/ jueves 26 de marzo de 2020

Alfaro el ex populista

Enrique Alfaro tenía los ojos puestos en la gubernatura de Jalisco desde que estaba en el PRD como diputado local y proponía reducción al presupuesto de los partidos políticos y la revocación de mandato, ideas progresistas debido a su temprana edad, recordemos que cuando somos jóvenes somos más idealistas, lamentablemente eso se va perdiendo con los años y con las realidades que se te ponen enfrente, el Alfaro populista que regaló mochilas y útiles escolares en Tlajomulco es el mismo Alfaro que le dijo populista a AMLO.


Alfaro me enseñó que puedes ser populista a pequeña escala, cuando eres gobernador no puedes regalar mochilas y útiles a todos en Jalisco, quién sabe porqué, seguro Alfaro tenía ganas de ser excelente funcionario ante los ojos de la gente, ahora, yo creo que tiene ganas de ser excelente funcionario ante los ojos de los verdaderos dueños de Jalisco que son los empresarios y unas cuantas familias tapatías que al final, serán los que lo ayuden a aspirar a cosas más grandes.

Su forma independiente y solitaria de enfrentar el coronavirus es de llamar la atención (ningún otro estado de la república tomó estas medidas) pasando por su arco del triunfo las recomendaciones federales, Alfaro se puso solito la capa de héroe y sube más vídeos a internet que youtuber hiperactivo, no le molestan las cámaras, ojalá hiciera conferencias diarias con preguntas libres de la prensa pero eso jamás pasará, la idea de que él manda y no está para responderle a cualquiera lo aleja de la gente y no abona en nada esa actitud retadora que aparenta en cada uno de sus vídeos, parece más enojado que tranquilo, hace unos días subió otro vídeo ahora criticando a los medios impresos que incomodan al gobernador con sus críticas y exageraciones, si son mentiras que los demande, defenderse de la prensa es mala señal, será que no les dio "dádivas" para que hablen bien de él.

Aún no se sabe si las medidas de Alfaro el epidemiólogo resultaran en algo positivo, en las próximas semanas nos enteraremos si el encierro de 5 días sirvió para apaciguar al virus y su contagio que es letal en personas ancianas o enfermas, en ningún país se ordenó encierro de 5 días, esa idea es Jalisciense y creo que propia de Alfaro y su equipo, seguro a sido asesorado por personas que si estudiaron y se prepararon para estas emergencias pero recordemos que hay gobernadores acaparadores de decisiones, sus ganas de tener todo bajo su propia supervisión los hace desconfiar hasta de su sombra, al parecer el estado lo apoya ya que le aprobaron un crédito gigantesco para la emergencia, veamos como reparte ese dinero que al final, los tapatíos terminaremos pagando, ningún otro estado se endeudó pues el gobierno federal anunció que mandara a cada entidad una ayuda, pues en Jalisco ya hay 2 ayudas muy grandes de dinero, veamos que se hace con ese dinero y con todo lo demás.

Cada día que pasa veo a un Alfaro enojado, incómodo y confrontativo, una vez a la semana procura escapar de la ciudad para inaugurar algún puente, alguna obra o algún hospital en algún municipio olvidado de Jalisco, hacer vídeo, tomar fotos y regresar para repartir en los medios sus avances mejorando el estado lo que de cajón tiene que hacer, últimamente menciona que ese dinero que le prestaron es para ayudar a los más necesitados que serán los más afectados por la crisis sanitaria que se viene.

Si Alfaro no quería presión. pues ahora tiene más, sus métodos independientes llamaron la atención nacional y si no da los resultados que él espera es muy probable que su popularidad baje mucho, quedará como otro gobernador que deja más preguntas que respuestas, quedará recordado como el político que empezó populista y que al ganar elecciones importantes como la de Jalisco desechó la técnica populista que lo llevó hasta ahí, para después sentarse en la oficina más importante del occidente del país y hacer lo que se le de la gana, ya usó y superó el populismo, al populismo que da esperanza ya le exprimió hasta la última gota, ahora él es el popular y nadie manda más que él, pero que no les extrañe, en Jalisco siempre manda el gobernador, es como el rey.


