Luis Sánchez

  / sábado 16 de noviembre de 2019

Apuntes para el reclutamiento de la 4T

“Avorazados, insaciables, como ejército invasor en pos de conquista, Andrés Manuel López Obrador y su partido van por todo. Por los órganos reguladores en los cuales han colocado a ineptos e incondicionales” - Denise Dresser.


La tarea para todo demócrata -al margen de filias, fobias e ideologías- es denunciar y frenar lo que está ocurriendo, tal como lo escribe Dresser. Medida tras medida, iniciativa tras iniciativa, se revela un patrón que es alarmante: López Obrador está promoviendo la des-democratización en nombre de la transformación. Hoy empresarios y universidades cuentan, a manera de mofa e indignación, que si AMLO y su 4T -en la ceguera de ver al país como una empresa- no respetan la división de poderes y el desarrollo de organismos autónomos, al menos que se considere el adecuado reclutamiento.

El Reclutamiento según Idalberto Chiavenato, brasileño reconocido en el área de administración de empresas y recursos humanos, es el conjunto de técnicas y procedimientos para atraer a aquellas personas potencialmente capaces y calificadas para un puesto en una organización. Chiavenato nos recomienda: 1) Investigar cuáles son las necesidades al interior del país; 2) Investigar en el contexto externo cómo encontraremos nuestros mejores perfiles; y 3) Establecer las estrategias de reclutamiento que utilizaremos.

En primer lugar, la investigación interna se ejecuta para conocer qué necesidades tiene nuestra nación y qué perfiles requiere en el corto, mediano y largo plazo. Esto nos permitirá planificar necesidades y tener clara nuestra visión para alcanzar los objetivos de una forma tangible. En este proceso incluimos todas las áreas, niveles y necesidades de la nación. En segundo punto está la investigación externa. En esta parte del proceso de reclutamiento podemos examinar al futuro personal, podemos segmentar nuestro mercado y responder a los intereses de México. Cuando segmentamos nuestro mercado, buscamos identificar a aquellos perfiles que darán respuesta a una necesidad, expectativa o aspiraciones. En tercer lugar están las técnicas del reclutamiento.

Son 5 estrategias por las cuales se puede establecer el proceso de reclutamiento: 1) Entrevista. Es una herramienta útil, que a pesar de ser subjetiva es la más usada, requiere su realización con habilidad y tacto, y permite evaluar el comportamiento del candidato. 2) Pruebas de conocimientos o habilidades. Esta herramienta nos permite identificar qué sabe una persona en forma técnica o profesional como parte de una función o trabajo. Existen diversas técnicas como: orales; escritas; desarrollo de casos, trabajos o tareas; generales; específicas; tradicionales, objetivas y mixtas. 3) Test psicológicos. Son pruebas para valorar un desarrollo mental, actitudinal, de habilidades y conocimientos. Permite conocer el desempeño por medio de operaciones mentales, manuales o de elecciones; es una herramienta estandarizada que permite compararla con modelos estadísticos, entre ellas se encuentra el diagnóstico de personalidad. 4) Exámenes de personalidad. Sirven para analizar rasgos personales como carácter y temperamento. Pueden ser generales o psicodiagnósticos, ya que describen aspectos comunes como: los expresivos, el psicodiagnóstico miocinético (PMK), los tests proyectivos de la personalidad, como el psicodiagnóstico de Rorschach, el test de percepción temática, el test de árbol de Koch, el test de la figura humana de Machover y el test de Szondi, etcétera. 5) Técnicas de simulación. Buscan un análisis del candidato en relación con otras personas, reconstruyendo escenarios, desarrollando dinámicas grupales y analizando diversos vínculos habituales o nuevos. Así mismo, permiten analizar y diagnosticar su conducta.

Sigamos llamando a la indignación, a la resistencia y a la denuncia, no podemos dejar que el presidente logre el objetivo de rehacer el andamiaje institucional para ponerlo a su disposición. Lo que necesitamos es crear condiciones y oportunidades de transformarnos en personas plurales, participativas, que construimos entornos en vías de paz, desarrollo y compromiso con el medio ambiente. Si la 4T, a pesar de su errónea visión corporativa, logra poner a personas correctas, habrá esperanza que se retome el rumbo.

* Coordinador de Análisis y Comunicación del PAN Jalisco

“Avorazados, insaciables, como ejército invasor en pos de conquista, Andrés Manuel López Obrador y su partido van por todo. Por los órganos reguladores en los cuales han colocado a ineptos e incondicionales” - Denise Dresser.


