crecimiento económico de un país, de una familia o en forma personal, parece ser positiva. Como se puede apreciar, la prospectiva busca platear escenarios futuros a fin de establecer en el presente cuáles son las mejores acciones o medidas a tomar, en cualquiera que sea el caso, bien sea en el área política, social, económica, salud, entre otras.

Cabe destacar que, la prospectiva no busca adivinar el futuro, solo es una herramienta que permite tomar en cuenta información relevante para plantear y establecer diversas acciones o respuestas en los tiempos por venir.

Por ejemplo, los científicos considerando los datos obtenidos el contagio de gripe y su evolución en el último año, pueden considerar de manera prospectiva cuáles son las medidas sanitarias a tomar para el año próximo y disminuir los contagios de gripe.

Apreciable lector, en el mundo que vivimos y en ocasiones por una desesperación queremos visionar el futuro sobre cosas que queremos o necesitamos, recurriendo a prácticas no comunes, por ello es que debemos diferenciar que es el futuro y que es la prospectiva, saludos.

* Rector General del Centro Universitario UTEG

e-mail: joseroque@uteg.edu.mx

La Real Academia Española, ofrece varias definiciones de futuro, ejemplo: que está por venir y ha de suceder con el tiempo, que todavía no es, pero va a ser, tiempo que vendrá, todo ello dependiendo del contenido a tratar. En otro contexto, se cataloga como dentro de la línea del tiempo lo que viene inevitablemente después del presente pero que aún no ha ocurrido.

Gramaticalmente se refiere a que el futuro es un tiempo verbal que indica que la acción sucederá, con el propósito de realizar un mejor estudio de estas definiciones, existen varios futuros que gramaticalmente son divididos de la siguiente manera:

Futuro compuesto o futuro imperfecto: indica que la acción habrá acontecido como si ya estuviese concluido, por ejemplo, cuando termine mi jornada, regresaré a mi hogar.

Futuro simple o futuro perfecto: es el tiempo absoluto que se usa para expresar que algo acontecerá en un tiempo después del momento en que se habla, por ejemplo, hoy nos veremos para ir al cine.

El futuro también expresa una perspectiva sobre algo o alguien como cuando se habla de la visión de futuro o la expresión, por ejemplo, hacer frente a lo que venga.

En economía o en el mundo empresarial, futuro significa el éxito que una empresa u organización tendrá. Si la empresa no tiene futuro significa que no será un buen negocio, en cambio, si una organización tiene mucho futuro representa que tendrá mucho éxito.

El conocimiento o la predicción del futuro es algo que desde la antigüedad los humanos han tratado de descifrar. Para ello existen las profecías que dicen ser reveladas por seres superiores o por inspiración divina.

De esta forma, da origen a los adivinos que predicen el futuro ya sea mediante la lectura de señales de la naturaleza en el tiempo, las estrellas o el vuelo de las aves, o por la manipulación de objetos tales como ramitas, piedras, huesos o jugando a las cartas, pudiendo también compartir estas experiencias con un médium o chaman.

Ahora bien, en relación con el futuro y los adivinos cual es la creencia en el mundo postmoderno las consultas a médiums, espiritistas, astrólogos, brujos, “parapsicólogos”, chamanes, clarividentes, tarotistas, curanderos, y toda clase de mancias (quiromancia, cartomancia, etc.), han dejado de ser un tabú supersticioso que convivía con la modernidad en forma discreta, para convertirse en algo cotidiano, socialmente aceptado, con una creciente presencia en los medios de comunicación.

Ahora bien, en forma paralela, existe la prospectiva. Como se define este vocablo.

Se entiende por prospectiva el conjunto de estudios que se llevan a cabo sobre un tema o situación particular, a modo de determinar lo que ocurrirá de forma anticipada. Prospectiva también es un adjetivo que se relaciona con el futuro.

La palabra prospectiva deriva del latín tardío prospectīvus, que significa mirar hacia delante. Como sinónimos se pueden relacionar las palabras búsqueda o sondeo. La prospectiva es una disciplina de estudio que se apoya en la investigación a través de los métodos científicos y empíricos, para realizar análisis en diversas áreas y determinar o tener una idea bastante próxima de lo que puede suceder en el futuro.

Por ejemplo, se debe hacer un estudio prospectivo y una proyección de los presupuestos que podemos establecer para el próximo año. La prospectiva sobre el crecimiento económico de un país, de una familia o en forma personal, parece ser positiva. Como se puede apreciar, la prospectiva busca platear escenarios futuros a fin de establecer en el presente cuáles son las mejores acciones o medidas a tomar, en cualquiera que sea el caso, bien sea en el área política, social, económica, salud, entre otras.

Cabe destacar que, la prospectiva no busca adivinar el futuro, solo es una herramienta que permite tomar en cuenta información relevante para plantear y establecer diversas acciones o respuestas en los tiempos por venir.

Por ejemplo, los científicos considerando los datos obtenidos el contagio de gripe y su evolución en el último año, pueden considerar de manera prospectiva cuáles son las medidas sanitarias a tomar para el año próximo y disminuir los contagios de gripe.

Apreciable lector, en el mundo que vivimos y en ocasiones por una desesperación queremos visionar el futuro sobre cosas que queremos o necesitamos, recurriendo a prácticas no comunes, por ello es que debemos diferenciar que es el futuro y que es la prospectiva, saludos.

* Rector General del Centro Universitario UTEG

e-mail: joseroque@uteg.edu.mx

martes 14 de enero de 2020

Conservatorios

lunes 06 de enero de 2020

Huellas

lunes 30 de diciembre de 2019

Desde mi óptica: Propósito

lunes 23 de diciembre de 2019

Desde mi óptica: Propósito

martes 17 de diciembre de 2019

Fortaleza laboral

martes 10 de diciembre de 2019

Falta mucho por hacer

martes 26 de noviembre de 2019

Futuro o prospectiva

martes 19 de noviembre de 2019

Juntos lo lograremos

lunes 11 de noviembre de 2019

Desde mi óptica: Trauma o frustración

lunes 04 de noviembre de 2019

Hagamos equipo

Cargar Más