/ miércoles 13 de mayo de 2020

Con sus asegunes


Abel Campirano Marin

La expresión que intitula mi columna es muy utilizada por la gente de campo para expresar su conformidad con reservas respecto a un cuestionamiento.

Así cuando se les pregunta si las lluvias serán buenas este año, la respuesta es "con sus asegunes"; "asegún llueva poco; asegún llueva muncho".

Y es atinada la respuesta; por una parte el advenimiento de las lluvias propicia la fertilidad de los campos, pero también una sobreabundancia de éstas ocasionará desbordes e inundaciones, campos anegados que finalmente echarán a perder sus cultivos.

Por tanto: ¿son buenas o no las lluvias? regresamos al principio: "con sus asegunes" y nos quedamos igual.

Pues así andamos con motivo de los apoyos económicos y la reapertura general para la "nueva normalidad".

Dos áreas comprenden el ámbito de análisis; los programas de apoyo gubernamentales y el re-encendido gradual de las actividades económicas.

Por lo que se refiere a las ayudas económicas tanto del Gobierno Federal como Estatales o Municipales, un trabajo de investigación realizado por México Elige a través de su Departamento de Investigaciones Digitales, indica que el 89.5 de los encuestados no ha recibido apoyo extraordinario debido a la pandemia, en tanto que el 76.5% de los encuestados asegura que ha visto afectados sus ingresos por la crisis del coronavirus.

El 10.5% de los encuestados informa que ha recibido apoyo de parte del Gobierno Federal en un 34% en tanto que la ayuda de empresas o empresarios apenas llega al rango del 6.4% y Organizaciones no Gubernamentales representan el 3.3%.

La metodología empleada es con mexicanos mayores de 18 años residentes en México con acceso a Facebook, se hizo entre el 5 y el 10 de mayo, con un tamaño muestral de 33,448 personas, y con un margen de error de +-0.8% y un nivel de confianza del 95%.

Esto revela que realmente pocos, muy pocos han recibido apoyos reales que no son otra cosa que préstamos que en realidad serán a fondo perdido porque una inmensa mayoría no podrán reembolsar al Gobierno Federal sobre todo, y "asegún" sean recibidos o no, se podrán calificar las bondades de esta política pública.

Respecto al Plan de reapertura.

El Plan presentado la mañana de este miércoles en Palacio Nacional no es otra cosa que un plan para elaborar un plan. Haga de cuenta un retruécano.

El "Plan" consta de tres etapas: La primera es la creación de los Municipios de la esperanza; (hay un plan para su creación) la segunda es la preparación para la reapertura general; (hay un plan para la reapertura) y la tercera es el establecimiento de los semáforos por regiones, muy a la francesa; (hay un plan).

La pregunta obvia es: ¿Y cuál es el plan entonces? La respuesta es precisamente la misma pregunta: El plan de terminar con la jornada nacional de la sana distancia para reabrir nuestra economía y nos quedamos en la misma, sin saber y menos entender en que consiste el famoso plan.

Remata el señor Esteban Moctezuma, Secretario de Educación, diciendo que se reanudarán las labores escolares presenciales cuando el semáforo por región esté en verde; cuando se le pregunta cuándo estará en verde la respuesta es simple: estará en verde cuando sea seguro. ¿Y cuándo estará seguro? Pues cuando esté en verde!

¿Los apoyos y el Plan son medidas adecuadas y necesarias?

Pues sí... con sus asegunes...

No cabe duda, México es un País Kafkiano[1]

Twitter: @CampiranoWolff

Correo electrónico: lcampirano@yahoo.com


Abel Campirano Marin

La expresión que intitula mi columna es muy utilizada por la gente de campo para expresar su conformidad con reservas respecto a un cuestionamiento.

Así cuando se les pregunta si las lluvias serán buenas este año, la respuesta es "con sus asegunes"; "asegún llueva poco; asegún llueva muncho".

Y es atinada la respuesta; por una parte el advenimiento de las lluvias propicia la fertilidad de los campos, pero también una sobreabundancia de éstas ocasionará desbordes e inundaciones, campos anegados que finalmente echarán a perder sus cultivos.

Por tanto: ¿son buenas o no las lluvias? regresamos al principio: "con sus asegunes" y nos quedamos igual.

Pues así andamos con motivo de los apoyos económicos y la reapertura general para la "nueva normalidad".

Dos áreas comprenden el ámbito de análisis; los programas de apoyo gubernamentales y el re-encendido gradual de las actividades económicas.

Por lo que se refiere a las ayudas económicas tanto del Gobierno Federal como Estatales o Municipales, un trabajo de investigación realizado por México Elige a través de su Departamento de Investigaciones Digitales, indica que el 89.5 de los encuestados no ha recibido apoyo extraordinario debido a la pandemia, en tanto que el 76.5% de los encuestados asegura que ha visto afectados sus ingresos por la crisis del coronavirus.

El 10.5% de los encuestados informa que ha recibido apoyo de parte del Gobierno Federal en un 34% en tanto que la ayuda de empresas o empresarios apenas llega al rango del 6.4% y Organizaciones no Gubernamentales representan el 3.3%.

La metodología empleada es con mexicanos mayores de 18 años residentes en México con acceso a Facebook, se hizo entre el 5 y el 10 de mayo, con un tamaño muestral de 33,448 personas, y con un margen de error de +-0.8% y un nivel de confianza del 95%.

Esto revela que realmente pocos, muy pocos han recibido apoyos reales que no son otra cosa que préstamos que en realidad serán a fondo perdido porque una inmensa mayoría no podrán reembolsar al Gobierno Federal sobre todo, y "asegún" sean recibidos o no, se podrán calificar las bondades de esta política pública.

Respecto al Plan de reapertura.

El Plan presentado la mañana de este miércoles en Palacio Nacional no es otra cosa que un plan para elaborar un plan. Haga de cuenta un retruécano.

El "Plan" consta de tres etapas: La primera es la creación de los Municipios de la esperanza; (hay un plan para su creación) la segunda es la preparación para la reapertura general; (hay un plan para la reapertura) y la tercera es el establecimiento de los semáforos por regiones, muy a la francesa; (hay un plan).

La pregunta obvia es: ¿Y cuál es el plan entonces? La respuesta es precisamente la misma pregunta: El plan de terminar con la jornada nacional de la sana distancia para reabrir nuestra economía y nos quedamos en la misma, sin saber y menos entender en que consiste el famoso plan.

Remata el señor Esteban Moctezuma, Secretario de Educación, diciendo que se reanudarán las labores escolares presenciales cuando el semáforo por región esté en verde; cuando se le pregunta cuándo estará en verde la respuesta es simple: estará en verde cuando sea seguro. ¿Y cuándo estará seguro? Pues cuando esté en verde!

¿Los apoyos y el Plan son medidas adecuadas y necesarias?

Pues sí... con sus asegunes...

No cabe duda, México es un País Kafkiano[1]

Twitter: @CampiranoWolff

Correo electrónico: lcampirano@yahoo.com

martes 07 de julio de 2020

La traición del Congreso

miércoles 01 de julio de 2020

El Equilibrio de Poderes

miércoles 17 de junio de 2020

La decisión de la Corte

miércoles 10 de junio de 2020

¿Y aquí quién manda?

miércoles 03 de junio de 2020

La otra pandemia

miércoles 20 de mayo de 2020

Ombudsman - Tribunus Plebis

miércoles 13 de mayo de 2020

Con sus asegunes

Cargar Más