La tarea para todo demócrata -al margen de filias, fobias e ideologías- es denunciar y frenar lo que está ocurriendo, tal como lo escribe Dresser. Medida tras medida, iniciativa tras iniciativa, se revela un patrón que es alarmante: López Obrador está promoviendo la des-democratización en nombre de la transformación. Hoy empresarios y universidades cuentan, a manera de mofa e indignación, que si AMLO y su 4T -en la ceguera de ver al país como una empresa- no respetan la división de poderes y el desarrollo de organismos autónomos, al menos que se considere el adecuado reclutamiento.

El Reclutamiento según Idalberto Chiavenato, brasileño reconocido en el área de administración de empresas y recursos humanos, es el conjunto de técnicas y procedimientos para atraer a aquellas personas potencialmente capaces y calificadas para un puesto en una organización. Chiavenato nos recomienda: 1) Investigar cuáles son las necesidades al interior del país; 2) Investigar en el contexto externo cómo encontraremos nuestros mejores perfiles; y 3) Establecer las estrategias de reclutamiento que utilizaremos.

En primer lugar, la investigación interna se ejecuta para conocer qué necesidades tiene nuestra nación y qué perfiles requiere en el corto, mediano y largo plazo. Esto nos permitirá planificar necesidades y tener clara nuestra visión para alcanzar los objetivos de una forma tangible. En este proceso incluimos todas las áreas, niveles y necesidades de la nación. En segundo punto está la investigación externa. En esta parte del proceso de reclutamiento podemos examinar al futuro personal, podemos segmentar nuestro mercado y responder a los intereses de México. Cuando segmentamos nuestro mercado, buscamos identificar a aquellos perfiles que darán respuesta a una necesidad, expectativa o aspiraciones. En tercer lugar están las técnicas del reclutamiento.

Son 5 estrategias por las cuales se puede establecer el proceso de reclutamiento: 1) Entrevista. Es una herramienta útil, que a pesar de ser subjetiva es la más usada, requiere su realización con habilidad y tacto, y permite evaluar el comportamiento del candidato. 2) Pruebas de conocimientos o habilidades. Esta herramienta nos permite identificar qué sabe una persona en forma técnica o profesional como parte de una función o trabajo. Existen diversas técnicas como: orales; escritas; desarrollo de casos, trabajos o tareas; generales; específicas; tradicionales, objetivas y mixtas. 3) Test psicológicos. Son pruebas para valorar un desarrollo mental, actitudinal, de habilidades y conocimientos. Permite conocer el desempeño por medio de operaciones mentales, manuales o de elecciones; es una herramienta estandarizada que permite compararla con modelos estadísticos, entre ellas se encuentra el diagnóstico de personalidad. 4) Exámenes de personalidad. Sirven para analizar rasgos personales como carácter y temperamento. Pueden ser generales o psicodiagnósticos, ya que describen aspectos comunes como: los expresivos, el psicodiagnóstico miocinético (PMK), los tests proyectivos de la personalidad, como el psicodiagnóstico de Rorschach, el test de percepción temática, el test de árbol de Koch, el test de la figura humana de Machover y el test de Szondi, etcétera. 5) Técnicas de simulación. Buscan un análisis del candidato en relación con otras personas, reconstruyendo escenarios, desarrollando dinámicas grupales y analizando diversos vínculos habituales o nuevos. Así mismo, permiten analizar y diagnosticar su conducta.

Sigamos llamando a la indignación, a la resistencia y a la denuncia, no podemos dejar que el presidente logre el objetivo de rehacer el andamiaje institucional para ponerlo a su disposición. Lo que necesitamos es crear condiciones y oportunidades de transformarnos en personas plurales, participativas, que construimos entornos en vías de paz, desarrollo y compromiso con el medio ambiente. Si la 4T, a pesar de su errónea visión corporativa, logra poner a personas correctas, habrá esperanza que se retome el rumbo.

* Coordinador de Análisis y Comunicación del PAN Jalisco

sábado 16 de noviembre de 2019

Apuntes para el reclutamiento de la 4T

sábado 09 de noviembre de 2019

El periodismo que necesitamos

sábado 28 de septiembre de 2019

Apuntes de verdad, paz y ética para gobernar

sábado 14 de septiembre de 2019

119 gritos de paz, dignidad y transparencia

sábado 31 de agosto de 2019

Esperándolos con amor

Cargar Más