/ domingo 5 de abril de 2020

De la epidemia a la pandemia

¡Ay Jalisco no te rajes! Dice la letra de una de las canciones más emblemáticas de Jalisco. Acabábamos de salir de una verdadera epidemia como lo fue la del dengue en nuestra entidad, para entrar a una pandemia a nivel global.

A lo anterior se suma la inseguridad y la violencia en las calles de Jalisco, lo que trae como consecuencia un panorama nada halagüeño.

El dengue en Jalisco fue la primera prueba de esta administración, misma que enfrentó esta epidemia de forma irresponsable fumigando con insumos caducos, fumigando a destiempo y con consecuencias fatales para cientos de Jaliscienses.

A mediados del año anterior, los encabezados a nivel nacional eran los siguientes: “Jalisco encabeza muertes por dengue en el país”… y es que por un mal manejo por parte de nuestras autoridades fueron miles los que formaron parte de las estadísticas de esta epidemia del dengue. Jalisco fue el nada honroso primer lugar en muertes por esta epidemia, seguido por los estados de Chiapas y Veracruz.

Flaca memoria tiene el pueblo, pero esta fue la realidad. Ahora el Gobierno de Jalisco ha intentado adelantar la agenda federal (como si fuera un ejemplo a seguir). Estas agendas discordantes entre el gobierno federal y el gobierno de Jalisco, resultan perjudiciales para la ciudadanía.

Por si fuera poco para los jaliscienses el problema del dengue, se suma el de la pandemia del coronavirus.

Tarde o temprano la desigualdad económica en México generaría problemas hasta de salud como es el caso. Pues al día de hoy enfrentan este virus al rededor de mil quinientas personas en situación de calle, tan solo en Guadalajara.

Para las personas en desgracia económica, se le suma que los albergues de la ciudad han reducido sus servicios o de plano cerraron, y esto afecta a las personas en situación de calle.

Con esta medida se reducen sus posibilidades de atención o tengan que permanecer cerrados, lo que implica que personas en situación de calle tengan menor oportunidad de acceder a una comida, baño o refugio. Dicho en otras palabras gobierno y sociedad les dice: “rásquense con sus uñas” o “arréglenselas como puedan”… quienes estarían siendo dirigidos a la muerte. Pero sin pensar que pueden ser focos de infección que a su vez pueden contagiar a la gente “bien”…

Algunas de estas personas han manifestado que “no le temen al cvvid 19, a lo que si le tienen miedo es al hambre. Y es que las posibilidades de obtener una moneda se reducen por razones obvias por motivos de la contingencia.

Aunado a lo anterior, el pueblo de Jalisco y de México se encuentra notoriamente resguardado. Hasta cuando soportará la ciudadanía la cuarentena? En términos generales el grueso de la población estará en condiciones económicas para hacer frente al monstruo de la pandemia?

Hasta qué grado serán suficientes los apoyos económicos por parte de los gobiernos federal y estatal para quienes viven al día? que por lo que sabemos no son pocos.

En estos tiempos de crisis se puede ver lo mejor de las personas, pues afloran buenos sentimientos para apoyar a sus semejantes. Pero también en otros seres humanos aflora lo peor del hombre…

En el caso de los políticos no perdamos de vista a nuestros gobernantes, pues podemos ver a algunos: caballeros “locos por salvarnos a costa de cortarnos el cuello”. (Joan Manuel Serrat).

Y así podemos ver la mezquindad de algunos, lucrando económica y políticamente con un pueblo maltratado y humillado, que lo único que le queda hasta el momento es (esperar en casa) en términos generales, que por cierto no son pocos aquellos ciudadanos que poco les importa la pandemia y siguen su vida de forma cotidiana.

Más allá de estar pensando los políticos en sacar raja de esta pandemia. En mi opinión deberían de estarse preguntando lo siguiente: 1. ¿Cuántos ciudadanos podrán cumplir con la cuarentena? 2. ¿Cuántos no? 3. ¿Qué se hará en caso de saqueos a supermercados? 4. ¿Cuál será el siguiente paso después de que se agoten los alimentos en las tiendas saqueadas?… en fin, creo que el manejo de los recursos más que nunca debe hacerse de una forma responsable y escrupulosa.

* Doctor en Derecho. Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia, Benemérita Universidad de Guadalajara.

¡Ay Jalisco no te rajes! Dice la letra de una de las canciones más emblemáticas de Jalisco. Acabábamos de salir de una verdadera epidemia como lo fue la del dengue en nuestra entidad, para entrar a una pandemia a nivel global.

