/ martes 3 de julio de 2018

Expresión ciudadana / Mexicanos demócratas y nacionalistas

Víctor M. De La Cruz Ruvalcaba

Durante la jornada electoral del pasado domingo primero de julio, la mayoría de los ciudadanos mexicanos demostramos ser unos auténticos demócratas y nacionalistas al acudir masivamente a ejercer nuestra obligación y el derecho a votar por los candidatos que se postularon a diversos cargos de elección gubernamental.

Aunque fueron muchos los votantes, casi el 50% del total no votaron por las formulas ganadoras, pero con su participación validaron uno de los procesos más competidos, polémicos y expectantes de los últimos años.

Los candidatos presidenciales, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y Ricardo Anaya, demostraron un alto sentido de madurez y patriotismo al reconocer el triunfo de su adversario Andrés Manuel López Obrador, además de felicitarlo y desearle el mayor de los éxitos en su nueva responsabilidad como presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

El sector privado, a través de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, también expresó su deseo de apoyar con entusiasmo a los integrantes de la nueva administración federal, además en una rueda de prensa Castañón manifestó; “Que el país tenía las condiciones necesarias para generar confianza a las inversiones del exterior”.

El virtual presidente de la República Mexicana, también recibió felicitaciones con buenos deseos para su gestión del actual presidente y de otros ex presidentes de México, así como de diversos mandatarios de otros importantes países, como el de los Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, España, China, Colombia, Venezuela y varios más.

La coalición que integra MORENA, el Partido de Trabajo y Encuentro Social, no sólo ganó la presidencia de México con el alrededor del 53% de los sufragios para López Obrador, sino que obtuvo la mayoría de las gubernaturas en las que se celebraron elecciones paralelas, la mayoría de los curules en el Senado de la Republica y en la Cámara de Diputados.

El escenario está dado para que el próximo titular del Poder Ejecutivo, junto con su gabinete y sus colaboradores, mejoren las condiciones actuales de inseguridad, corrupción, impunidad, inequidad, injusticia y pobreza, flagelos que actualmente padecemos muchos de los que residimos en esta nación.

El próximo gobierno tiene la histórica oportunidad de demostrar que realmente va a servir a la población y a cumplir sus promesas de campaña, no como algunos de sus antecesores que no quisieron o no pudieron, la congruencia será vital para regresarle la confianza a los ciudadanos en sus autoridades.

Así pues, hay vientos de esperanza, ojala que estos sean acompañados de proyectos que generen una educación de calidad, una cultura de honestidad, de transparencia, ecuanimidad, desarrollo y de justicia, si esto se concreta los mexicanos respaldaremos a nuestros gobernantes para convertiremos en uno de los países más unidos, sólidos y prósperos del orbe.


twitter; @Xpresioncd

ap~HQLv��


Víctor M. De La Cruz Ruvalcaba

Durante la jornada electoral del pasado domingo primero de julio, la mayoría de los ciudadanos mexicanos demostramos ser unos auténticos demócratas y nacionalistas al acudir masivamente a ejercer nuestra obligación y el derecho a votar por los candidatos que se postularon a diversos cargos de elección gubernamental.

Aunque fueron muchos los votantes, casi el 50% del total no votaron por las formulas ganadoras, pero con su participación validaron uno de los procesos más competidos, polémicos y expectantes de los últimos años.

Los candidatos presidenciales, José Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y Ricardo Anaya, demostraron un alto sentido de madurez y patriotismo al reconocer el triunfo de su adversario Andrés Manuel López Obrador, además de felicitarlo y desearle el mayor de los éxitos en su nueva responsabilidad como presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

El sector privado, a través de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, también expresó su deseo de apoyar con entusiasmo a los integrantes de la nueva administración federal, además en una rueda de prensa Castañón manifestó; “Que el país tenía las condiciones necesarias para generar confianza a las inversiones del exterior”.

El virtual presidente de la República Mexicana, también recibió felicitaciones con buenos deseos para su gestión del actual presidente y de otros ex presidentes de México, así como de diversos mandatarios de otros importantes países, como el de los Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, España, China, Colombia, Venezuela y varios más.

La coalición que integra MORENA, el Partido de Trabajo y Encuentro Social, no sólo ganó la presidencia de México con el alrededor del 53% de los sufragios para López Obrador, sino que obtuvo la mayoría de las gubernaturas en las que se celebraron elecciones paralelas, la mayoría de los curules en el Senado de la Republica y en la Cámara de Diputados.

El escenario está dado para que el próximo titular del Poder Ejecutivo, junto con su gabinete y sus colaboradores, mejoren las condiciones actuales de inseguridad, corrupción, impunidad, inequidad, injusticia y pobreza, flagelos que actualmente padecemos muchos de los que residimos en esta nación.

El próximo gobierno tiene la histórica oportunidad de demostrar que realmente va a servir a la población y a cumplir sus promesas de campaña, no como algunos de sus antecesores que no quisieron o no pudieron, la congruencia será vital para regresarle la confianza a los ciudadanos en sus autoridades.

Así pues, hay vientos de esperanza, ojala que estos sean acompañados de proyectos que generen una educación de calidad, una cultura de honestidad, de transparencia, ecuanimidad, desarrollo y de justicia, si esto se concreta los mexicanos respaldaremos a nuestros gobernantes para convertiremos en uno de los países más unidos, sólidos y prósperos del orbe.


twitter; @Xpresioncd

ap~HQLv��