Francisco Jiménez Reynoso

  / domingo 16 de junio de 2019

Ciber delitos

Hoy en día podríamos decir que el uso del internet resulta imprescindible para esta generación. Lo anterior trae como consecuencia altos riesgos que enumeraremos en esta columna, con la finalidad de informar a los lectores (ras) y tomen sus debidas precauciones, esta manera podrán evitar ser víctimas de un ciberdelito.

Muchos delitos ya no ocurren en el mundo real sino en el cibernético. Son los llamados ciberdelitos: delitos informáticos o delitos por internet. Internet, la red de redes, se ha convertido en terreno abonado para toda clase de infracciones de la Ley; allí coexisten varias modalidades de delito, desde las tradicionales hasta las contemporáneas.

Los delincuentes saben que los ciberdelitos por internet son difíciles de perseguir. Los delincuentes actúan amparados en el anonimato que proporciona internet. Además del hecho de que el delito puede cometerse en México y el delincuente estar en otro país. Los delincuentes poco se exponen al llevar a cabo fraudes y delitos por medio de internet.

Una cosa resulta preciso aclarar, no todos los delitos que se cometen por medio de internet son financieros. Gran parte afectan a la dignidad de los menores de edad. Son ellos los que pasan más tiempo en Internet y también los más vulnerables. Algunos de los peligros a los que se exponen son los siguientes, por lo anterior, debemos estar conscientes de que los jóvenes son de los más vulnerables en nuestra sociedad.

Grooming. Una palabra inglesa que podríamos traducir como engatusamiento. El grooming se produce cuando un adulto intenta ganarse la confianza de un niño con fines sexuales. Debemos de tener presente el interés superior del menor.

Ciberbulling. Acoso a menores a través de internet. La diferencia del ciberbulling con el ciber acoso es que en el ciberbulling tanto acosador o acosadores como acosado son menores de edad. El ciberbulling incluye los siguientes hechos: chantajes, vejaciones, insultos y otros atentados contra la dignidad de los jóvenes.

Sexting. Consiste en la difusión de contenidos sexuales, a menudo ilegales e implicando a menores, a través de los teléfonos móviles.

Sextorsion. Extorsionar a alguien con difundir imágenes suyas de contenido sexual, imágenes que normalmente se han obtenido mediante sexting. Y el delincuente tiene la intención de obtener un beneficio económico o en especie.

Spam. El spam puede considerarse ilegal si la persona a la que va dirigido no puede elegir no recibir dicho mensaje o si no se le retira de una lista de spam cuando lo solicita. Este tipo de actos resultan ser molestos para el usuario.

Robar el Wifi del vecino. Conseguir las claves de una red sin el consentimiento de su dueño puede considerarse delito. Lamentablemente en nuestro país es una práctica muy frecuente.

Hostigamiento o acoso. Insultar a alguien en internet, amenazarle o difundir cuestiones sobre su persona son otros de los comportamientos que podrían ser delictivos.

Sin duda alguna, las leyes van atrás de los ciberdelitos, lo anterior se debe a la velocidad con que avanza la tecnología, la cual evoluciona prácticamente a diario, mientras que en contraste, los congresos son lentos para actualizar su marco letal en la sociedad.

En síntesis podemos recordarle al lector (ra) que puede evitar ser víctima de los ciberdelincuentes, siendo precavidos, cautos y aplicando hasta el sentido común, para evitar ser víctima de la ciberdelincuencia.


jimenezabogado@gmail.com

Hoy en día podríamos decir que el uso del internet resulta imprescindible para esta generación. Lo anterior trae como consecuencia altos riesgos que enumeraremos en esta columna, con la finalidad de informar a los lectores (ras) y tomen sus debidas precauciones, esta manera podrán evitar ser víctimas de un ciberdelito.

Muchos delitos ya no ocurren en el mundo real sino en el cibernético. Son los llamados ciberdelitos: delitos informáticos o delitos por internet. Internet, la red de redes, se ha convertido en terreno abonado para toda clase de infracciones de la Ley; allí coexisten varias modalidades de delito, desde las tradicionales hasta las contemporáneas.

Los delincuentes saben que los ciberdelitos por internet son difíciles de perseguir. Los delincuentes actúan amparados en el anonimato que proporciona internet. Además del hecho de que el delito puede cometerse en México y el delincuente estar en otro país. Los delincuentes poco se exponen al llevar a cabo fraudes y delitos por medio de internet.

Una cosa resulta preciso aclarar, no todos los delitos que se cometen por medio de internet son financieros. Gran parte afectan a la dignidad de los menores de edad. Son ellos los que pasan más tiempo en Internet y también los más vulnerables. Algunos de los peligros a los que se exponen son los siguientes, por lo anterior, debemos estar conscientes de que los jóvenes son de los más vulnerables en nuestra sociedad.

Grooming. Una palabra inglesa que podríamos traducir como engatusamiento. El grooming se produce cuando un adulto intenta ganarse la confianza de un niño con fines sexuales. Debemos de tener presente el interés superior del menor.

Ciberbulling. Acoso a menores a través de internet. La diferencia del ciberbulling con el ciber acoso es que en el ciberbulling tanto acosador o acosadores como acosado son menores de edad. El ciberbulling incluye los siguientes hechos: chantajes, vejaciones, insultos y otros atentados contra la dignidad de los jóvenes.

Sexting. Consiste en la difusión de contenidos sexuales, a menudo ilegales e implicando a menores, a través de los teléfonos móviles.

Sextorsion. Extorsionar a alguien con difundir imágenes suyas de contenido sexual, imágenes que normalmente se han obtenido mediante sexting. Y el delincuente tiene la intención de obtener un beneficio económico o en especie.

Spam. El spam puede considerarse ilegal si la persona a la que va dirigido no puede elegir no recibir dicho mensaje o si no se le retira de una lista de spam cuando lo solicita. Este tipo de actos resultan ser molestos para el usuario.

Robar el Wifi del vecino. Conseguir las claves de una red sin el consentimiento de su dueño puede considerarse delito. Lamentablemente en nuestro país es una práctica muy frecuente.

Hostigamiento o acoso. Insultar a alguien en internet, amenazarle o difundir cuestiones sobre su persona son otros de los comportamientos que podrían ser delictivos.

Sin duda alguna, las leyes van atrás de los ciberdelitos, lo anterior se debe a la velocidad con que avanza la tecnología, la cual evoluciona prácticamente a diario, mientras que en contraste, los congresos son lentos para actualizar su marco letal en la sociedad.

En síntesis podemos recordarle al lector (ra) que puede evitar ser víctima de los ciberdelincuentes, siendo precavidos, cautos y aplicando hasta el sentido común, para evitar ser víctima de la ciberdelincuencia.


jimenezabogado@gmail.com

domingo 13 de octubre de 2019

Autoprotección ciudadana

domingo 06 de octubre de 2019

¿Quién gobierna en México, y por qué?

lunes 30 de septiembre de 2019

Jalisco: crisis humanitaria

lunes 16 de septiembre de 2019

Re-evolución | Alimentos: recíprocos

domingo 08 de septiembre de 2019

Justicia colapsada

domingo 01 de septiembre de 2019

Delitos contemporáneos

domingo 25 de agosto de 2019

Del descontento femenil en México

domingo 18 de agosto de 2019

Si tomas o mensajeas, pasa el volante

domingo 11 de agosto de 2019

Del sustento a padres

Cargar Más