A lo anterior se suma la inseguridad y la violencia en las calles de Jalisco, lo que trae como consecuencia un panorama nada halagüeño.

El dengue en Jalisco fue la primera prueba de esta administración, misma que enfrentó esta epidemia de forma irresponsable fumigando con insumos caducos, fumigando a destiempo y con consecuencias fatales para cientos de Jaliscienses.

A mediados del año anterior, los encabezados a nivel nacional eran los siguientes: “Jalisco encabeza muertes por dengue en el país”… y es que por un mal manejo por parte de nuestras autoridades fueron miles los que formaron parte de las estadísticas de esta epidemia del dengue. Jalisco fue el nada honroso primer lugar en muertes por esta epidemia, seguido por los estados de Chiapas y Veracruz.

Flaca memoria tiene el pueblo, pero esta fue la realidad. Ahora el Gobierno de Jalisco ha intentado adelantar la agenda federal (como si fuera un ejemplo a seguir). Estas agendas discordantes entre el gobierno federal y el gobierno de Jalisco, resultan perjudiciales para la ciudadanía.

Por si fuera poco para los jaliscienses el problema del dengue, se suma el de la pandemia del coronavirus.

Tarde o temprano la desigualdad económica en México generaría problemas hasta de salud como es el caso. Pues al día de hoy enfrentan este virus al rededor de mil quinientas personas en situación de calle, tan solo en Guadalajara.

Para las personas en desgracia económica, se le suma que los albergues de la ciudad han reducido sus servicios o de plano cerraron, y esto afecta a las personas en situación de calle.

Con esta medida se reducen sus posibilidades de atención o tengan que permanecer cerrados, lo que implica que personas en situación de calle tengan menor oportunidad de acceder a una comida, baño o refugio. Dicho en otras palabras gobierno y sociedad les dice: “rásquense con sus uñas” o “arréglenselas como puedan”… quienes estarían siendo dirigidos a la muerte. Pero sin pensar que pueden ser focos de infección que a su vez pueden contagiar a la gente “bien”…

Algunas de estas personas han manifestado que “no le temen al cvvid 19, a lo que si le tienen miedo es al hambre. Y es que las posibilidades de obtener una moneda se reducen por razones obvias por motivos de la contingencia.

Aunado a lo anterior, el pueblo de Jalisco y de México se encuentra notoriamente resguardado. Hasta cuando soportará la ciudadanía la cuarentena? En términos generales el grueso de la población estará en condiciones económicas para hacer frente al monstruo de la pandemia?

Hasta qué grado serán suficientes los apoyos económicos por parte de los gobiernos federal y estatal para quienes viven al día? que por lo que sabemos no son pocos.

En estos tiempos de crisis se puede ver lo mejor de las personas, pues afloran buenos sentimientos para apoyar a sus semejantes. Pero también en otros seres humanos aflora lo peor del hombre…

En el caso de los políticos no perdamos de vista a nuestros gobernantes, pues podemos ver a algunos: caballeros “locos por salvarnos a costa de cortarnos el cuello”. (Joan Manuel Serrat).

Y así podemos ver la mezquindad de algunos, lucrando económica y políticamente con un pueblo maltratado y humillado, que lo único que le queda hasta el momento es (esperar en casa) en términos generales, que por cierto no son pocos aquellos ciudadanos que poco les importa la pandemia y siguen su vida de forma cotidiana.

Más allá de estar pensando los políticos en sacar raja de esta pandemia. En mi opinión deberían de estarse preguntando lo siguiente: 1. ¿Cuántos ciudadanos podrán cumplir con la cuarentena? 2. ¿Cuántos no? 3. ¿Qué se hará en caso de saqueos a supermercados? 4. ¿Cuál será el siguiente paso después de que se agoten los alimentos en las tiendas saqueadas?… en fin, creo que el manejo de los recursos más que nunca debe hacerse de una forma responsable y escrupulosa.

* Doctor en Derecho. Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia, Benemérita Universidad de Guadalajara.

domingo 12 de julio de 2020

Reingeniería de la violencia

domingo 05 de julio de 2020

La violencia azteca y Jalisco

lunes 29 de junio de 2020

Los Cuatro Jinetes

domingo 21 de junio de 2020

De la gran necrópolis de Jalisco

domingo 14 de junio de 2020

Presos políticos en Jalisco

domingo 07 de junio de 2020

El caos en Jalisco

domingo 17 de mayo de 2020

Fuerzas armadas por decreto

domingo 03 de mayo de 2020

Fosas y desaparecidos

domingo 26 de abril de 2020

Cuarentena e inseguridad

martes 21 de abril de 2020

Luces para los gobernantes

Cargar Más