/ viernes 11 de septiembre de 2020

Alianza Federalista

Óscar Ramírez Castellanos

En los hechos la conferencia nacional de gobernadores mejor conocida como la Conago, se tambalea, por no decir que tiene sus días contados. Toda vez que el pasado 7 de septiembre en la reunión de los diez gobernadores que integran la llamada “Alianza Federalista” decidieron salir y dejar de participar en esa instancia que fue constituida un 13 de julio de 2002 y que aparentemente dejo de cumplir su función.

Cabe hacer mención, que las principales funciones de la Conago son la discusión e interlocución entre los gobernadores de las entidades federativas y el gobierno federal, para lograr acuerdos en beneficio de sus estados. Sin embargo, todo indica que lo que provoco la salida de dicha conferencia de los gobernadores fue precisamente la falta de diálogo con AMLO y su gabinete, además de la divergencia en temas como la emergencia sanitaria del Covid-19, la crisis económica del país y el pacto fiscal.

La separación de diez estados de este espacio de deliberación y comunicación entre estados y federación, trae consigo varias interrogantes. Una de ellas es que si los gobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas; ¿lograrán construir un nuevo espacio de dialogo y contrapeso, en el cual sean realmente tomados en cuenta por el presidente? Otra incógnita ¿Se sumarán más gobernadores de oposición a la construcción de esa nueva instancia? Las respuestas a estas preguntas estarán en el aire durante los próximos días y semanas.

Por otro lado, quedan claros los planteamientos hechos en Chihuahua por los gobernadores que integran la llamada “Alianza Federalista”, que asumen la gran responsabilidad en la historia de nuestro país, al unir sus voces que dejaron de ser escuchadas por el gobierno federal en una nueva plataforma de diálogo, que fomente el federalismo y el fortalecimiento de los estados para beneficio de la población.

La tarea adquirida de construir un nuevo foro no será sencilla, sin embargo, ya dieron el primer paso, ahora deberán encontrar los mecanismos para materializar con hechos sus propuestas. Por otro lado, se deja la tarea al presidente y su gabinete de escuchar y respetar el federalismo de nuestro país.

¡A la vuelta de la página, siempre se deseará leer que México sea una República, Federal, Democrática y Representativa!

Twitter. @ORmzCastellanos

Facebook. @ramirezcastellanos.oscar

Instagram. @oscaramirezcastellanos

Óscar Ramírez Castellanos

En los hechos la conferencia nacional de gobernadores mejor conocida como la Conago, se tambalea, por no decir que tiene sus días contados. Toda vez que el pasado 7 de septiembre en la reunión de los diez gobernadores que integran la llamada “Alianza Federalista” decidieron salir y dejar de participar en esa instancia que fue constituida un 13 de julio de 2002 y que aparentemente dejo de cumplir su función.

Cabe hacer mención, que las principales funciones de la Conago son la discusión e interlocución entre los gobernadores de las entidades federativas y el gobierno federal, para lograr acuerdos en beneficio de sus estados. Sin embargo, todo indica que lo que provoco la salida de dicha conferencia de los gobernadores fue precisamente la falta de diálogo con AMLO y su gabinete, además de la divergencia en temas como la emergencia sanitaria del Covid-19, la crisis económica del país y el pacto fiscal.

La separación de diez estados de este espacio de deliberación y comunicación entre estados y federación, trae consigo varias interrogantes. Una de ellas es que si los gobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas; ¿lograrán construir un nuevo espacio de dialogo y contrapeso, en el cual sean realmente tomados en cuenta por el presidente? Otra incógnita ¿Se sumarán más gobernadores de oposición a la construcción de esa nueva instancia? Las respuestas a estas preguntas estarán en el aire durante los próximos días y semanas.

Por otro lado, quedan claros los planteamientos hechos en Chihuahua por los gobernadores que integran la llamada “Alianza Federalista”, que asumen la gran responsabilidad en la historia de nuestro país, al unir sus voces que dejaron de ser escuchadas por el gobierno federal en una nueva plataforma de diálogo, que fomente el federalismo y el fortalecimiento de los estados para beneficio de la población.

La tarea adquirida de construir un nuevo foro no será sencilla, sin embargo, ya dieron el primer paso, ahora deberán encontrar los mecanismos para materializar con hechos sus propuestas. Por otro lado, se deja la tarea al presidente y su gabinete de escuchar y respetar el federalismo de nuestro país.

¡A la vuelta de la página, siempre se deseará leer que México sea una República, Federal, Democrática y Representativa!

Twitter. @ORmzCastellanos

Facebook. @ramirezcastellanos.oscar

Instagram. @oscaramirezcastellanos

ÚLTIMASCOLUMNAS