/ lunes 4 de abril de 2022

Desde mi óptica | Génesis patológico

Según los diccionarios médicos la Patología (pathos: enfermedad; logia: estudio) es la ciencia médica y la práctica de la especialidad concerniente a todos los aspectos de la enfermedad, pero especialmente con la naturaleza esencial, causas y desarrollo de condiciones anormales, así como los cambios estructurales y funcionales que resultan del proceso de enfermedad.

Existen estudios científicos y gráficos que concluyen sobre el nada agradable segundo lugar que ocupa en México la diabetes mellitus (es una enfermedad prolongada crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre), la diabetes ya es una pandemia; ocupamos el noveno lugar entre las naciones con más diabéticos, y para 2025 ascenderemos al número siete. Es un problema de salud que seguirá creciendo, afirmó Adolfo Andrade Cetto, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de México

En comunidades rurales de México los diabéticos usan medicina tradicional de manera complementaria al tratamiento médico, en prácticamente todos los casos: 93 por ciento combina ambos; cinco por ciento usa sólo fármacos y dos por ciento únicamente plantas. En la meta de controlar la diabetes, Andrade busca principios activos en plantas, con un enfoque etnofarmacológico, para ello, contacta a pacientes en diferentes comunidades del país y determina las plantas a estudiar, sus equipos realizan un estudio total de las plantas que la gente utiliza para determinar cómo actúan. Nuestra idea es aislar los principios activos para hacer un fitofármaco que tenga actividad hipoglucemiante, agrega el investigador.

Volviendo al pasado, la diabetes era ya conocida antes de la era cristiana, en el manuscrito descubierto por Ebers en Egipto, en el siglo XV AC, se describen síntomas que parecen corresponder a la Diabetes. Es así como al final del siglo I y principios del siglo II Ateneo de Atalía funda en Roma la Escuela de los pneumáticos, el concepto griego de pneuma aire, aliento vital se remonta a la filosofía de entonces. El neuma se obtiene a través de la respiración y las enfermedades se deben a algún obstáculo que se presente en el proceso.

Areteo de Capadocia nació en el siglo II D.C, fue un médico griego residente en Roma describe las enfermedades clásicas como la tuberculosis, la difteria y la epilepsia; para él la diabetes es una enfermedad fría y húmeda en la que la carne y los músculos se funden para convertirse en orina, fue el quien le dio el nombre de diabetes que en griego significa Sifón, refiriéndose el síntoma más llamativo por la exagerada emisión de orina, él quería decir que el agua entraba y salía sin quedarse en el individuo.

En los siglos posteriores no se encuentran en los escritos médicos referencias a esta enfermedad hasta que, en el siglo XI, Avicena habla con clara precisión de esta afección en su famoso Canon de la Medicina. Tras un largo intervalo fue Tomás Willis quien, en 1679, hizo una descripción magistral de la diabetes, quedando desde entonces reconocida por su sintomatología como entidad clínica. Fue él quien, refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes mellitus que se distingue por decir que tiene un sabor a miel.

Finalmente, siglos de estudios, análisis e investigaciones, después de hacer infinidad de pruebas buscando el medicamento que pudiera satisfacer o ayudar médicamente a todos aquellos que padecieran de esta patología, se descubrió la insulina en el verano 1921 por Sir Frederick Grant Banting

Desde luego que, como todos los fármacos y medicamentos deben ser indicados o prescritos por un médico especialista según la enfermedad a tratar ya que, un alto nivel de insulina en la sangre ocasiona bajos niveles de azúcar sanguíneo la hipoglucemia que puede ser leve, lo que lleva a que se presenten síntomas como la ansiedad y el hambre. O puede ser grave, lo que lleva a que se presenten convulsiones, coma e incluso la muerte.

José Roque Albín Huerta.

Rector General del Centro Universitario Uteg.

joseroque@uteg.edu.mx




Según los diccionarios médicos la Patología (pathos: enfermedad; logia: estudio) es la ciencia médica y la práctica de la especialidad concerniente a todos los aspectos de la enfermedad, pero especialmente con la naturaleza esencial, causas y desarrollo de condiciones anormales, así como los cambios estructurales y funcionales que resultan del proceso de enfermedad.

Existen estudios científicos y gráficos que concluyen sobre el nada agradable segundo lugar que ocupa en México la diabetes mellitus (es una enfermedad prolongada crónica en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre), la diabetes ya es una pandemia; ocupamos el noveno lugar entre las naciones con más diabéticos, y para 2025 ascenderemos al número siete. Es un problema de salud que seguirá creciendo, afirmó Adolfo Andrade Cetto, académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de México

En comunidades rurales de México los diabéticos usan medicina tradicional de manera complementaria al tratamiento médico, en prácticamente todos los casos: 93 por ciento combina ambos; cinco por ciento usa sólo fármacos y dos por ciento únicamente plantas. En la meta de controlar la diabetes, Andrade busca principios activos en plantas, con un enfoque etnofarmacológico, para ello, contacta a pacientes en diferentes comunidades del país y determina las plantas a estudiar, sus equipos realizan un estudio total de las plantas que la gente utiliza para determinar cómo actúan. Nuestra idea es aislar los principios activos para hacer un fitofármaco que tenga actividad hipoglucemiante, agrega el investigador.

Volviendo al pasado, la diabetes era ya conocida antes de la era cristiana, en el manuscrito descubierto por Ebers en Egipto, en el siglo XV AC, se describen síntomas que parecen corresponder a la Diabetes. Es así como al final del siglo I y principios del siglo II Ateneo de Atalía funda en Roma la Escuela de los pneumáticos, el concepto griego de pneuma aire, aliento vital se remonta a la filosofía de entonces. El neuma se obtiene a través de la respiración y las enfermedades se deben a algún obstáculo que se presente en el proceso.

Areteo de Capadocia nació en el siglo II D.C, fue un médico griego residente en Roma describe las enfermedades clásicas como la tuberculosis, la difteria y la epilepsia; para él la diabetes es una enfermedad fría y húmeda en la que la carne y los músculos se funden para convertirse en orina, fue el quien le dio el nombre de diabetes que en griego significa Sifón, refiriéndose el síntoma más llamativo por la exagerada emisión de orina, él quería decir que el agua entraba y salía sin quedarse en el individuo.

En los siglos posteriores no se encuentran en los escritos médicos referencias a esta enfermedad hasta que, en el siglo XI, Avicena habla con clara precisión de esta afección en su famoso Canon de la Medicina. Tras un largo intervalo fue Tomás Willis quien, en 1679, hizo una descripción magistral de la diabetes, quedando desde entonces reconocida por su sintomatología como entidad clínica. Fue él quien, refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes mellitus que se distingue por decir que tiene un sabor a miel.

Finalmente, siglos de estudios, análisis e investigaciones, después de hacer infinidad de pruebas buscando el medicamento que pudiera satisfacer o ayudar médicamente a todos aquellos que padecieran de esta patología, se descubrió la insulina en el verano 1921 por Sir Frederick Grant Banting

Desde luego que, como todos los fármacos y medicamentos deben ser indicados o prescritos por un médico especialista según la enfermedad a tratar ya que, un alto nivel de insulina en la sangre ocasiona bajos niveles de azúcar sanguíneo la hipoglucemia que puede ser leve, lo que lleva a que se presenten síntomas como la ansiedad y el hambre. O puede ser grave, lo que lleva a que se presenten convulsiones, coma e incluso la muerte.

José Roque Albín Huerta.

Rector General del Centro Universitario Uteg.

joseroque@uteg.edu.mx