Antonio De Jesús Mendoza Mejía

  / martes 19 de noviembre de 2019

El poder marea

Comentaba el Maestro Efraín González Luna Morfín en sus conferencias que impartía en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad de Guadalajara, con los temas de filosofía y política, decía que el licor que marea más a los seres humanos se llama “poder”.

Cuando el poder pierde el sentido de servir y el poderoso lo utiliza para servirse de los demás y se convierte en un hombre soberbio que no escucha a los seres humanos, únicamente acepta la adulación más no la crítica de los amigos que le hacen ver sus errores, alejándolos de su círculo cercano.

La adulación es parte de la vida del poderoso que pierde el piso y piensa que flota en el aire, cuando la soberbia se apodera de la política se pierde la política como vocación de servicio.

La carta dirigida por el poeta Javier Sicilia al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador es una carta que en el fondo nos preocupa a los seres humanos que respiramos, estudiamos, pensamos y trabajamos en este país, como es la seguridad ciudadana en términos de la modernización o lo que también conocemos como la seguridad pública, los mexicanos sabemos cuándo salimos de nuestros hogares pero el regreso es incierto, ya que no sabemos si regresaremos con vida.

El poeta ya vivió la experiencia con su hijo cuando lo asesinaron en el Estado de Morelos hace ya algunos años, tomando las calles y concientizando a la población en este problema de la seguridad pública que por años y sexenios desde los priistas y panistas que se han sentado en el poder presidencial ha sido una exigencia a esta demanda de la inseguridad que todos los días vivimos los mexicanos.

En este país es muy complicado sentarnos un parque de la ciudad en horas tempranas de la mañana o salir a la calle a repensar y tomar el fresco de la mañana y mucho menos que las mujeres hagan esto como se hace en los países europeos donde los franceses o italianos no son molestados como en las ciudades y pueblos de México.

El Presidente de la República es el primer mandatario de la nación, su obligación está en servir a todos los mexicanos, y ante una carta que escribe el poeta Javier Sicilia hecha ya publica en todos los medios de comunicación se tiene que dar una respuesta clara y objetiva ante el gran problema de la seguridad pública en la que vivimos, por lo que hablar de ningunear al presidente y derivar la responsabilidad constitucional que él tiene para defender la vida de todos los mexicanos no es cosa menor para derivarla a sus colaboradores.

Nuestras vidas dependen del primer ejecutivo de la nación, sin llegar a una confrontación bélica entre el estado de fuerza con el crimen organizado, ante los miles de muertos que ha denunciado el poeta en este periodo presidencial, así como la reestructuración de la seguridad pública porque el desaparecer cuerpos policiacos y crear la guardia nacional hasta el momento no ha dado los resultados pertinentes ante la ola de violencia que se ha apoderado en esta nación.

Es importante replantear la política criminal ante la inseguridad que va desde robos, secuestros y muertes en este país, y ser objetivos en este proceso de solución de conflictos de inseguridad.

* Profesor de Derecho, miembro del Observatorio sobre Justicia y Seguridad de la Universidad de Guadalajara y miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco

Correo: antonio_dejesus@hotmail.com

Twitter: @mendozaAntoio

Comentaba el Maestro Efraín González Luna Morfín en sus conferencias que impartía en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad de Guadalajara, con los temas de filosofía y política, decía que el licor que marea más a los seres humanos se llama “poder”.

Cuando el poder pierde el sentido de servir y el poderoso lo utiliza para servirse de los demás y se convierte en un hombre soberbio que no escucha a los seres humanos, únicamente acepta la adulación más no la crítica de los amigos que le hacen ver sus errores, alejándolos de su círculo cercano.

La adulación es parte de la vida del poderoso que pierde el piso y piensa que flota en el aire, cuando la soberbia se apodera de la política se pierde la política como vocación de servicio.

La carta dirigida por el poeta Javier Sicilia al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador es una carta que en el fondo nos preocupa a los seres humanos que respiramos, estudiamos, pensamos y trabajamos en este país, como es la seguridad ciudadana en términos de la modernización o lo que también conocemos como la seguridad pública, los mexicanos sabemos cuándo salimos de nuestros hogares pero el regreso es incierto, ya que no sabemos si regresaremos con vida.

El poeta ya vivió la experiencia con su hijo cuando lo asesinaron en el Estado de Morelos hace ya algunos años, tomando las calles y concientizando a la población en este problema de la seguridad pública que por años y sexenios desde los priistas y panistas que se han sentado en el poder presidencial ha sido una exigencia a esta demanda de la inseguridad que todos los días vivimos los mexicanos.

En este país es muy complicado sentarnos un parque de la ciudad en horas tempranas de la mañana o salir a la calle a repensar y tomar el fresco de la mañana y mucho menos que las mujeres hagan esto como se hace en los países europeos donde los franceses o italianos no son molestados como en las ciudades y pueblos de México.

El Presidente de la República es el primer mandatario de la nación, su obligación está en servir a todos los mexicanos, y ante una carta que escribe el poeta Javier Sicilia hecha ya publica en todos los medios de comunicación se tiene que dar una respuesta clara y objetiva ante el gran problema de la seguridad pública en la que vivimos, por lo que hablar de ningunear al presidente y derivar la responsabilidad constitucional que él tiene para defender la vida de todos los mexicanos no es cosa menor para derivarla a sus colaboradores.

Nuestras vidas dependen del primer ejecutivo de la nación, sin llegar a una confrontación bélica entre el estado de fuerza con el crimen organizado, ante los miles de muertos que ha denunciado el poeta en este periodo presidencial, así como la reestructuración de la seguridad pública porque el desaparecer cuerpos policiacos y crear la guardia nacional hasta el momento no ha dado los resultados pertinentes ante la ola de violencia que se ha apoderado en esta nación.

Es importante replantear la política criminal ante la inseguridad que va desde robos, secuestros y muertes en este país, y ser objetivos en este proceso de solución de conflictos de inseguridad.

* Profesor de Derecho, miembro del Observatorio sobre Justicia y Seguridad de la Universidad de Guadalajara y miembro fundador de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Capítulo Jalisco

Correo: antonio_dejesus@hotmail.com

Twitter: @mendozaAntoio

miércoles 11 de diciembre de 2019

Del derecho del trabajo al T-MEC

martes 03 de diciembre de 2019

Del outsourcing a la tercerización

martes 26 de noviembre de 2019

Educar con filosofía

martes 19 de noviembre de 2019

El poder marea

martes 12 de noviembre de 2019

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar

martes 05 de noviembre de 2019

Entorno: Golpe de Estado en México 

martes 29 de octubre de 2019

Las drogas fuera de control

martes 01 de octubre de 2019

No me molestes mosquito

jueves 12 de septiembre de 2019

Constitución en Jalisco

Cargar Más