Enrique Alfaro tenía los ojos puestos en la gubernatura de Jalisco desde que estaba en el PRD como diputado local y proponía reducción al presupuesto de los partidos políticos y la revocación de mandato, ideas progresistas debido a su temprana edad, recordemos que cuando somos jóvenes somos más idealistas, lamentablemente eso se va perdiendo con los años y con las realidades que se te ponen enfrente, el Alfaro populista que regaló mochilas y útiles escolares en Tlajomulco es el mismo Alfaro que le dijo populista a AMLO.


Alfaro me enseñó que puedes ser populista a pequeña escala, cuando eres gobernador no puedes regalar mochilas y útiles a todos en Jalisco, quién sabe porqué, seguro Alfaro tenía ganas de ser excelente funcionario ante los ojos de la gente, ahora, yo creo que tiene ganas de ser excelente funcionario ante los ojos de los verdaderos dueños de Jalisco que son los empresarios y unas cuantas familias tapatías que al final, serán los que lo ayuden a aspirar a cosas más grandes.

Su forma independiente y solitaria de enfrentar el coronavirus es de llamar la atención (ningún otro estado de la república tomó estas medidas) pasando por su arco del triunfo las recomendaciones federales, Alfaro se puso solito la capa de héroe y sube más vídeos a internet que youtuber hiperactivo, no le molestan las cámaras, ojalá hiciera conferencias diarias con preguntas libres de la prensa pero eso jamás pasará, la idea de que él manda y no está para responderle a cualquiera lo aleja de la gente y no abona en nada esa actitud retadora que aparenta en cada uno de sus vídeos, parece más enojado que tranquilo, hace unos días subió otro vídeo ahora criticando a los medios impresos que incomodan al gobernador con sus críticas y exageraciones, si son mentiras que los demande, defenderse de la prensa es mala señal, será que no les dio "dádivas" para que hablen bien de él.

Aún no se sabe si las medidas de Alfaro el epidemiólogo resultaran en algo positivo, en las próximas semanas nos enteraremos si el encierro de 5 días sirvió para apaciguar al virus y su contagio que es letal en personas ancianas o enfermas, en ningún país se ordenó encierro de 5 días, esa idea es Jalisciense y creo que propia de Alfaro y su equipo, seguro a sido asesorado por personas que si estudiaron y se prepararon para estas emergencias pero recordemos que hay gobernadores acaparadores de decisiones, sus ganas de tener todo bajo su propia supervisión los hace desconfiar hasta de su sombra, al parecer el estado lo apoya ya que le aprobaron un crédito gigantesco para la emergencia, veamos como reparte ese dinero que al final, los tapatíos terminaremos pagando, ningún otro estado se endeudó pues el gobierno federal anunció que mandara a cada entidad una ayuda, pues en Jalisco ya hay 2 ayudas muy grandes de dinero, veamos que se hace con ese dinero y con todo lo demás.

Cada día que pasa veo a un Alfaro enojado, incómodo y confrontativo, una vez a la semana procura escapar de la ciudad para inaugurar algún puente, alguna obra o algún hospital en algún municipio olvidado de Jalisco, hacer vídeo, tomar fotos y regresar para repartir en los medios sus avances mejorando el estado lo que de cajón tiene que hacer, últimamente menciona que ese dinero que le prestaron es para ayudar a los más necesitados que serán los más afectados por la crisis sanitaria que se viene.

Si Alfaro no quería presión. pues ahora tiene más, sus métodos independientes llamaron la atención nacional y si no da los resultados que él espera es muy probable que su popularidad baje mucho, quedará como otro gobernador que deja más preguntas que respuestas, quedará recordado como el político que empezó populista y que al ganar elecciones importantes como la de Jalisco desechó la técnica populista que lo llevó hasta ahí, para después sentarse en la oficina más importante del occidente del país y hacer lo que se le de la gana, ya usó y superó el populismo, al populismo que da esperanza ya le exprimió hasta la última gota, ahora él es el popular y nadie manda más que él, pero que no les extrañe, en Jalisco siempre manda el gobernador, es como el rey.