/ martes 25 de agosto de 2020

¡A las niñas y niños no se les toca y no se les mata!


Óscar Javier Ramírez Castellanos


Foto: Cortesía | Oscar Javier Ramírez Castellanos


Durante las últimas semanas nos hemos visto sorprendidos e indignados por lamentables sucesos que lastiman gravemente a nuestra sociedad, los cuales han sido nota de los medios de comunicación y redes sociales. Estos hechos son actos que llaman nuestra atención por haber sido cometidos contra víctimas inocentes: niños.

Lamentablemente la violencia de cualquier tipo en contra de menores de edad está presente todos los días y en todo nuestro país. Sin embargo, no es hasta que vemos algunas de estas noticias, para darnos cuenta del abuso que sufren.

Como ejemplo, cuatro actos criminales de fechas recientes llaman nuestra atención: uno cometido contra una niña de 10 años a quien se le encontró sin ropa en un auto con un adulto; otro contra un niño aparentemente de la misma edad quien fue brutalmente atacado por otro adulto en una casa hogar de la zona metropolitana de Guadalajara, un tercer caso; la muerte de un bebé de un mes de nacido con fracturas de semanas sin atender y por último la muerte de Elsy Michell de 12 años en el municipio de Tala, con signos de violencia. Omito describir mayor detalle ya que el desenlace de cada acto de violencia revive el dolor e indignación de las pequeñas víctimas, de sus familiares y de nuestra sociedad.

En los cuatro eventos, la violencia es evidente. Esto es reflejo de una realidad silenciosa que día a día sufren nuestros niños y niñas, muchas veces por parte de sus familiares o de “personas” por no decir bestias, que física y emocionalmente abusan, someten y amenazan la dignidad de quienes no son escuchados porque su voz no se oye, por el simple hecho de ser menores de edad.

Por lo anterior todos debemos ser la voz que los proteja, a través de asociaciones existentes para tal fin, el fomento de políticas públicas desde el gobierno y como sociedad solidarizarnos denunciando la violencia en contra de cualquier menor para evitar a toda costa que se repitan las situaciones que vivieron los 4 menores que hoy todos conocemos, luchando juntos para que se garantice que los agresores serán castigados con todo el peso de la ley por las instituciones encargadas de la procuración e impartición de justicia.

Como sociedad toca ser vigilantes de las autoridades que atienden estas agresiones y también confiar en que hay muchos funcionarios correctos y honestos que serán parte de esa voz que garantizará la impartición de justicia y no dejarán en la impunidad estos actos que denigran a la sociedad y lastiman para siempre a nuestras niñas y niños.

Desde hoy hagamos de su dolor nuestro dolor, levantemos la voz fuerte y claro por ellas y ellos, grabémonos todos en la mente que a las niñas y a los niños no se les toca, no se les viola, no se les golpea y no se les mata.

Twitter.- @ORmzCastellanos

Facebook.- @ramirezcastellanos.oscar

Instagram.- @oscaramirezcastellanos


Óscar Javier Ramírez Castellanos


Foto: Cortesía | Oscar Javier Ramírez Castellanos


Durante las últimas semanas nos hemos visto sorprendidos e indignados por lamentables sucesos que lastiman gravemente a nuestra sociedad, los cuales han sido nota de los medios de comunicación y redes sociales. Estos hechos son actos que llaman nuestra atención por haber sido cometidos contra víctimas inocentes: niños.

Lamentablemente la violencia de cualquier tipo en contra de menores de edad está presente todos los días y en todo nuestro país. Sin embargo, no es hasta que vemos algunas de estas noticias, para darnos cuenta del abuso que sufren.

Como ejemplo, cuatro actos criminales de fechas recientes llaman nuestra atención: uno cometido contra una niña de 10 años a quien se le encontró sin ropa en un auto con un adulto; otro contra un niño aparentemente de la misma edad quien fue brutalmente atacado por otro adulto en una casa hogar de la zona metropolitana de Guadalajara, un tercer caso; la muerte de un bebé de un mes de nacido con fracturas de semanas sin atender y por último la muerte de Elsy Michell de 12 años en el municipio de Tala, con signos de violencia. Omito describir mayor detalle ya que el desenlace de cada acto de violencia revive el dolor e indignación de las pequeñas víctimas, de sus familiares y de nuestra sociedad.

En los cuatro eventos, la violencia es evidente. Esto es reflejo de una realidad silenciosa que día a día sufren nuestros niños y niñas, muchas veces por parte de sus familiares o de “personas” por no decir bestias, que física y emocionalmente abusan, someten y amenazan la dignidad de quienes no son escuchados porque su voz no se oye, por el simple hecho de ser menores de edad.

Por lo anterior todos debemos ser la voz que los proteja, a través de asociaciones existentes para tal fin, el fomento de políticas públicas desde el gobierno y como sociedad solidarizarnos denunciando la violencia en contra de cualquier menor para evitar a toda costa que se repitan las situaciones que vivieron los 4 menores que hoy todos conocemos, luchando juntos para que se garantice que los agresores serán castigados con todo el peso de la ley por las instituciones encargadas de la procuración e impartición de justicia.

Como sociedad toca ser vigilantes de las autoridades que atienden estas agresiones y también confiar en que hay muchos funcionarios correctos y honestos que serán parte de esa voz que garantizará la impartición de justicia y no dejarán en la impunidad estos actos que denigran a la sociedad y lastiman para siempre a nuestras niñas y niños.

Desde hoy hagamos de su dolor nuestro dolor, levantemos la voz fuerte y claro por ellas y ellos, grabémonos todos en la mente que a las niñas y a los niños no se les toca, no se les viola, no se les golpea y no se les mata.

Twitter.- @ORmzCastellanos

Facebook.- @ramirezcastellanos.oscar

Instagram.- @oscaramirezcastellanos