/ martes 16 de febrero de 2021

Cambio Climático y Pandemia

Óscar Ramírez Castellanos

El gobierno de México ha demostrado que quiere llevar al país en sentido contrario a las estrategias y tendencias mundiales; tanto en el manejo contra el Covid-19 al ser México uno de los países con mayor mortandad por el virus, así como en las políticas públicas y legislación para mitigar el cambio climático en nuestro país apostándole todo a energías retrógradas como la del carbón, dejando a un lado a las energías limpias como la eólica y la solar.

Si no nos aplicamos desde lo individual en nuestra comunidad, colonia, ciudad, estado y país, en menos de 29 años podríamos estar viviendo una catástrofe climática, según leí en un artículo reciente del magnate de la tecnología Bill Gates, quien sostiene que “los efectos del cambio climático serán mucho peores que la pandemia si no conseguimos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050”.

Además de la nueva realidad que todos estamos viviendo desde el año pasado por el virus que llegó para quedarse y que aún falta un largo trecho para salir de esta crisis sanitaria, pongo sobre el tintero otra reflexión ¿que estamos haciendo individualmente para proteger el medio ambiente y contribuir en concreto a disminuir las emisiones de carbono?, algunos diremos que reciclamos, otros que usamos cada vez más la bicicleta para transportarnos, que cuidamos el consumo de agua, y que no usamos bolsas de plástico, que si lo multiplicamos por la totalidad de habitantes seguro contribuiríamos al cuidado de nuestro planeta.

Las grandes corporaciones, industrias, organismos no gubernamentales y gobiernos de países industrializados están trabajando en conjunto para lograr que, en el año 2035, se reduzcan al máximo las emisiones que afectan al medio ambiente, con una meta muy clara, conseguir en 14 años una transición energética, reto que sobre todo está asumiendo la industria automotriz. ¿En México seremos capaces de lograrlo?

Al igual que la pandemia, el cambio climático no solo es un conjunto de palabras o de situaciones lejanas, que no afectan a las familias, ambas realidades están matando al mundo y a la humanidad lentamente y diariamente. Y si a esto le sumamos políticas desde el gobierno que confrontan la realidad, cuando menos pensemos será demasiado tarde para reaccionar.

Como ciudadanos, no debemos permitir que ningún gobernante o gobierno vaya en contrasentido al beneficio de la humanidad, por lo cual en los años electorales siempre es necesario estar al tanto y al pendiente de las plataformas y programas de trabajo de quienes pretenden representarnos o dirigir las riendas de nuestras ciudades y que las propuestas sean medibles, reales, alcanzables en un tiempo razonable. Por lo anterior te invito a tener clara esa información y considerarla previamente a ejercer el voto, para con ello cooperar a que en nuestro país y nuestro planeta se logre frenar y revertir el deterioro ambiental.

Twitter.- @ORmzCastellanos

Facebook.- @ramirezcastellanos.oscar

Instagram.- @oscaramirezcastellanos

Óscar Ramírez Castellanos

El gobierno de México ha demostrado que quiere llevar al país en sentido contrario a las estrategias y tendencias mundiales; tanto en el manejo contra el Covid-19 al ser México uno de los países con mayor mortandad por el virus, así como en las políticas públicas y legislación para mitigar el cambio climático en nuestro país apostándole todo a energías retrógradas como la del carbón, dejando a un lado a las energías limpias como la eólica y la solar.

Si no nos aplicamos desde lo individual en nuestra comunidad, colonia, ciudad, estado y país, en menos de 29 años podríamos estar viviendo una catástrofe climática, según leí en un artículo reciente del magnate de la tecnología Bill Gates, quien sostiene que “los efectos del cambio climático serán mucho peores que la pandemia si no conseguimos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050”.

Además de la nueva realidad que todos estamos viviendo desde el año pasado por el virus que llegó para quedarse y que aún falta un largo trecho para salir de esta crisis sanitaria, pongo sobre el tintero otra reflexión ¿que estamos haciendo individualmente para proteger el medio ambiente y contribuir en concreto a disminuir las emisiones de carbono?, algunos diremos que reciclamos, otros que usamos cada vez más la bicicleta para transportarnos, que cuidamos el consumo de agua, y que no usamos bolsas de plástico, que si lo multiplicamos por la totalidad de habitantes seguro contribuiríamos al cuidado de nuestro planeta.

Las grandes corporaciones, industrias, organismos no gubernamentales y gobiernos de países industrializados están trabajando en conjunto para lograr que, en el año 2035, se reduzcan al máximo las emisiones que afectan al medio ambiente, con una meta muy clara, conseguir en 14 años una transición energética, reto que sobre todo está asumiendo la industria automotriz. ¿En México seremos capaces de lograrlo?

Al igual que la pandemia, el cambio climático no solo es un conjunto de palabras o de situaciones lejanas, que no afectan a las familias, ambas realidades están matando al mundo y a la humanidad lentamente y diariamente. Y si a esto le sumamos políticas desde el gobierno que confrontan la realidad, cuando menos pensemos será demasiado tarde para reaccionar.

Como ciudadanos, no debemos permitir que ningún gobernante o gobierno vaya en contrasentido al beneficio de la humanidad, por lo cual en los años electorales siempre es necesario estar al tanto y al pendiente de las plataformas y programas de trabajo de quienes pretenden representarnos o dirigir las riendas de nuestras ciudades y que las propuestas sean medibles, reales, alcanzables en un tiempo razonable. Por lo anterior te invito a tener clara esa información y considerarla previamente a ejercer el voto, para con ello cooperar a que en nuestro país y nuestro planeta se logre frenar y revertir el deterioro ambiental.

Twitter.- @ORmzCastellanos

Facebook.- @ramirezcastellanos.oscar

Instagram.- @oscaramirezcastellanos